Padrón habilitados entre sospechas y polémicas

La Junta Electoral dio a conocer que serán más de 13 mil socios los habilitados para votar, algo que desde el sector de Artime ponen en duda y presentaron sus quejas. Del lado de Pérez, silencio abrumador.

Por Federico Jelic

padrònHoras claves se transitan por Alberdi en la cuenta regresiva a las elecciones del próximo 6 de febrero, donde al menos hay certezas con relación a la cantidad de votantes habilitados para elegir sus autoridades. Y los interrogantes aparecieron a escena como ocurre siempre en estos contextos.  De acuerdo a los informes de la secretaría con relación a los socios que debieron regularizar sus situaciones abonando las cuotas necesarias para estar al día, existieron algunos inconvenientes en el sistema, dejando un manto de sospecha general. Porque hubo casos de socios que se adjudican legalmente el derecho de poder sufragar y no figuran en el bendito padrón electoral. Este sábado, el hincha deberá escoger entre Armando Valentín Pérez y Luis Fabián Artime quién será ungido como nuevas autoridades de Belgrano.

Y dicho acto no quedó exento de polémicas y suspicacias, con algunos errores  en la actualización que no lograron impactar correctamente algunas categorías, no obstante al menos luego de dicha depuración se pudo conocer con precisión la cantidad de socios y adherentes en condiciones de votar. Lo otro aún sigue abierto.

De acuerdo a lo informado por el presidente de la Junta Electoral de Belgrano, Felipe González (quien fuera fideicomisario en el último tramo del proceso de quebranto del club), en total, hay  13.165 socios activos y 59 socios vitalicios que podrán ir a las urnas. Algo que Artime imaginaba que sería mayor en cantidad. Y Pérez solo habló para elegir el silencio, por más que suene a paradoja.

En definitiva, ese número es el que cuenta el padrón para González, aunque resta una instancia más, un plazo perentorio hasta mañana a las 18 para que aquellos socios que al hacer las consultas correspondientes hayan sido excluidos por algún error, en pos de que puedan presentar pruebas y quedar habilitados.

A todo esto, muy formal viene la información. Ahora es tiempo de entender las razones de por qué la Junta Electoral no hizo caso al pedido de la lista de Artime “Belgrano primero” con la utilización del padrón al día de marzo de 2020 (apostando a una flexibilidad a raíz de los tiempos de la pandemia) aunque le dieron un guiño por otro lado, con la implementación del sistema de boleta única como habían pretendido.

Del lado de Pérez, de “Siempre Belgrano”, mantienen silencio y hermetismo con este tema. El ex gerenciador osciló dos posturas en sus declaraciones, primero sentenciando que el padrón debía ser el actual al día de la fecha como indica el reglamento y el estatuto, aunque después esbozó una chicana casi sobradora, o relativizando la circunstancia, al decir: “No me interesa el padrón, que utilicen el que quieran, al final el socio sabe a quién elegir”.

Polémica instalada

Artime fue siempre precursor de la necesidad de poner ojo en el padrón. Desde hace tiempo primero instó con la posibilidad de usar el del año pasado pero sabiendo que dicha gestión no llegaría a buen puerto, invitó a su militancia a recomponer su condición de activo. De hecho, en un su momento dejó entrever que “más de ocho mil socios se pierden de votar por esta mezquindad con el padrón”, acción que desde la Junta Electoral dieron por falsa. De todas maneras, la semana pasada había apenas 11 mil socios con permiso de sufragio y tras la campaña esa cifra creció nada menos que en dos mil. Para nada despreciable.

“Nuestro espacio está conforme con el padrón confeccionado. Serían mil o dos mil más. En marzo, había 17 mil socios y hoy dicen que hay más de 13.200 vitalicios. Recibimos muchas denuncias de gente que está al día y no se encuentra en los padrones”, mostró su disconformidad el ídolo y ex delantero de la institución “Pirata”.

Y desde su bancada entienden bien la problemática porque el vocal de su grupo político Rodrigo Rufeil, legislador provincial y ex intendente de La Calera no figuraba como activo.

El mensaje que emitieron desde la entidad fue tan esclarecedor como oportuno aunque no eximido de intrigas: “La Comisión Electoral  informa que en el día de la fecha (domingo 31/01/2021), siendo aproximadamente las 13:00 hs, se detectó un error en el sistema del panel de socios de la web oficial del Club, puesto a disposición para consultar por DNI si un/a socio/a está habilitado o no a votar. Esto ocasionó que algunos casos den autorizados sin estarlo o viceversa. Llevamos tranquilidad de que se trató de un inconveniente en la página web y no en la confección de padrón definitivo, que desde el sábado se encuentra generado y compartido con ambas listas. El proceso ya está solucionando y subsanado en la web, por lo que pedimos disculpas por las molestias ocasionadas”. ¿Y esto?

El asesor letrado de Artime, Alejandro Moyano, puso el grito en el cielo y denunció esta irregularidad desde la semana pasada aunque recién tuvo eco el día de la confección final del padrón. Es decir, desde el flanco del “Luifa” toman como un triunfo político dicha intervención.

¿A qué se debe que Pérez está tan calladito? Un silencio que aturde a la vez que sorprende de un hombre político por naturaleza que supo llegar por contactos a lo alto de  AFA con el Comité Normalizador. Mantiene una campaña austera, poco estética, que contrasta directamente con lo profuso de las actividades proselitistas de Artime. Sus prenseros en escasa ocasión envían fotos de acciones mientras del lado del goleador inundan las redes sociales y las listas de difusión por whastapp de manera permanente con imágenes y videos.

O Pérez está confiado o se da por perdido, pero jamás debe subestimarse su comportamiento por más pasivo que figure. Y con el padrón jamás presentó objeción alguna. El jueves se conocerá la cifra definitiva e irrevocable, no obstante entre las sospechas de Artime y la parsimonia de Pérez dejan marcadas las antinomias y las posturas respecto a los sufragantes. Nadie quiere perder terreno y la fiscalización tendrá un rol protagónico en el conteo en estos escrutinios, que se avizoran como los más importantes del nuevo siglo en Alberdi, con ojo en el tan vigilado padrón.