Fuertes críticas opositoras a la Junta Electoral UCR

Se suceden las resoluciones y las impugnaciones. Ayer se firmó una prórroga de plazos con la firma de dos de los cinco miembros de la Junta Electoral.

Por Alejandro Moreno

Una nueva resolución de la Junta Electoral agitó las aguas de la interna en la Unión Cívica Radical. Ahora, se dispuso la prórroga para la presentación de impugnaciones, cuyo plazo fatal era hoy a las 18 y fue trasladado hasta el jueves a las 20.

La resolución fue firmada por el nuevo presidente de la Junta, el mestrista Ramón Ortega, quien recuperó el cargo que había perdido a manos de Horacio Santucho cuando el negrismo era opositor a la conducción de Ramón Mestre. Santucho renunció el viernes pasado a la Junta Electoral y fue reemplazado por el alfonsinista de Asamblea Radical, Luis Pirovano, quien también votó a favor de la prórroga. La otra mestrista, Cecilia Aro, no firmó. Y lo hicieron en disidencia Adrián Casatti y Abelardo Maliandi, ambos de la Liga Sumar.

Ortega y Pirovano expresaron en la resolución que “el cronograma electoral se está desenvolviendo con normalidad, y que es necesario adecuar el plazo de las impugnaciones, atento la ampliación de la exhibición de las listas”.

La Junta justificó la resolución en que hubo también una prórroga para las rectificaciones de las listas. Todo ello provocó el enojo de los dirigentes de Sumar y de Córdoba con Todos, la alianza y el núcleo que enfrentan a la alianza oficialista Convergencia Córdoba Radical (el acuerdo entre Ramón Mestre, Mario Negri y los alfonsinistas Dante Rossi y Sergio Piguillem).

Desde Sumar anticiparon que impugnarán la medida por entender que lesiona sus intereses, al reducir la distancia entre los plazos de presentación final de las listas y los próximos eventos previstos en el calendario electoral. En la coalición opositora que lideran Rodrigo de Loredo, Javier Bee Sellares y Javier Fabre tienen la certeza que el tándem Mestre/Negri solo busca obstaculizar el proceso para que no puedan realizarse las elecciones de autoridades partidarias el domingo 14 de marzo.

Con más vehemencia reaccionaron desde Córdoba con Todos.

En las puertas de la Casa Radical, el núcleo Córdoba con Todos realizó ayer a la tarde una concentración encabezada por sus candidatos a presidente del Comité Central, Juan Gait, y del Comité Capital, Luis Pareja.

Gait subrayó que “las conducciones se ganan con los votos y no con las trampas”, y que por eso del oficialismo le extraña que “estén haciendo tantas trampas, si dicen que tienen tantos votos”.

“Terminen con la burocracia que han armado como una máquina de impedir, y permitan el normal desenvolvimiento del proceso interno del partido”, reclamó.

Finalmente, Gait pidió una reunión entre los candidatos y los apoderados para “normalizar” el proceso interno.

A su vez, Pareja protestó por las “innumerables irregularidades y triquiñuelas destinadas a impedir la expresión del afiliado radical para renovar autoridades”. Además, criticó a los candidatos de Sumar, De Loredo y Bee Sellares (a Provincia y Capital, respectivamente) por no haber participado de su reclamo. “Creíamos que ellos también eran perjudicados por esto, pero pareciera que no, parece que la preocupación de ellos es la conducción de la empresa y no la recuperación del partido”, lanzó.

Veedor judicial

Por otro lado, en otra resolución, la Junta Electoral pidió al juez federal Ricardo Bustos Fierro que disponga un veedor judicial “que certifique los actos desplegados y que tenga acceso a la documentación receptada”. Además, defendió las medidas tomadas para “garantizar la igualdad de los distintos sectores”, como que todos los correos electrónicos recibidos por la Junta sean “remitidos inmediatamente” a los de cada núcleo o alianza.

Ayer comenzó la exhibición pública de las listas, y para ofrecer transparencia “a la sociedad”, se invitó a los medios de comunicación a acceder a la información de la Junta Electoral hasta el jueves a la 10, en la Casa Radical.