Enroque Corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

 

Funcionarios “estrellas”

En reiteradas oportunidades se oyeron comentarios que aseguraban que ciertos miembros del gabinete optarían por desempeñar sus funciones en el Palacio de Mójica y no en las oficinas de las dependencias que conducen. La cronista recibió un mensaje de un informante municipal sobre aquellos funcionarios que preferirían las oficinas del Pasaje de la Concepción.

Informante municipal: Usted debe recordar que hace tiempo que le insisto con que hay funcionarios “estrellas” en el Municipio.

Periodista: No sé si usó ese término. Me dijo que había funcionarios que eran más de “oficina”.

I M: De oficina del Palacio Municipal, concretamente. Al menos es lo que me comentaron. Resulta que la ex concejala de Respeto, Patricia Muñoz, se indignó bastante por el hecho de que (Gustavo) Dova no esté en las oficinas de Desarrollo Social, las del Andino. Parece que la gente se acerca por aquellos lados a reclamar algo pero cuando piden hablar con él, no lo encuentran.

P: Bueno, fue el primer funcionario al que le hicieron una protesta afuera de la dependencia desde que inició esta segunda gestión.

I M: Y… justamente él no se encontraba en esa dependencia. Ya sé lo que van a decir: “¿Qué tiene que ver el lugar físico en el que se desempeña el funcionario? Pero en esta área puntual hay mucha gente que asiste a pedir ayuda alimentaria y si quiere plantear algo puntual al subsecretario, debiera poder hacerlo.

P: Muñoz fue bastante tajante respecto de Dova…

I M: Básicamente dijo: “No están de vacaciones, muchachos” y le digo que, más allá de que ahora lo haya puesto de manifiesto una dirigente de un espacio opositor, ya hubo comentarios similares de gente de adentro del Municipio.

P: Me parece que lo tienen en la mira…

I M: Bueno, algunos dicen que parece que el tribuno de cuentas, su hermano, pisa más el territorio que quien conduce la cartera de Desarrollo Social.

 

 

Al límite

Con las elecciones de la UCR a la vuelta de la esquina, habría dudas sobre si todos los postulantes de la JR reúnen los requisitos para participar. Uno de los limitantes que se barajó hace un tiempo es la edad de algunos candidatos. La periodista se encontró con un informante radical.

Informante radical: No se si oyó lo que se anda comentando con las elecciones de la UCR. Concretamente en la provincia. Me hizo acordar a lo que pasó con el PJ nacional con la lista de “El Alberto” que no cumplía con los requisitos…

Periodista: ¿Pero hay algo certero?

Informante radical: Solo suposiciones hasta el momento. Hace un tiempo yo le planteé que habría algunos candidatos de la JR al límite de la edad. Por nombrarle uno de los aspectos…

P: ¿Serían muchos?

I R: Al parecer serían varios. Le sugiero que esté atenta porque uno nunca sabe si mañana (por hoy) hay novedades sobre este tema.

P: ¿Y sabe de qué lado de la mecha se encuentran? Los que estarían “al límite”, como dice usted…

I R: Algunos bancarían a Sumar y desconozco si pasará lo mismo con candidatos que banquen a Convergencia.

P: Habrá que estar muy atentos para ver qué ocurre.

I R: Justo hoy me reía con una imagen de Charly García que decía “Pegué onda con los millenials”. Me hizo acordar a aquellos jóvenes… no tan jóvenes (risas).

 

 

Miralles, el elegido

El derrotero judicial por el caso del médico falso que se infiltró en el COE y la Municipalidad suma un nuevo capítulo. Producto de las declaraciones periodísticas realizadas por el fiscal que investiga a Ignacio Martín por casos de mala-praxis, el asesor judicial dialogaba con el periodista sobre la forma en la que se repartieron las causas.

Asesor Judicial: Me imagino que lo escuchó hablar al fiscal Pablo Jávega.

Periodista: Muy por encima, pero leí la crónica sobre sus dichos. ¿Algo que me quiera marcar?

A.J: Me interesaba conocer su postura sobre el reparto de las causas. Tengo entendido que mientras Jávega investiga las denuncias de sus pacientes, el fiscal Daniel Miralles lo hará con la ampliación de denuncia que presentó la oposición.

P: Es cierto. Digamos que uno se ocupará de más delicado y el otro de las responsabilidades políticas.

A.J: Exactamente así lo interpreté, me alegro que estemos en sintonía. Pero me quedan dudas respecto a cómo se desarrollarán ambas investigaciones.

P: ¿Por qué lo dice?

A.J: Jávega no puede investigar al COE y las responsabilidades políticas porque integró el equipo de la central de operaciones. Eso le imposibilita seguir con las causas más políticas, pero terminan recayendo en Miralles. Y ya sabe lo que dicen de él…

P: ¿Qué dicen?

A.J: Que se lleva mejor con el Gobierno que otros. Digamos que hay dudas respecto a cómo avanzarán las investigaciones que tienen bajo la lupa a funcionarios provinciales y municipales.

P: Sabe usted que la Justicia tiene sus tiempos. Puede llevar un buen rato determinar penas.

A.J: Sí, pero también puede que la causa se eche una siesta hasta que baje un poco la espuma y el enojo social por el trucho este. No quiero desconfiar de los fiscales y la independencia de poderes, pero ya no creo en Papá Noel.

 

 

¿Sede local del vacunatorio VIP?

El escandaloso estruendo de la vacunación a los amigos del poder generó rabia y decepción, pero también encendió la luz de alerta en casi todos los estratos de la política. El informante le reveló al periodista cuál había sido el impacto de la noticia en los municipios de la región, donde se sospechaba sobre la aparición de vacunados VIP.

Informante: ¡Qué bomba explotó! Y eso que todavía no se sabe ni la mitad. Pobre Gines, me caía bien, pero resultó ser más de lo mismo.

Periodista: Lo noto exaltado con el vacuna-gate. ¿Sabe si hubo alguna repercusión en el ámbito local?

I: Todavía no puedo confirmarle nada, pero le digo que hay mucha gente nerviosa por lo que pueda aparecer.

P: ¿Por qué? ¿También acá?

I: Es que no creo que zafe ninguno. Le digo que me llegaron versiones bastante fuertes sobre algunos que se vacunaron cuando no les correspondía. Todo por una cuestión de influencias.

P: ¿Políticos? ¿funcionarios?

I: No puedo decirle nada todavía. Me cuentan que no es solo en una ciudad, sino en toda la región.

P: Parece que esto no va a parar.

I: Y no, esto genera ondas expansivas que duran un buen rato. Hay muchos que ya empiezan a atajarse como si se viniera una réplica. Habrá que esperar la aparición del listado que proporcione el Hospital, así nos sacamos todas las dudas.

P: ¿Será cuestión de tiempo?

I: Yo creo que sí. Igual, le pregunto, ¿se habrá llegado a vacunar el médico trucho?

P: No creo. Lo descubrieron antes de que aparecieran las dosis.

I: Yo pregunto nomas. Sería todavía más escandaloso que vacunar a un amigo.