Detienen a falso médico y lo llevan a indagatoria

El fiscal Daniel Miralles ordenó su detención y traslado a la alcaidía de la ciudad. Se espera que en el corto plazo sea indagado. El Municipio anunció que se constituirá como querellante. El radicalismo local y de otras localidades en las que trabajó el “meditrucho” realizan pedidos de informe a los respectivos municipios.

Por Julieta Fernández

Ignacio Martín, el falso médico del COE, probablemente haya vivido la semana más intensa de su vida. En los últimos 7 días, su foto copó medios de  comunicación y redes sociales y llegó a tener relevancia a nivel nacional. La oposición local realizó pedidos de informe de todo tipo y lo propio ocurrió en la localidad de Oncativo, en donde Martín también prestó sus “servicios”. En horas de la mañana de ayer, el médico falso de apenas 19 años fue detenido en el marco de un operativo que se desarrolló en barrio Zumarán. Como si fuera poco, le secuestraron elementos como un maletín profesional que habría utilizado para “desempeñarse” como médico y una planta de marihuana.

El joven está siendo investigado por usurpación de título y ejercicio ilegal de la medicina. Daniel Miralles, el fiscal a cargo de la causa, señaló en declaraciones periodísticas que esta persona sería trasladada a la alcaidía de la Unidad Departamental hasta ser indagado y para continuar con demás trámites de rigor. Miralles agregó que solicitó un pedido de informe al COE para determinar cómo Ignacio Martín pasó de ser voluntario a integrar las filas del COE regional en la ciudad.

El discurso del intendente Juan Manuel Llamosas en el marco de la apertura de sesiones ordinarias tuvo un anuncio concreto en este sentido pero que aún no se habría materializado: “He instruido al fiscal municipal para que proceda a constituirse como querellante. No solo para exigir la reparación de daños y perjuicios sino para poner a disposición de la Justicia los elementos necesarios para que este delincuente cumpla la condena que se merece”. Miralles comentó que el Municipio aún no se habría constituido como querella.

La causa llegó al escritorio de Miralles en su primer día laboral tras la feria judicial de enero. Mientras tanto, el radicalismo local hacía sus averiguaciones de manera extraoficial y sostienen que la información que les ha llegado al bloque señala que el médico habría trabajado en un “sinnúmero” de guardias en los S24 de la ciudad. También indicaron que Martin habría tenido acceso a un vehículo utilitario en el que se trasladaban medicamentos y luego, dicho vehículo habría aparecido vacío. Cada día que pasa, aparece una “mancha” nueva en la historia del “médico” que logró engañar a los “cazadores de virus” que trabajaban en distintos puntos de la provincia que se encontraban afectados por un fuerte brote de covid-19.

Pedidos de la oposición

Desde Juntos por Rio Cuarto alegaron que el Municipio sería en parte responsable de lo sucedido con Ignacio Martín. Según señaló un edil opositor a Alfil, el hecho de que el joven se haya quedado en la ciudad para cubrir guardias después de que Almada había hecho las maletas, “puede sugerir que esta persona se habría desempeñado como médico en el ámbito municipal durante al menos un mes”. Desde el bloque de la primera minoría realizaron un pedido de informe bajo lo que establece la ordenanza de acceso a la información pública y que, a diferencia de los tradicionales pedidos de informe del Concejo, le da un plazo de 10 días al Municipio para dar una respuesta.

Sin embargo, el teclado de la primera minoría estaría “a full” ya que en la jornada de ayer volvieron a elevar otra nota. En este caso, dirigida al presidente del Concejo Deliberante, Darío Fuentes, para que convoque al secretario de Salud, Marcelo Ferrario, a una reunión en comisión de salud con carácter presencial.

El documento pide concretamente que Ferrario presente un informe sobre elementos vinculados a Ignacio Martín que, según publicó Otro Punto Digital, darían cuenta de que durante enero aún figuraba como médico activo en el sistema informático de salud. “Como surgieron nuevas informaciones que confirmaron lo que ya sabíamos nosotros y se dieron a conocer casos de gente que fue atendida por esta persona y que tuvieron complicaciones de salud, realizamos una nota más para solicitar a Ferrario que se reúna con los tres bloques de manera urgente”, comentó a Alfil el concejal de Juntos por Río Cuarto, Marcos Curletto.

Antes de la llegada del equipo de Diego Almada a Río Cuarto, los “cazadores de virus” desempeñaron su tarea en la localidad de Oncativo. El concejal radical de dicha localidad Nicolás Filoni, también pidió informes al Municipio respectivo para que se dé a conocer qué tareas desempeñó concretamente: “Nos preocupa saber qué hizo este señor con nuestros vecinos” declaró Filoni en su cuenta de Twitter.

El caso de Ignacio Martín no deja de ser un hecho controversial. Quizás el más controversial de los últimos años al darse en el marco de una pandemia y por haber estado a cargo de una dependencia vinculada al COE provincial, organismo que fue responsable de tomar incontables decisiones en el ámbito sanitario, pero qué también repercutieron en el aspecto económico y social. Los municipios que fueron parte del “tour” de Martín inevitablemente se ven salpicados y cuestionados por las oposiciones. Ferrario deberá dar respuestas antes del viernes de la semana próxima, día en el que se vence el plazo para responderle por escrito a la primera minoría.

 

 

Llamosas recorrió obras en el Centro 11

El intendente Juan Manuel Llamosas supervisó la construcción de las canchas de beach vóley y beach tenis que prontamente serán inauguradas. También hizo lo propio con la sala multisensorial para personas con discapacidad y el espacio donde se construirá un nuevo gimnasio de boxeo.

El secretario de Deporte y Turismo, Agustín Calleri y el subsecretario de Deporte Martín Herrera formaron parte de dicho recorrido para monitorear el avance de las obras. Llamosas expresó que “a pesar de la pandemia las obras continúan en la ciudad y continúan en el Centro 11, edificio emblemático de la transformación de espacios públicos en nuestra gestión”.

Las canchas de beach vóley y tenis quedarían habilitadas a fines del corriente mes. Se trata de dos canchas reglamentarias que ocupan una superficie total de 22 x 28 metros. Las mismas contarán con caños drenantes recubiertos con 40 centímetros de granza y material geo textil que impedirá el escurrimiento de la arena Paraná de la capa superior. El Municipio informó que además se instalarán 4 torres con iluminación led y dos tribunas rebatibles con una capacidad aproximada de 500 personas.