Sumar impugnó listas de Convergencia (hoy, réplica)

Sigue el intenso duelo entre los apoderados del oficialismo y la oposición en la Casa Radical

Por Alejandro Moreno

Los apoderados de la Liga Sumar presentaron ayer ante la Junta Electoral, en la Casa Radical, una impugnación que alcanzaría a las listas de Convergencia Córdoba Radical en once departamentos, en los cuales acusan que el oficialismo no organizó la mitad más uno de los circuitos.

Ese requisito, a su vez en la mitad más uno de los departamentos, es necesario para que una lista tenga carácter provincial y pueda competir por el premio de la presidencia del Comité Central y la integración de otros organismos clave, como la próxima Junta Electoral (cuyo valor se reconoce en instancias como las actuales) y el Congreso Provincial (que aprueba o rechaza las alianzas y hasta puede designar los candidatos a senadores y diputados nacionales, llegado el caso).

Sumar consideró vencido el plazo para las impugnaciones ayer a las 18, porque desconoce la resolución de la Junta Electoral que lo prorrogó para hoy a las 20. Los sumandos señalaron que dicha resolución tuvo la firma a favor de dos miembros de la Junta, mientras que otros dos lo hicieron en contra y una quinta, no votó, por lo que entienden que no se consiguió la mayoría necesaria para aprobarla.

Voceros de Sumar afirman que si la Junta admitiera que los once departamentos impugnados deben caerse, Convergencia no podría competir en las elecciones internas para la renovación de autoridades, convocada para el domingo 14 de marzo. De todos modos, no hicieron literalmente ese planteo. Sí, en cambio, consideraron que al no registrarse impugnaciones generales de Convergencia contra Sumar, hasta ayer a las 18, la Junta Electoral debía oficializar las listas de la coalición opositora que conforman los núcleos Marea Radical (deloredismo), Línea Córdoba (angelocismo) y Consenso (ex mestrismo). Por Sumar, Rodrigo de Loredo es el candidato a presidente del Comité Central y Javier Bee Sellares a titular del Comité Capital.

Pero Convergencia –la alianza entre Confluencia (mestrismo), Morena (negrismo), Identidad Radical (alfonsinismo) y Asamblea Radical (alfonsinismo)- razona que la resolución de la Junta Electoral que prorrogó el plazo para las impugnaciones hasta hoy a las 20 sí tiene validez, por lo que al caer la tarde irán con sus propias tachas sobre las listas de Sumar. Los principales candidatos de Convergencia son: el negrista Marcos Carasso, al Comité Central, y Diego Mestre, al Comité Capital.

Voceros de Convergencia aseguran que las impugnaciones que afectarán a las listas de Sumar sobran para hacer caer a sus competidores, a los que denuncian de no reunir la mitad más uno de los circuitos en la mitad más uno de los departamentos.

O sea: ambas listas tienen exactamente los mismos reproches sobre la rival.

La Junta Electoral que debe resolver tiene una mayoría de dirigentes de Convergencia, y quedó establecido que en caso de apelación el tribunal de alzada es el despacho del juez federal con competencia electoral, Ricardo Bustos Fierro.

El riesgo de una judicialización de las elecciones internas está latente, y en los nerviosos rumores que azotan la Casa Radical hasta se menciona la maldición de una eventual intervención del Comité Nacional de la UCR.

La tercera lista que está anotada y puede ser objeto de impugnaciones es Córdoba con Todos, cuyos candidatos a presidente del Comité Central y del Comité Capital, respectivamente, son Juan Gait y Luis Pareja. Gait y Pareja hicieron el martes una reunión con afiliados frente a la Casa Radical para pedir que se vote.

Al margen de las cuestiones de derecho, el oficialismo partidario se queja de que los referentes de Sumar y de Córdoba con Todos llevan al partido a una interna de difícil cumplimiento, mientras que la respuesta que reciben de los opositores es que la alianza Mestre/Negri está buscando por todos los medios de impedir que los afiliados puedan decidir libremente la próxima conducción de la UCR cordobesa.