En el debut, UEPC condicionó presencialidad en las aulas

El gremio docente cuestionó al gobierno de la Provincia por “no estar a la altura de los acontecimientos” la mañana en la que se incorporaron más de 800 mil chicos al sistema de educación público y privado.

Reitero mi alegría de que comiencen las clases presenciales en Córdoba. Nuestra decisión es que haya clases presenciales todo el año. Y precisamos que para que eso se concrete, todos nos comportemos y cuidemos el funcionamiento de la escuela en esta nueva normalidad que impuso la pandemia”, así abrió el ciclo lectivo 2021 el gobernador Juan Schiaretti, en el edificio del nuevo IPEM 305 “Agr. Jorge Blacque Belair” de la localidad de Costa Sacate.

La determinación del mandatario provincial es una respuesta directa al fuerte descontento social que generó un año completo de escuelas cerradas. La sintonía política al respecto y la misma presión de padres y madres encerraron las posibilidades de los gremios docentes de sostener la virtualidad, pese a que aún no comenzó la vacunación del sector educativo.

Los protocolos sanitarios son las únicas herramientas de prevención que tienen por ahora los educadores para prevenir el contagio del Covid 19 en sus clases. Es por eso que la UEPC difundió un duro comunicado en el que condicionó el sostenimiento de la presencialidad.

Desde que se conoció la decisión de las autoridades educativas de convocar a las y los docentes y estudiantes a retomar la actividad áulica presencial, desde UEPC sostuvimos, por un lado, que la escuela es el mejor lugar para promover los aprendizajes de nuestros estudiantes, y, por otro lado, que el Estado es el responsable principal e indelegable de garantizar las condiciones de cuidado necesarias para retomar este tipo de actividades”, plantean en un comunicado.

El gremio comandado por Juan Monserrat establece que el Ministerio de Educación de la Provincia emitió el “Protocolo y recomendaciones integrales para el cuidado de la salud ante la reapertura de centros educativos”, pero -disparan- “es obvio para las y los docentes y, especialmente, para la opinión pública que el Gobierno Provincial no ha estado a la altura de los acontecimientos”.

Y concluyen: “Mientras se hacen declaraciones pomposas para la prensa, las carencias son muy marcadas y la única respuesta ante las mismas, es que los equipos directivos y la docencia sean el único real sostén del sistema educativo”.

El punteo de falencias incluye la falta de elementos de limpieza y cuidado sanitario; falta personal de limpieza para desarrollar las actividades previstas por el protocolo sanitario. Además, denuncian “ciento de escuelas con problemas edilicios graves ya no solo para cumplir con los nuevos protocolos sino para el sostenimiento diario de mínimos estándares de limpieza y convivencia de cientos de estudiantes y docentes Por otra parte, exigen la cobertura de los cargos vacantes y conocer con carácter de “urgencia” la planificación de la campaña de vacunación docente.

Escuelas municipales

Producto de la pandemia, la educación y la salud -áreas blandas de la gestión política- reclaman una centralidad nunca vista. Es por esto que los gobiernos locales pondrán especial atención a contener conflictos con los sindicatos docentes y garantizar la bimodalidad más allá de las imposiciones de la crisis sanitaria mundial.

El intendente Martín Llaryora anunció una fuerte inversión en estructura escolar. Reiteró la decisión de construir 45 aulas hasta 2023, cinco de las cuales ya están en marcha. En la misma línea, anticipó una inversión que supera los $3.500.000 mensuales para dotar de conectividad eficiente para trabajar en contenidos pedagógicos digitales.

Estoy muy agradecido del trabajo de nuestros docentes y de toda la comunidad educativa para que nuestras niñas y niños regresen hoy a las aulas, asumiendo un gran desafío, cumpliendo con los protocolos sanitarios, con la mirada puesta en los alumnos porque ellos merecen volver a estudiar con presencialidad en las aulas”, dijo el Intendente.

Llaryora destacó la puesta en marcha del Programa de Innovación en la Enseñanza y el Aprendizaje (Piensa) en las primeras seis escuelas de la ciudad, que consiste en el dictado de contenidos de programación y robótica, además de sumar horas de inglés, comunicación, arte, tecnología y ciencias, para lo cual el Municipio realizó múltiples inversiones en materia tecnológica.

De todas maneras, según el relevamiento del Suoem, cinco escuelas no pudieron iniciar con el dictado de clases presencial por problemas edilicios.