Tapia y un elogio a Artime para atacar a Pérez

El presidente de AFA le dio la bienvenida al “Luifa” en el sorteo de AFA alabando a Belgrano como club social y criticando al ex presidente Armando Pérez, por su modelo de “gerenciamiento encubierto”. Resabios de sus antinomias en el Comité Normalizador.

Por Federico Jelic

artime tapia¿Cómo fueron las relaciones de Belgrano con la Asociación del Fútbol Argentino en los últimos años? ¿Hubo complot? ¿Existió una conspiración explícita hacia el “Pirata” para provocarle el descenso, a modo de pase de facturas al ex presidente Armando Pérez, por su paso al frente de la Comisión Normalizadora de AFA? Sospechas que siguen en el ambiente y para muchos, resabios de algunas antinomias no resultas del todo.

Igualmente, luego del triunfo electoral de Luis Fabián Artime por Alberdi soplan otros vientos y el chasis político sabe acomodarse hacia donde está el poder. Y por eso durante el sorteo del fixture de la Primera Nacional en Ezeiza, el presidente del ente rector del fútbol argentino Claudio Tapia, hizo un guiño para su conducción con el valor agregado de una crítica  a modo de tiro por elevación contra Pérez. Como dejando en claro que quedaron algunas rencillas sin resolver con el ex gerenciador del club “Pirata” y precisamente haciendo foco en esa naturaleza jurídica, la que utilizó para apretar el gatillo a pura diatriba contra él.

De todas maneras, eso no quita que el propio ex delantero haya hecho bien los deberes diplomáticos con el “Chiqui” y de esa manera posicionar de otra forma a Belgrano en los ojos de AFA. No obstante llama la atención que aunque sea de manera elíptica, Tapia sigue disparando dardos contra Pérez, quien cayó en la compulsa electoral el pasado 7 de febrero frente a Artime, y que dejó el sillón principal de AFA allá en 2017.

Sobre gerenciamientos encubiertos y clubes sociales

En su discurso de lanzamiento del sorteo, Tapia fue elocuente. En la AFA de hoy hablar de Sociedades Anónimas es mala palabra. Pronunciarse a favor de las SADS es pecado y alabar los modelos de gestión de clubes sociales es encantador para los oídos de la feligresía. Eso significa hoy ser políticamente correcto entre los clubes.

Y en medio de ese acto apareció la figura de Artime como partícipe necesaria para que el propio “Chiqui” desarrollara sus críticas, fue pie para para avanzar prodigando sus conceptos sobre esa temática, que a la vez tenían como destinatario principal a Armando Pérez. Sin disimulo.

“Quiero darle la bienvenida a todos los nuevos presidentes, por ahí andaba el “Luifa” Artime, es importante que los dirigentes pongan al  servicio de todos los socios e hinchas las instituciones, demostrar realmente la grandeza que tiene cada uno. Cuando uno ve que se recupera un club para ponerlo al servicio de los socios, nos pone muy contentos a todos en AFA”, arrancó elogiando el titular del despacho principal del fútbol nacional, pero se guardaba la mejor parte para las imprecaciones.

“Nosotros sabemos lo que pasamos, sabemos también de la esencia que era, esos tipos de gerenciamientos encubiertos, nos quisieron hacer confundir con las Sociedades Anónimas y nosotros no somos de ese palo. Nosotros somos de los clubes que son Asociaciones Civiles sin fines de Lucro”, se diferenció Tapia, ya buscando captar adeptos y opositores a las gestiones privadas en las entidades deportivas.

“Estamos de lado de los que demuestran la solidaridad como la que han demostrado ustedes a lo largo de toda la pandemia, dando una mano,  asistiendo no solo a las familiares del futbolista sino a todos los vecinos y a todos los que los necesitaban como ocurrió a lo largo de la pandemia. Y en eso han demostrado la grandeza de cada uno de ustedes”, continuó su alocución populista, cerrando al final con un pedido general de unidad: “Sigamos haciendo el esfuerzo necesario para que el fútbol argentino sea lo que todos soñamos y a eso solo lo podemos lograr con el apoyo de todos”, completó el “Chiqui” su expresión política.

Y en este nuevo tablero, en este escenario, el “Luifa” baila en una pata. Convenció a los socios a pura campaña de la ruptura definitiva de los modelos personalistas en la toma de decisiones y de esa forma eliminó las aspiraciones proselitistas de retorno del propio Pérez, otrora intocable en la conducción de Belgrano.

La comisión directiva saliente, la que tuvo a Jorge Franceschi al frente del club por cuatro años, dejó su mandato con un debate ideológico y moral contra Barracas Central, precisamente el equipo de los Tapia. Luego de aquel polémico arbitraje, insultos entre jugadores y dirigentes locales, peleas con los encargados de seguridad del club (todos barras) y roturas en el vestuario, Artime lució casi impávido, sin polemizar, al punto que aceptó la sentencia del Tribunal de Disciplina de AFA que obliga a Belgrano a indemnizar a Barracas Central con 110 mil pesos por dichos desmanes edilicios. ¿Habrá algún acuerdo?

Incluso antes de haber sido ungido por los socios al comando del club, ya Artime había mantenido reuniones con el “Chiqui”. La última fue en el Hotel Neper, en la víspera de al final dela Copa Sudamericana en el estadio Mario Kempes, que consagraría a Defensa y Justicia ante Lanús con el título continental. Lo que se dice, un fiel escudero político, precisamente una de las aristas que podían haberse considerado debilidades en tiempos de campaña. El elogio de Tapia es sin duda recompensa a un comportamiento, que a colación llegó con un cuestionamiento al aire que impactó de lleno en Armando Pérez.