Schiaretti lanzó su nueva “obra emblema” (sin mención a Nación)

El gobernador lanzó oficialmente el Plan provincial de acueductos provinciales que seguramente estará en el menú electoral del oficialismo de este año y de 2023. Los avales de la Casa Rosada para los fondos internacionales están contemplados en el Presupuesto nacional, y se negocia que la Nación se haga cargo del IVA.

Bettina Marengo

Con aires de campaña y sin mencionar al gobierno nacional que pone los avales para fondos internacionales, el gobernador Juan Schiaretti lanzó lo que será su obra emblema en los próximos meses electorales y de cara al recambio 2023, el plan de acueductos troncales para la provincia, que equiparó a los gasoductos troncales construidos en su segunda gestión. “Fuimos capaces de hacer en Córdoba una mega obra como son los gasoductos troncales y hoy estamos haciendo otra mega obra”, señaló el mandatario en el acto realizado ayer en el Centro Cívico.

El plan consta de diez acueductos, dos de ellos casi finalizados, más un acueducto interprovincial (el llamado “Acueducto Paraná”) para traer agua al este provincial desde el río homónimo, en Santa Fe.

En octubre pasado, en momentos de mejor relación Nación-Provincia que las actuales, esta obra y sus avales nacionales fueron confirmados en un encuentro virtual que tuvo la participación del presidente Alberto Fernández desde Olivos, los gobernadores Schiaretti y Omar Perotti, de Santa Fe, el secretario de Planeamiento Estratégico de la Nación, Gustavo Béliz, y el embajador de Kuwait, Abdullah Ali Alyaya. La nación asiática financiará 100 millones de dólares y se están negociando para obtener fondeo del Fondo Opep para el Desarrollo Internacional. El monto total de la primera etapa es de 441,5 millones. La mitad paga Córdoba y la otra mitad, Santa Fe.  Se construirán 144 km de cañería troncal, entre Coronda y San Francisco, que beneficiará a 213.000 cordobeses, según se informó.

Este acueducto había sido propuesto en 2018 (luego de varios anuncios), pero quedó en la nada por la crisis del gobierno de Mauricio Macri. El año pasado, el gobierno de Fernández incluyó en planilla anexa del Presupuesto 2021 los avales del financiamiento internacional para Córdoba y Santa Fe para el financiamiento en dólares del acueducto. Teniendo en cuenta de que los organismos externos no financian la parte impositiva, se dijo que la Nación se haría cargo del IVA del 21% de la obra. Sin embargo, fuentes de Servicios Públicos indicaron ayer a Alfil que “esa parte impositiva la asumirían las provincias” pero que “hay gestiones para ver si Nación se hace cargo de la contraparte, pero no hay nada firme” de momento.

La presentación se hizo en el Centro Cívico, en un acto donde Schiaretti compartió mesa con el vicegobernador Manuel Calvo, el ministro de Servicios Públicos, Fabian López y, en mensaje federal, Carlos Zalazar, el intendente de El Chacho. Se trata de una localidad pequeña pegada al límite con La Rioja que recibirá agua potable en breve, cuando finalice la construcción. Schiaretti, que probablemente vuelva a recorrer el interior provincial durante la campaña para las elecciones legislativas, como parte de la estrategia del oficialismo de “fidelizar” a los intendentes, le dijo al intendente Salazar que “en unos meses estaremos tomando agua en una vivienda de El Chacho”. También estuvieron funcionarios de La Rioja y de Santa Fe.

El mandatario provincial ponderó el “federalismo” y la “hermandad entre provincias” al comentar que el troncal Pichanas-Chacho facilitará la llegada del agua a poblados riojanos cercanos. Y agradeció especialmente al “pueblo y al gobierno” de Santa Fe, con quien la Provincia mantiene relaciones en el marco de la Región Centro, y con cuyo peronismo no cristinista se siente más cercano. “Esta es la forma de mostrar la integración, la hermandad y el federalismo en la Argentina, en las cosas concretas, en pensar que pueden servir a otra provincia”, dijo.

El anuncio de ayer le permitió al gobierno sistematizar obras, plazos, población beneficiada y costos de una obra ya informada. Según se indicó, unos 472.000 cordobeses tendrán agua con estas obras, la inversión supera los 323 millones de dólares y serán más de 600 kilómetros de ductos.

Además del acueducto interprovincial Santa Fe-Córdoba, el más ambicioso, la Provincia prometió los tramos Pichanas – El Chacho (en ejecución); Alta Gracia – Valle Alegre – Villa del Prado (en ejecución); Sierras Chicas Norte (en proceso licitatorio); Punilla Sur (en proceso licitatorio); Tanti (en proceso licitatorio) Altos de Chipión – La Para (en proceso licitatorio); Huanchilla – Adelia María (en proceso licitatorio); Traslasierra/primera etapa (a licitar); Río Seco (en proceso licitatorio) y Laboulaye – Serrano (a licitar), con plazos que van de 12 a 24 meses.

“Sin agua no hay producción, ni salud ni aprendizaje”, enumeró el spot oficial, una metáfora de las líneas campo-vacunación-escuelas abiertas en las que Hacemos por Córdoba se enfocará en los próximos meses.