De prórrogas e internas: la situación del PJ local

Las elecciones partidarias de la UCR como disparador de un debate sobre la situación electoral de los partidos políticos más representativos en la ciudad. A partir de prórrogas legitimadas por la Justicia Electoral, el Partido Justicialista de Río Cuarto ha mantenido al mismo presidente desde el año 2010. Aseguran que la mesa ejecutiva del partido será quien tome la decisión de reanudar el cronograma electoral que se habría interrumpido por la pandemia.

Por Julieta Fernández
[email protected]

“Los radicales optan por sacar los trapitos al sol y en el PJ los lavan puertas adentro”, asegura un analista político en relación a la dinámica de ambos partidos a nivel local. En algunas oportunidades, los radicales (en pos de defender su impronta participativa a partir de las internas) aseguraron que en otros espacios “los candidatos se eligen a dedo” y la mayoría de las interpretaciones apuntaron a los muchachos peronistas.

Lo cierto es que no basta con simplemente “googlear” para encontrarse con la última elección partidaria del peronismo local. Al ser consultado por Alfil, el presidente del PJ, Hugo Abraham aseguró que la última vez que hubo elecciones partidarias para el circuito Río Cuarto, se ganó con una lista única y, desde entonces, se ha mantenido como presidente del Consejo Ciudad. En tanto Franco Miranda continúa al frente del circuito Centro, José Barotti preside el PJ Banda Norte y Daniel Gallardo conduce el circuito Alberdi. “Con la intervención de la Justicia Electoral se han prorrogado los mandatos. Según la Carta Orgánica del PJ, el mandato es de cuatro años. Es decir que, atendiendo a que en el 2018 se prorrogó el mandato actual, tendremos hasta el 2022”, afirmó Abraham. Quien aseguró en reiteradas oportunidades: “Mientras tanto, somos autoridades legítimas”.

El tema es traído a colación a partir de la cuenta regresiva para los comicios partidarios de la UCR y algunos comentarios que suscitaron comparaciones entre “las formas” de un partido y otro. “Los peronistas también tienen sus diferencias y tensiones, solo que no las exteriorizan tanto. Hacia fuera, casi siempre se muestran unidos”, aseguró un militante radical a Alfil. Mientras que un joven militante del PJ sugirió que no estaría mal que se dé la discusión en términos eleccionarios o que al menos esa posibilidad se ponga sobre la mesa. Aunque aún se desconoce cuál es el grado de adhesión en relación a esta postura, habría algún sector del PJ que no vería con malos ojos la posibilidad de que haya un proceso eleccionario en el mediano plazo.

En tanto al cronograma electoral, el presidente del Partido Justicialista local sostiene que “se llamó a elecciones pero el cronograma electoral aún no ha sido reanudado por las causas de público conocimiento en relación a la pandemia”. Por lo tanto, sería cuestión de aguardar un llamado de parte de la mesa ejecutiva de Córdoba para saber qué puede ocurrir en este sentido. Hasta el momento hubo dos prórrogas y la última fue en el 2018. Es por eso que el mandato de Abraham seguiría, por lo menos, hasta el año 2022.

 

La coyuntura

No es menor que las elecciones partidarias sean protagonistas de las discusiones cuando los respectivos espacios ocupan el lugar de oposición. El discurso que se oye por estos días de parte de candidatos radicales que compiten en la interna es “tenemos que dejar de ser funcionales al peronismo en la provincia y dejar de ser un radicalismo que pierda elecciones”. Dicho esto, podría inferirse que las elecciones partidarias no tienen la misma prioridad cuando se está ocupando un lugar en el gobierno que cuando se está fuera de él. Uno de los dirigentes más ácidos del PJ local asegura que “para los radicales las internas son un deporte y para nosotros, el partido es una herramienta electoral. No nos importa eso. Siempre termina en una lista de unidad conducida por el más fuerte”.

Al consultarle sobre la premisa de que ‘los peronistas lavan los trapos sucios en casa’, Abraham aseguró que “la gente está cansada de las peleas de los dirigentes” y consideró que hay que tratar de “amalgamar y encontrar un camino de unidad”. En este sentido, citó el ejemplo de los 19 espacios que acompañaron la candidatura de Juan Manuel Llamosas en las últimas elecciones municipales: “Nosotros también fuimos oposición en la ciudad y en los casos en los que se planteen diferencias, hay que tratar de acompañar. Y si no se acompaña, al menos no habría que profundizar esas diferencias”, opinó el dirigente que seguiría al frente del PJ local al menos hasta el año que viene.

 

El lugar del intendente

Un grupo minoritario de militantes del PJ se habría ilusionado con la llegada del intendente Juan Manuel Llamosas al sillón de Mójica en el año 2016. Según fuentes consultadas por Alfil, hubo un mínimo halo de esperanza de que el jefe comunal “se pusiera al frente del partido” en ese momento, replicando algo similar a lo que ahora ocurre con Alberto Fernández encabezando la lista del PJ nacional. No obstante, sostienen que no habría sido una prioridad del intendente ocupar ese lugar o arrogarse la representación partidaria del PJ en la ciudad.

Mientras tanto, si los trapos se lavan dentro o se sacan al sol, no deja de ser una discusión de formas. El PJ local se ha mostrado como un ejemplo de unidad tras la alianza conformada en las últimas elecciones municipales. Sin embargo, algunos espacios que integran el Frente de Todos seguirían aplaudiendo cada vez más fuerte para tratar de llamar la atención del PJ que responde a Schiaretti. Eso sí, siempre puertas adentro.