Definido el juego, Briner volvió a la carga: “son los mismos”

Criticó a los que “perdieron una y otra elección en 21 años”.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

brinerEl intendente de Bell Ville, Carlos Briner, cuestionó ayer al plantel mayor de la dirigencia de la Unión Cívica Radical, a “los mismos”, como los definió sin nombrarlos, “que perdieron una y otra elección en 21 años”.

En un comunicado cargado de bronca, el belvillense que acompañara como candidato a vicegobernador de la UCR a Ramón Mestre en 2019, cargó contra todos.

Briner viene reprochando hace tiempo, incluso con pedidos de sanción al Tribunal de Conducta, que Rodrigo de Loredo sea concejal por el bloque Evolución, separado del de la UCR, a la vez que es presidente del Congreso Provincial. Además, ha acusado a Mario Negri por romper en 2019 y a Ramón Mestre, presidente de la UCR, de impedirle oficializar su grupo, o sea de proscribirlo. Días atrás estuvo, casi como público, en el acto de lanzamiento de la alianza Mestre/Negri, y lo que parecía un acercamiento, ya se diluyó. Aparentemente, la recorrida de mestristas al departamento Unión fue considerada una intromisión inesperada por el jefe de la zona.

“A diario escuchamos mensajes que tienen que ver con la unidad en el radicalismo de los mismos que en distintas alianzas hicieron y deshicieron en la vida política de la UCR, los mismos que perdieron una y otra elección en 21 años y que finalmente llevaron al partido a una crisis impensable generando en el resultado electoral la peor derrota en 130 años de historia”, recordó. Además, remarcó que las desgracias electorales del 2019 se replicaron no solo en la elección de gobernador, sino también en “innumerables municipios de la provincia por las mismas situaciones”

Para Briner, “2021 debía ser el año de inicio de la reconstrucción del partido de los afiliados”, panorama que ahora no reconoce por las diferencias internas entre dirigentes que, aseguró, “no dicen que están peleando por una diputación o senaduría, quizás merecida o no”. “Poco les importa la Unión Cívica Radical y su destino, son los mismos intercambiando lugares, son los mismos una y otra vez que desestiman al afiliado de a pie, son los mismos que no permitieron la conformación de núcleos, son los mismos que elección tras elección los vemos en las boletas electorales”, acusó.

Briner no consiguió oficializar su núcleo interno porque la tarea de recolección de fichas y requisitos se entorpeció por las restricciones de circulación mandadas por las autoridades sanitarias. De todos modos, recordó que su grupo Grandeza Radical “se ha expresado innumerables veces no solo en este tema interno, sino que ha querido integrarse como un espacio nacido en el interior, por el interior. Hicimos todo lo necesario, lo que fue menester, pero el manoseo y ninguneo de los que se creen dueños del partido hizo imposible la unidad amplia y despojada de ambiciones desmedidas”.

“Eligieron el camino de la confrontación, el camino que finalmente termine por seguir achicando el partido, algunos vistiendo de amarillo, otros con el tacho de pintura del mismo color de sus sillones”, denunció.

El bellvillense señaló que “dijimos una y otra vez qué radicalismo queremos: el radicalismo de la gente, cercano a ella, que salga del palacio y se meta en el barro, que esté a la par, comités en cada una de las localidades y departamentos abiertos, organizados y en funcionamiento”.

“Grandeza tiene muchos hombres y mujeres dispuestos al duro trabajo de la reconstrucción del partido; no pueden estar ausentes, no deben estar ausentes. Instemos al diálogo franco, mirándonos a los ojos, sin hipocresías, sin mentiras. Por una vez tengan y demuestren que están a la altura de las circunstancias y tengan grandeza, para que no tengamos que decir una vez más que son los mismos”, concluyó.