Sumar pidió “todo” y se cayó el Concilio II de UCR

La Liga opositora a Mestre/Negri reclamó las presidencias del Comité Central y del Capital para que haya unidad.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Los diplomáticos de la alianza Mestre/Negri/alfonsinistas y los de la Liga Sumar suspendieron la cita que tenían programada para ayer al mediodía, luego de una conversación telefónica que marcó una enorme distancia entre lo que quieren ambos grupos.

Alfil había anticipado que los sumandos acordaron en un almuerzo realizado el domingo en casa de Rodrigo de Loredo llevar sus condiciones para la unidad a la segunda reunión conciliatoria con sus adversarios internos.

Los opositores mantuvieron el misterio de hasta dónde querían llegar hasta que ayer a la mañana Marcos Ferrer, uno de los embajadores de la Liga deloredista/angelocista/ex mestrista, habló por teléfono con Hugo Romero, un colega de Confluencia, el grupo que capitanea el ex intendente Ramón Mestre.En esa charla, el mestrista preguntó por cuáles eran esas condiciones que iban a poner sobre la mesa, y el sumando le contestó: la presidencia del Comité Central de la Provincia y también la del Comité Capital. Casi todo. O “todo”, porque se trata de los dos cargos de mayor repercusión política dentro del partido.

Los sumandos -que hoy darían a conocer sus candidatos a presidente y vicepresidente 1° (un hombre y una mujer) en otro picnic a los que obliga la pandemia- justifican la glotonería diciendo que no tiene sentido la “unidad” si no hay un “cambio”, que sostienen representar ellos mejor que el mestrismo o el negrismo.

El planteo de la Liga Sumar enfila a los radicales hacia la interna, porque parece improbable que desde el otro campamento resignen tanto en espacios y en discurso, ya que asumirían la condición de “vieja guardia” si aceptan que las dos presidencias queden para sus adversarios.

De todos modos, siempre es recomendable la cautela cuando se trata de radicales, porque les encanta jugar a la guerra de nervios hasta que los plazos agonizan. Las elecciones internas están fijadas para el domingo 14 de marzo; el lunes 8 de febrero se presentarán las alianzas entre núcleos, y el martes 9, deben anotarse las listas de candidatos.

Los interlocutores de ayer no cortaron el diálogo definitivamente, pero parece complicado advertir por dónde podrían retomarlo. Igual, aún falta que en las conversaciones se incorpore -en forma oficial o blue- la negociación por las listas de candidatos a diputados y senadores nacionales, aunque juren que no vayan a hacerlo (es inverosímil que no quieran clavar el tenedor en los platos más sabrosos del 2021).

Desde el oficialismo tratan de leer si la demanda de la Liga Sumar es una manera de clausurar definitivamente el camino a un acuerdo porque quieren la interna y nada más; o un arranque pretencioso para cerrar por menos; o una jugada desesperada. Se preguntan, por ejemplo, por qué no fue la Liga Sumar por la presidencia capitalina para Javier Bee Sellares como botín precioso en un reparto que conforme a todos. Confiados de su suerte, los aliados oficialistas afirman compadecer a Bee Sellares, quizás para intentar agrietar el frente opositor.

Candidatura

Los sumandos darán a conocer hoy el nombre del candidato a presidente del Comité Central de la Provincia. Las casas de apuestas tienen como favorito a Rodrigo de Loredo, pero el concejal jugó al misterio en las últimas semanas promocionando a un intendente, que podría ser, dijo, Marcos Ferrer (Río Tercero), Luis Picat (Jesús María) o José Bría (Morteros); igualmente, parece una danza, nada más.La vicepresidencia 1° será para una mujer, y la favorecida será la intendente de Monte Cristo, Verónica Gazzoni.