Nervios en UCR por la decisión de la Junta Electoral

Mestre/Negri esperan derribar las listas que encabezan De Loredo y Gait

Por Alejandro Moreno

Al cierre de esta edición, la Junta Electoral de la Unión Cívica Radical redactaba la resolución sobre las impugnaciones cruzadas entre las listas Convergencia Córdoba Radical, Sumar y Córdoba con Todos, en un clima de máxima tensión en el partido.
El oficialismo partidario -es decir el acuerdo entre Ramón Mestre, Mario Negri y los alfonsinistas Dante Rossi y Sergio Piguillem- aguarda un fallo favorable que deje solo en pie la lista provincial de Convergencia Córdoba Radical, haciendo caer las de Sumar y Córdoba con Todos.

La resolución se esperaba para las 20, lo que no ocurrió. Según trascendió, los tres miembros de la Junta que representan al oficialismo propusieron prorrogar hasta hoy a las 12 el plazo fatal, pero los dos de la oposición se afirmaron en sostener que más dilaciones solo sirven para entorpecer el proceso electoral.

Los apoderados de Convergencia afirman que las listas de Sumar y Córdoba con Todos no reunieron los requisitos mínimos de representatividad territorial exigidos por la Carta Orgánica, por lo que consideran que solo es válida la lista que encabeza como candidato a presidente del Comité Central el negrista Marcos Carasso. En cambio, admiten que habrá competencia por el Comité Capital, para el cual su candidato es Diego Mestre.

Desde Sumar –la coalición de Marea Radical, Línea Córdoba y Consenso, grupos que encabezan Rodrigo de Loredo, Javier Fabre y Javier Bee Sellares- afirman lo contrario, y aseguran que la documentación que presentaron para competir en las urnas no solo es suficiente, sino que incluso es más completa que la de Convergencia. En Córdoba con Todos también reclaman el derecho a votar y defienden las nóminas que llevaron en su momento a la Casa Radical.

Sumar tiene a De Loredo como candidato a presidente del Comité Central y a Bee Sellares a titular del Comité Capital. A su vez, Córdoba con Todos se presenta con Juan Gait y Luis Pareja.

Un fallo de la Junta Electoral que elimine a uno o más competidores garantiza que la interna tendrá un capítulo más en los Tribunales Federales, adonde recurrirán los apoderados de Sumar y de Córdoba con Todos para exigir que los afiliados puedan votar en las elecciones programadas para el 14 de marzo.

El acuerdo entre Ramón Mestre y Mario Negri busca cerrar la grieta abierta entre ellos en 2019, cuando uno fue candidato a gobernador por la Unión Cívica Radical y el otro por la alianza del PRO, la Coalición Cívica-ARI y el Frente Cívico. Esa división provocó que el radicalismo, incluso sumando lo que obtuvieron ambos, realice una elección desastrosa, la peor de su historia, facilitando el triunfo del peronista Juan Schiaretti.

La resolución de la Junta Electoral, si se da en el sentido que espera el oficialismo partidario, colaborará para galvanizar ese acuerdo, pero abre una nueva fractura, con todos aquellos que no pueden participar de las elecciones internas. La unidad del radicalismo, así, queda más lejos de concretarse y quedarán por verse las repercusiones políticos de este nuevo conflicto interno.

Licencias

Por otro lado, Mestre pidió licencia como presidente del Comité Central porque es candidato a delegado al Comité Nacional por Convergencia. Idéntica decisión tomó la alfonsinista Lucrecia Cavanna, quien es secretaria del Comité Central y, como Mestre, candidata a delegada del Comité Nacional por la lista Convergencia.
La licencia de Mestre dejó a cargo de la presidencia a la negrista Patricia De Ferrari, a quien el verano pasado el mestrismo había suspendido en su cargo de vicepresidente 1° señalándola por haberse integrado al bloque de legisladores de Juntos por el Cambio y no al de la Unión Cívica Radical.

No a JPC

Ya sin Mestre, el Comité discutió la invitación del presidente del PRO, Javier Pretto, para que los partidos políticos que integran Juntos por el Cambio firmen juntos un documento crítico por los vacunatorios VIP.

Los radicales votaron en contra, algunos argumentando que, después de todo, la alianza no existe en Córdoba, y otros que la UCR debe mantener su identidad.

Así, anoche se conoció que la UCR sacó un documento y la Coalición Cívica, otro.