El gabinete entra en calor para salir a la cancha

Mientras el intendente pone en marcha el segundo mandato, algunos miembros del gabinete ya se muestran dispuestos a mostrar su valía. ¿Quiénes son los funcionarios que esperan su chance desde el banco de suplentes?

Por Gabriel Marclé

Para la mesa estratégica del Gobierno Municipal, es momento de dejar atrás los escándalos que aletargaron el inicio del nuevo plan de gestión. Por más difícil que sea despegarse de la causa del falso médico que se infiltró en las filas del equipo sanitario municipal, el intendente Juan Manuel Llamosas lidera una cruzada que tiene como único fin trabajar en la gestión. De a poco se van mostrando los elementos clave de ese plan delineado para el segundo ciclo que, pese a comenzar a los tumbos, parece ir poniendo la casa en orden.

El retocado plan del llamosismo 2.0 no es solo una suma de ideas y proyectos, sino que intenta destacar por los nombres encargados de ejecutarlo. En la campaña previa a su victoria electoral, Llamosas planteaba ejes claros de lo que se presentaba como una renovada gestión. Obra Pública, Salud y Trabajo, tres de las prioridades que el intendente marcaba a quienes se integrarían al renovado plantel municipal. Pero también ponía en valor a los actores que tomarían un mayor protagonismo.

A dos meses de haber comenzado, Llamosas se dispone a apretar el acelerador. Los primeros dos meses estuvieron marcados por un 2020 de cuentas en rojo, el comienzo de un 2021 de nula recaudación y la aparición de errores no forzados que rasparon sus pretensiones. Una vez iniciado febrero, tras aquel discurso inaugural en el legislativo, el intendente pareció contar con un proyecto mejor definido y más sustentable, con un foco puesto en un elemento central: la recuperación económica.

Gabinete Productivo

La crisis sanitaria puso a salud como uno de los puntos principales de la gestión, pero su evolución se encuentra sujeta al combate contra el Covid y la superación del escollo impuesto por la infiltración del médico estafador. Y aunque la obra pública es el principal combustible del proyecto oficialista, el punto clave de los primeros días del segundo mandato tiene que ver con el desarrollo económico de la ciudad y región. Así lo hacían ver durante esa campaña que lo tuvo recorriendo barrios, comercios e industrias, donde se empezaban a ver las caras de quienes serían los primeros funcionarios en salir a la cancha.

El viernes de la semana pasada, Llamosas se reunió con lo que dio en llamar Gabinete Productivo. Se trata de una mesa de trabajo conjunto que integra a las secretarías de Trabajo y Empleo; Desarrollo Económico, Comercial e Industrial; Economía; Género; y la Jefatura de Coordinación de Gabinete. Es decir, guiados por el intendente y coordinados por el super-funcionario Julián Oberti, cada una de esas áreas compondrán el centro de acción del primer gran plan del segundo mandato.

Aquí se recuerda la época de campaña en la cual German Di Bella, empresario que integraba la lista de concejales del oficialismo, se mostraba como el arma secreta de la gestión que apuntaba a la producción, la industria y el comercio. El empresario aparecía en cada foto y hasta fue una de las voces principales del acto en el que Llamosas lanzó sus principales propuestas.

De a poco, Di Bella dejó de ser solo un elemento que acercaba al peronismo a los sectores que más se le resistían y al comienzo del año ya lo posicionan como uno de los funcionarios Top del gabinete. Aunque desde algunos sectores del llamosismo sigue existiendo cierta resistencia a lo que el empresario trae a la mesa de gestión, fue el mismo intendente el que “lo bancó” frente al resto del equipo y lo apuntó como un actor fundamental de su estrategia. Ante estas expresiones, los detractores de Di Bella tuvieron que guardarse las críticas para el afuera.

Con Di Bella en la cancha, solo quedaba que el resto del Gabinete Productivo se pusiera en ritmo para sumarse al plan de juego. Es así como el secretario de Empleo, Ivan Rozzi; y las secretarias de Educación y Genero, Mercedes Novaira y Ana Medina; tuvieron que comenzar en precalentamiento competitivo que los lanzará a la cancha en los próximos días.

No se tratará solo de un acercamiento a los sectores industriales, comerciales y productivos; sino de la puesta en marcha de proyectos y planes que los tendrán trabajando en conjunto con el municipio. Se mencionan allí la revalorización de programas laborales como el “Mi Primer Empleo” y el “+45”, pero también se pondrán en marcha otras nuevas alternativas que buscarán reactivar la golpeada economía creando nuevas oportunidades para combatir el desempleo.

Mientras una parte de la oposición le achaca a Llamosas por la falta de alternativas ante los problemas graves de la economía, el jefe municipal planea responder con el lanzamiento de programas como la Escuela Municipal de Oficios y el primer Parque Tecnológico. De yapa, el oficialismo lograría acallar el debate por el escándalo del “médico trucho” insertando en la agenda político un tema de suma importancia.

Aguardan en el banco

Parece que la primera mitad del año será dedica a los funcionarios clave antes mencionados, centrando la estrategia en ellos para que se luzcan. Pero el gabinete más numeroso de la historia riocuartense tiene a otros nombres esperando por su chance, aun sabiendo que su protagonismo deberá esperar. Mientras esperan en el banco de suplentes, algunos vienen preparando los movimientos que pondrán en juego cuando les llegue el momento.

Uno de los que ya comenzó a trabajar, aunque no desde los anuncios favorables, es Marcelo Bressan. El subsecretario de Servicios Públicos debió intervenir días atrás con la medida de fuerza del transporte público de colectivos, por lo que debió intimar a la empresa para que esta cumpla con el servicio de emergencia. No es exactamente el tipo de acciones que ponen en valor a los funcionarios, pero sigue siendo un rol primordial para una buena gestión. Respecto a anuncios y trabajos que ponderen a su área, Bressan aguarda para mediados de este año cuando aparezcan nuevas medidas para su rama.

Otro de los que esperan en el banco es Pablo Bertea, subsecretario de Hábitat y uno de los funcionarios con mayor llegada al Gobierno Nacional. Desde su área de acción, todavía no hay nuevos anuncios a la vista, pero se encuentra en constante diálogo con Casa Rosada por lo que podría significar la llegada de un plan de viviendas. Cuando llegue ese momento, Bertea se posicionará dentro del grupo de funcionarios top.

Entre otros funcionarios que aguardan por el paso de la “primera ola” de acciones municipales, también podría nombrarse a Agustin Calleri en Deportes o Guillermo De Rivas con la nueva edición del Presupuesto Participativo, entre otros; actores que tendrán una participación por temporada y que integran un nivel más bajo en la cadena de prioridades urgentes. Con algunos cargos pendientes de ser nombrados, Llamosas solo tiene tiempo para pensar en dejar atrás los dramas del pasado y abrir paso al trabajo en el combustible económico de su gestión.