Reunión de Llamosas y ex candidatos: asistencia casi perfecta

La promesa de renovar el encuentro dentro de 15 días pone la expectativa en que la reunión no haya sido “para la foto”. A pesar de haber manifestado lo contrario, el representante de la tercera fuerza, Pablo Carrizo, asistió al Palacio de Mójica. El FIT fue el único espacio que no participó de la reunión convocada por el intendente Juan Manuel Llamosas.

Por Julieta Fernández
[email protected]

El desafío de esta convocatoria era “que no quede en una mera foto”. En este sentido, el Municipio se comprometió a realizar otra convocatoria dentro de los próximos 15 días para trabajar en conjunto con los equipos técnicos de cada espacio opositor. Los ex candidatos fueron llegando de manera paulatina al palacio de Mójica y sorprendió la presencia de Pablo Carrizo, actual concejal del Frente Política Abierta, quien había asegurado que no iba a asistir al encuentro por considerar que este tipo de instancias “solo quedaban en una foto”. La consigna habría sido que quienes disputaron la intendencia en las últimas elecciones municipales llevaran propuestas factibles de realizar y, en ese marco, el eje central de la reunión fue Producción y Trabajo.

No es menor que el tema de conversación haya sido ese, dada la situación crítica en cuanto a desempleo y trabajo informal en la ciudad. En las últimas semanas, se dio a conocer que una tienda de insumos informáticos había recibido nada más y nada menos que 600 currículum en apenas dos días. En su momento, se instó a que el Municipio buscara una respuesta para la problemática laboral a pesar de que el contexto macroeconómico sería el que más influye en la falta de empleo. La semana pasada, el propio Municipio puso en marcha el gabinete productivo que está compuesto por cinco secretarías: Trabajo y Empleo (conducida por Iván Rozzi), Desarrollo Económico, Comercial e Industrial (Germán Di Bella), Género (Ana Medina), Economía (Pablo Antonetti) y Coordinación (Julián Oberti). Fue concretamente en las dos primeras áreas que algunos pusieron el ojo hace unas semanas: “No tiene sentido comprometerse y prometer mejorar la situación laboral si después no vas a poder hacer nada. Si presentas al menos dos secretarías abocadas estrictamente al trabajo, la gente claramente te va a golpear la puerta” decía un dirigente de la oposición. Por casualidad (o causalidad), días después se lo vio a Rozzi y a Di Bella manteniendo reuniones con distintos sectores laborales o llevando adelante acciones paliativas para los sectores afectados en materia laboral.

El “valor agregado” que habría tenido este encuentro en comparación con otros es que se centró en esos dos ejes temáticos y no hubo margen para abordar otros temas en profundidad. “El que mucho abarca, poco aprieta” reza el dicho y parece que esta vez, con consignas más claras, los asistentes hicieron la tarea y llevaron sus propuestas. La mayoría de ellas formaba parte de su plataforma de campaña durante las elecciones municipales del 2020.

“Es una mesa de trabajo. En esta oportunidad, la reunión tuvo que ver con plantear soluciones para trabajar en el desarrollo de algunas actividades y acompañar emprendedores. Próximamente nos estaremos reuniendo con nuestros equipos técnicos y los de ellos para empezar a trabajar”, señaló a la prensa el secretario de gobierno, Camilo Vieyra, tras el encuentro.

 

El tema no se tocó

En líneas generales, los ex candidatos mantuvieron las formas y fueron “políticamente correctos” en el marco del encuentro. La mayoría valoró la posibilidad de reunirse con Llamosas y poder presentar sus plataformas electorales para que sus propuestas se tengan en cuenta. Un tema que generaba intriga y del que casi todos los convocados opinaron fue el falso médico del COE. Pero dichas opiniones se habrían mantenido afuera del Palacio Municipal y fueron expresadas tras las consultas de la prensa a quienes disputaron la intendencia el año pasado. Puertas adentro, el tema no se habría tocado.

Como había adelantado Alfil, era esperable que esto ocurriera ya que optar por “chicanas” en medio de una reunión que demostraba apertura de parte del Ejecutivo hubiese alimentado comentarios que asegurasen que la oposición “no tiene ninguna propuesta que presentar”. Un ejemplo es el caso de Gabriel Abrile, ex candidato a intendente de Juntos por Río Cuarto quien “no se metió al barro” en lo que respecta a este tema. No obstante, en declaraciones a la prensa, aseguró que él “habría dado a conocer el hecho cuando ocurrió”.

 

Cambios de último momento

Hasta el día previo a la reunión en el despacho del intendente, Pablo Carrizo, ex candidato del Frente Política Abierta, no había confirmado su asistencia. De hecho, en declaraciones periodísticas, había asegurado que no asistiría al encuentro porque desconfiaba que las propuestas de la oposición fueran tenidas en cuenta o se materializaran posteriormente. En este sentido, citó el ejemplo de lo ocurrido en el año 2016 cuando Llamosas convocó a la oposición poco después de asumir su mandato. “Parece que fue un histeriqueo nomás” dijo entre risas un militante del oficialismo. No obstante, en declaraciones a FM Gospel, el concejal de la tercera fuerza resaltó: “Lo bueno fue que se habló de uno o dos temas y no muchísimos temas. Entonces se pudo profundizar. El tema abordado fue el que yo quería: lo laboral. Al principio fui escéptico pero después pensé que sería bueno escuchar no solo al intendente sino también a las otras fuerzas”. Por otra parte, la ex candidata del FIT, Guadalupe Fantín, no asistió al encuentro pero, según señalaron desde el oficialismo, se debió a que la dirigente de la Izquierda no se encontraba en la ciudad.

Si bien este encuentro habría estado previsto desde hace tiempo, no podría negarse que se dio en un momento crítico y tenso para el oficialismo tras las repercusiones que trajo el caso del falso médico del COE. Con el compromiso de que no sea una reunión para las cámaras, los ex candidatos debieran pisar nuevamente el Palacio de Mójica antes de fin de mes. Esta vez, seguramente acompañados de quienes integran sus equipos técnicos. “Es el inicio de algo que tendrá continuidad en el tiempo”, aseguraba el secretario de gobierno municipal. El arco opositor pondrá la alarma para dentro de 15 días.