Demasiado tarde

Hace cincuenta años, salía a la venta el álbum “Tapestry”, al que el tiempo convirtió en un hito dentro de la extensa trayectoria de la cantautora Carole King. De allí se extrajo un single que se transformó en un hit y que contaba con una letra aportada por la poeta Toni Stern: “It’s Too Late”.

Por J.C. Maraddón

Hacia finales de los años sesenta, California ya se había establecido como la meca de la contracultura, y los jóvenes de Estados Unidos solían peregrinar hacia la costa oeste en busca de esa tierra prometida donde podrían gozar de una mayor cuota de libertad que en sus pueblos y ciudades natales. Así como San Francisco representaba el vértice del movimiento hippie, Los Angeles era una metrópolis donde convivían la efervescencia rockera con la opulencia de las estrellas cinematográficas y el derrotero de los artistas que se dedicaban a experimentar nuevas técnicas de creación y formatos inauditos para la presentación de sus obras.

Entre estos últimos, daba sus primeros pasos literarios la joven poeta Toni Stern, quien pugnaba por dotar de musicalidad a sus versos, a la vez que los imprimía en libros que no sólo tenían valor por su contenido, sino que además le otorgaban una importancia trascendental a la forma. En su roce con la bohemia cultural de aquellos años, Stern se vinculó con el mundillo de la industria discográfica y mantuvo un romance con el cantautor James Taylor. Además, trabó amistad con el productor de TV Bert Schneider, a quien le entregó sus poemas para que los leyera y le diera su opinión.

Corría el año 1971 y a Schneider se le ocurrió mostrarle la poesía de Toni Stern a Carole King, una legendaria compositora de canciones que se aprestaba a grabar su segundo disco como solista. El productor había sido responsable de “The Monkees”, una serie protagonizada por un grupo musical de ficción que luego, debido al éxito de la tira, debió transformarse en una banda real. Y Carole King era la autora de algunos de los temas que ellos interpretaban. Sobre todo, a ella le interesó un texto en particular, que se llamaba “Its Too Late” y que Stern había escrito tras su ruptura con James Taylor.

Carole King también venía de divorciarse de Gerry Goffin, con quien formaba una dupla imbatible en el rubro autoral, por lo que se identificó con esa poesía de manera inmediata. Por otra parte, estaba en la búsqueda de otro letrista, así que la aparición providencial de Toni Stern no podía ser más oportuna. Esas estrofas en las que una mujer revelaba el dolor de separarse pero reafirmaba la certeza de su decisión, tenían destino de hit luego de que Carole King pusiera en juego todo su talento para musicalizarla como solo ella podría haberlo hecho.

Hace cincuenta años, salía a la venta el álbum “Tapestry”, al que el tiempo convirtió en un hito dentro de la extensa trayectoria de Carole King, más allá de que protagonizó un suceso de crítica y ventas en ocasión de su lanzamiento. Si hasta ese momento esta genial artista gozaba del enorme prestigio de una década dedicada a la composición, con “Tapestry” iba a encontrar su consagración como intérprete, algo que le había sido negado hasta ese momento por aquellos que la prefería detrás de escena y que dudaban de sus condiciones en la vocalización.

En ese disco, “It’s Too Late” brillaba con luz propia y eso se confirmó cuando se publicó como single y se constituyó en un hit arrollador. Al escucharlo, se percibe claramente el trasfondo de su elaboración: la mudanza de Carole King desde su cómoda vida en Nueva York a la agitación de Los Ángeles; y la inspirada pluma de Toni Stern que reflejaba el espíritu de ese lugar y de ese tiempo, mientras le decía adiós a su affaire con James Taylor, un gran amigo de Carole King que apenas unos meses después iba a versionar y llevar a la cima de los charts otro tema de “Tapestry”: “You’ve Got a Friend”.