Una enviada con traje de ministra Social y guiño de género

La titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, pasó por Córdoba, se reunió con medio mundo, y convocó a Natalia de la Sota a integrar la mesa territorial del organismo que encabeza. Llaryora, la prioridad.

Bettina Marengo

En un obvio guiño de género, luego de visitas de funcionarios varones que se tomaban fotos (casi en soledad) con otros funcionarios varones, el presidente Alberto Fernández envió a Córdoba a una mujer, la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz. La funcionaria, a su vez, se mostró con dirigentes mujeres de distintas líneas del peronismo local, desde la diputada Gabriela Estévez, jefa de la Cámpora en Córdoba, a la legisladora Natalia de la Sota, más un grupo de concejalas de Hacemos por Córdoba: Soledad Ferraro y Sandra Trigo, ambas del espacio de Alejandra Vigo, y la delasotista Rosana Pérez.

Mas allá del gesto de equidad, Tolosa Paz llegó el miércoles a Córdoba con traje de ministra de Desarrollo Social, y se reunió, en lo institucional, con el intendente Martín Llaryora y su gabinete social, y con los ministros de Desarrollo Social y de Justicia de Juan Schiaretti, Juan Carlos Massei y Julián López.

El encuentro con Natalia de la Sota, quien es considerada número puesto en la lista de diputados de Hacemos por Córdoba, con o sin unidad con el Frente de Todos, habría sido un pedido directo del presidente Fernández. La legisladora nunca sacó los pies del plato del oficialismo provincial, pero mantiene una relación cercana con el mandatario nacional, que la ve como una “cordobesista aliada”.

Tolosa Paz nacional reporta directamente al Alberto F, y a nivel provincial está cerca del secretario de Obras Públicas de la Nación, el villamariense Martin Gill, uno de los referentes del Frente de Todos en Córdoba, junto a Estevez y el senador Carlos Caserio. La esposa del exsecretario de Medios de la Nación, Enrique Albistur, amigo personal del presidente, figura como vocal en la lista para la conducción del PJ nacional que éste encabeza.

Con impulso de Gill, Tolosa Paz visitó ayer por la tarde a un grupo de intendentes del interior provincial, con quienes la Casa Rosada tiene interés en afianzar relaciones. La excandidata a intendente de La Plata coordina los programas sociales del gobierno nacional y muchos de ellos bajan directamente a los municipios, que en tiempos preelectorales hacen su enero.

Además, su gira cordobesa incluyó recorridos ajenos a sus funciones sociales-institucionales, como la visita a la fábrica de alcoholes Porta Hermanos, en esta Capital.

Entre tantas reuniones, la “enviada” de AF no se encontró con la jefa del peronismo capitalino y referente del gabinete social de la provincia, Alejandra Vigo, la candidata del gobierno de Schiaretti para el Senado de la Nación, por cuyo escritorio pasan los programas sociales articulados entre la Nación y el Panal. Vigo limitó al máximo las reuniones presenciales desde el año pasado.

Según supo este diario, la prioridad en la gira cordobesa estuvo puesta en el encuentro con Llayrora, con quien la Nación quiere un vínculo más directo, con perspectiva de futuro. El intendente recibió a la funcionaria junto al secretario de Políticas Sociales, Raúl Lacava, que responde políticamente a Vigo y la subsecretaria de Planificación y Gestión, Liliana Montero. Los dos viajaron hace una semana a Buenos Aires para entrevistarse con el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, punto de contacto con Alberto para evitar pasar por puertas menos digeribles para Córdoba.

En el Palacio 6 de Julio firmaron un acuerdo para “realizar conjuntamente acciones que promuevan tanto el diseño de políticas integrales y sociales, como la ejecución e implementación de programas dirigidos a mejorar las condiciones de vida de las personas en situación de vulnerabilidad”, según posteó la Municipalidad en su cuenta de Twitter.

Con Massei y López, se firmó una carta de intención “en la que se comprometieron a trabajar articuladamente con las políticas sociales que cada organismo lleva a cabo” y se avanzó en sistematizar la localización de los adultos mayores de la provincia sin DNI para tramitar el documento.

De la Sota levanta el perfil

La legisladora provincial que siempre fue considerada “prenda de unidad” entre Hacemos por Córdoba y el albertismo, se integrará desde Córdoba al Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales que encabeza Tolosa Paz, con una participación en la Mesa de Trabajo territorial del organismo nacional, según comentaron desde el entorno de la dirigenta. La decisión surgió tras el encuentro de ayer, lo que implica que la hija del tres veces mandatario provincial asumirá por primera vez un rol concreto en el área social del gobierno nacional y se asegurará manejo de programas sociales en la provincia que, nuevamente, serán cuantiosos en el marco la próxima campaña electoral. El compromiso de la De la Sota fue viajar próximamente a Buenos Aires para terminar de definir su función de “articulación” entre lo nacional y lo provincial.

“La legisladora queda a disposición, para ayudar, para colaborar, para articular los programas sociales con los municipios, pero sigue siendo una dirigente del peronismo cordobés, la referente del delasotismo”, indicaron colaboradores de De la Sota.