El Panal estudia cambios en Gobierno

En el Centro Cívico analizan llevar adelante una serie de cambios en el Ministerio de Gobierno. Entre ellos, que Seguridad vuelva a integrar su estructura orgánica, relanzar el programa de la Policía Barrial, y también las secretarías de Gobiernos Locales y Asuntos Institucionales.

Por Felipe Osman

Con el primer año de gestión en el espejo retrovisor, el Centro Cívico ya ha tenido tiempo para analizar los resultados del equipo de gobierno que diseño para afrontar el último ciclo de Juan Schiaretti al frente de la Provincia, y en base a ese análisis ya están bajo estudio algunas modificaciones en la estructura orgánica del Ministerio de Gobierno que capitanea Facundo Torres Lima, ex intendente de Alta Gracia y hermano del actual jefe comunal

Entre los cambios que podrían llegar está el regreso de Seguridad, que en diciembre de 2019 adquirió jerarquía ministerial, al Ministerio de Gobierno, volviendo a convertirse en secretaría bajó la órbita de una de las principales carteras en el organigrama de la Provincia, reinstalando el esquema que imperó durante la segunda Gobernación de Juan Schiaretti, entre 2015 y 2019.

El motivo de este cambio sería mantener a Alfonso Mosquera al frente del área, ya que El Panal respalda la gestión que de ella ha hecho, pero desentendiéndolo del costado más político propio del rol de un ministro. En otras palabras, el cambio buscaría apuntalar al funcionario frente a la andanada de críticas que durante el segundo semestre de 2020 se hicieron oír, principalmente a raíz de los casos de Blas Correa y Solange Muse.

Otra de las novedades en torno a Seguridad sería el relanzamiento del programa de Policía Barrial, que consiste en abrir canales de comunicación permanente entre las comisarías y los centros vecinales, dando a los vecinos voz en relación a los temas de seguridad que aquejan a la ciudadanía y amoldando la respuesta de la fuerza a las realidades de cada sector.

Por otro lado, también buscará potenciarse la secretaría de Gobiernos Locales, ya que en el Centro Cívico entiende que la relación con los intendentes de la UCR y el vecinalismo, e incluso con los pertenecientes a las distintas vertientes del peronismo, se ha deteriorado durante el último año.

Se buscará revertir este proceso. Y para hacerlo estaría también bajo análisis regreso de Carlos Massei al Ministerio de Gobierno. La explicación de tal movimiento sería que el actual ministro de Desarrollo Social supo sostener, durante su paso por Gobierno, una relación más que cordial con los intendentes tanto del radicalismo como del vecinalismo, lo que habría colaborado con la ampliación de Unión por Córdoba y su trasmutación a la actual Hacemos por Córdoba.

Más aún, distintos jefes comunales del interior concurren con cierta asiduidad a mantener reuniones en Desarrollo Social, y hay quienes aseguran que los temas de conversación no se agotan en la competencia de esa cartera.

Además, se apunta que éste regreso también serviría para distender las relaciones entre la Provincia y los intendentes peronistas que se alinean detrás de Carlos Caserio. Por lo bajo agregan que la feroz interna abierta entre los Torres Lima y Walter Saieg en el departamento Santa María no ayuda al Centro Cívico a promediar con los jefes comunales que se sumaron al proyecto político del Frente de Todos.

Otras de las secretarías a relanzarse sería la de Asuntos Institucionales, destinada a articular entre El Panal y las organizaciones de la sociedad civil, asociaciones, fundaciones, centros vecinales, sindicatos y demás. El amplio espectro de actuación de esta secretaría la convierte en un lugar codiciado por quienes quieren construir territorialmente para el peronismo.

De darse estos cambios se producirían una serie de enroques entre funcionarios de primera línea que podría llegar incluso a modificar la composición del bloque Córdoba Federal en la Cámara de Diputados. Se trataría de la primera remodelación profunda del gabinete de Juan Schiaretti en el curso del que será su último mandato al frente de Córdoba.