Concejo Deliberante / Córdoba Cambia reactiva idea de interbloque (con o sin Juez)

El jefe del Frente Cívico ha enviado señales rupturistas a los aliados porque quiere ser candidato a senador. La primera amenaza concreta tuvo epicentro en el recinto legislativo de la ciudad. El PJ, atento al desenlace para definir liderazgos en su bloque.

Por Yanina Passero
[email protected]

Córdoba CambiaLos concejales de Hacemos por Córdoba deberán elegir en pocos días a su próximo jefe o jefa de bloque, luego de que el intendente Martín Llaryora encomendara a Juan Domingo Viola la misión descentralizadora de los servicios municipales. En la elección se conjugan factores endógenos y exógenos. No sólo se sustanciará la disputa interna entre llaryoristas (que pujan por Nicolás Piloni) y viguistas, impulsores de Sandra Trigo. Además de las luchas de poder propias de cada espacio, la reconfiguración de la oposición es otro factor de peso.

Ayudados por la pandemia, la virtualidad y la experiencia del presidente del cuerpo, Daniel Passerini, la mayoría de los noveles ediles del oficialismo sorteó con lo justo los continuos embates de la lúcida y entrenada oposición. Es probable, que el gran mérito del conductor saliente fue lograr hacer un papel digno, pero sobre todo mantener cohesionado el bloque peronista en el Concejo Deliberante.

Esto explica que las reconfiguraciones de la oposición en año electoral suman un factor a atender en la elección de la sucesión del ahora flamante secretario de Participación Ciudadana. De hecho, así lo admiten altas fuentes de Hacemos por Córdoba del edificio de Pasaje Comercio.

Algunas de las situaciones posibles a atender son las siguientes: 1) la supuesta insistencia de los líderes de Juntos por el Cambio a nivel nacional, entre ellos Horacio Rodríguez Larreta, para que la coalición cordobesa funcione articulada, también en los ámbitos legislativos; 2)la evolución de la interna radical y su impacto directo en el objetivo de interbloque articulado y 3) las señales rupturistas de Luis Juez, que también llegaron al Concejo producto del dilema que se abre ante el acercamiento entre Mario Negri y Ramón Mestre, éste último definido por el fundador del Frente Cívico como “su límite”.

“No vamos a hacer más la de mayo”, reflexiona un influyente referente radical de la ciudad, mientras recuerda la paliza electoral de 2019 que cerró con un peronismo triunfante y la pérdida de gobiernos municipales como el de la ciudad de Córdoba. Pone paños fríos, en plan de separar las elecciones legislativas de la interna radical que, como novedades arroja launiónde rivales históricos; y al desafiante Rodrigo de Loredo con su grupo Sumar.

Si este aprendizaje se verifica, la idea de formar un interbloque en el Concejo Deliberante como piden desde Buenos Aires tendría sentido práctico. En especial, si las apuestas de los aliancistas siguen en el recupero de la Municipalidad.

Ahora bien, el que deberá decidir cómo juega es el diputado Juez que ya envió señales rupturistas no sólo si no es elegido como candidato a senador de Juntos por el Cambio, también por los obstáculos que imagina para su objetivo político si Mestre y Negri sostienen su acuerdo también para lo electoral. El escenario personal del líder del Frente Cívico se complica aún más si prospera el pedido de gobernadores de quitar las PASO.

Trabajar para el interbloque en el Concejo es una decisión de quienes quieren hacer buenas migas con Rodríguez Larreta. “Juez no puede oponerse a un funcionamiento en conjunto del bloque de Córdoba Cambia, con radicales y macristas, porque en el Congreso forma parte del bloque PRO y a su vez del interbloque Juntos por el Cambio. Y allá también se encuentra con radicales que no le gustan”, dijo a Alfil un radical en alusión a los reparos por el acercamiento de Negri a Mestre. “El interbloque en el Concejo va a ser una realidad. Juez tiene que tomar una decisión y va a tener que hacerlo, primero, en la ciudad”, desafió.

Si bien, en la práctica, los integrantes de Córdoba Cambia sumaron esfuerzos para marcarle la agenda al poder Ejecutivo, la articulación formal no sería un detalle menor a la hora de elegir conductores en Hacemos por Córdoba.