Apertura de escuelas / Provinciali: “El trabajo es una obligación”

La secretaria de Educación del Gobierno de Córdoba afirmó que los docentes tendrán que dictar clases presenciales con o sin vacuna. “La decisión de nuestro Gobernador es colocar a la educación como un ámbito de absoluta prioridad”, ratificó en Alfil TV.

Por Yanina Passero
[email protected]

escuelasLas reacciones sindicales frente a la inminente llegada de la nueva normalidad en las escuelas argentinas no se hicieron esperar. Es un hecho que los dirigentes con responsabilidades ejecutivas no podrán sostener un año más las escuelas cerradas con la proximidad de la campaña electoral y el creciente descontento social por la virtualidad educativa.

Ctera fue la primera en anunciar un paro para el 17 de febrero, momento elegido por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para convocar a los chicos a las aulas, con los protocolos anti Covid. En Córdoba, la UEPC supeditó el regreso a la llegada de la vacuna y la evolución de la pandemia; también a las condiciones de infraestructura y, por supuesto, al resultado de la paritaria salarial que se discutirá en febrero.

Juan Monserrat, el líder de los educadores de establecimiento públicos, dijo que el anuncio del gobernador Juan Schiaretti era político. Esto es, que buscó responder a las críticas de una oposición que encontró en la defensa del derecho a la educación un eje articulador. Declaraciones poco alentadoras, por cierto.

La secretaria de Educación de la Provincia, Delia Provinciali, ratificó la convicción del anuncio oficialista que propone educación presencial y virtual desde el 1 de marzo, en todos los niveles y escuelas del territorio. “Puedo sostener y tengo muy claro que la decisión de nuestro gobernador y nuestro ministro (Walter Grahovac) es colocar a la educación como un ámbito de absoluta prioridad”, remarcó la funcionaria en el programa Alfil TV, que se emite todos los sábados, a las 19.30, por Canal 10.

Como era de esperarse, y a tono con esta nueva urgencia en contexto de pandemia, Provinciali recordó que los educadores tendrán prioridad en recibir la vacuna y adelantó que analizan junto con el Ministerio de Salud la conveniencia de realizar testeos entre los trabajadores del sector para dar mayor tranquilidad, aunque los expertos han señalado que las escuelas no serían un foco de contagio del coronavirus.

Como ya había anticipado el ministro Walter Grahovac la vacunación no será la condición excluyente para el regreso a la presencialidad. “Agudizaremos todas las medidas de seguridad como la restricción de estudiantes”, dijo al respecto y agregó: “Tenemos una buena perspectiva, una esperanzada expectativa de trabajar con los gremios docentes para que comprendan nuestra preocupación en términos de garantizar las condiciones sanitarias adecuadas para los estudiantes y también para los docentes”.

La obligatoriedad de prestar servicios presenciales se desprende como punto inobjetable. Sobre esto, Provinciali aclaró que sólo estarán exceptuados los docentes con patologías calificadas de riesgo para Covid 19.

“El trabajo es una obligación. ¿Cuál será la posibilidad que tendrá un docente de decir que no puede asistir de manera presencial? Tendrá que dar las razones pertinentes, que son las que conocemos: deberá justificar si es persona de riesgo, que no implica no trabajar sino asignarle otra tarea de acompañamiento al equipo docente o de atención al estudiante. Para el resto, no habría razón para no poder asumir las responsabilidades del cargo.Si la no presencia de un docente se justifica en las razones causales que están contempladas en el estatuto, se le pondrá un suplente”, diferenció.

Finalmente, reiteró el compromiso con el cuidado de toda la comunidad educativa: “Vamos a trabajar con los referentes sanitarios de la provincia. La presencia va a enriquecer la posibilidad del vínculo pedagógico”.

Y concluyó: “Tenemos la plena confianza de que si el sistema educativo -docentes, familias y estudiantes- han podido sostener un funcionamiento insólito (…) estamos confiados en que esta mixtura vamos a poder recuperar enseñanzas muy importantes como las tecnologías que han venido para quedarse, pero también, el vínculo que se establece en la escuela es un vínculo de privilegio que queremos recuperar”.

Las expectativas de las partes ya quedaron planteadas. Resta poco más de un mes para la fecha de arranque del ciclo lectivo 2021 donde, como siempre, se podrá observar cuál fue la voluntad que se impuso y los detalles de una negociación que será política, sanitaria, pero por sobre todas las cosas, salarial.