Llamosas procura no poner el carro delante del caballo

Por Gabriel Marclé

El referente peronista, de gran llegada al centro de la escena cordobesa, le hacía llegar al periodista un comentario sobre la nota publicada en la última edición de Alfil. “Coincido con el análisis que hace, acá lo que importa es el juego a largo plazo y cómo quedaremos parados para las provinciales que se vienen”, le dijo. Así, más allá de las especulaciones y “roscas”, el referente garantizaba que el artificio no era tal y que es lo que se ve: el gobernador Juan Schiaretti quiere que el PJ cordobés siga gobernando la provincia como lo hace desde 1999.

Mirando hacia el sur provincial, resulta ineludible analizar el rol que cumple un intendente como Juan Manuel Llamosas en los planes del gobernador. Como jefe municipal de la segunda ciudad más populosa del territorio cordobés, “el Imperio” ocupa un lugar de privilegio que siempre la ponen en consideración a la hora del armado. Pero el intendente escuchó bien claro a su mentor y reconoce que primero está la gestión.

Rumbo a las elecciones provinciales del 2023, Schiaretti lidera una estrategia que al final no lo tendrá como candidato. Los años y los límites impuestos por la legislación vigente obligan a delinear un plan de largo desarrollo. Ya se comienza a hablar de los sucesores del cordobesísmo que durante veinte años respondió al infalible tándem Schiaretti-de la Sota. Pero, al ritmo en que se mueven las fichas del tablero político, la elección de un candidato a gobernador todavía le resta enfrentarse a una oleada de hechos inesperados, tal como ocurrió con la pandemia en 2020.

Es allí donde se vuelve manifiesto el pedido del gobernador: “Gestionen”. Para ordenar, una buena gestión ayuda a reducir el margen de error propuesto por la incertidumbre política. Llamosas sabe eso y se ocupa de dejárselo en claro a cada uno de sus hombres. “No hay que poner el carro delante del caballo”, es el mensaje que trasciende en los pasillos del Palacio de Mojica, una caja de resonancia de El Panal provincial y una base táctica en donde ya se destacan metas del “operativo proyección 2023”.

El 2023 de Llamosas

Río Cuarto no disputará el destino de bancas en el Congreso, al menos que las listas que se comenzarán a cerrar en algunos meses digan lo contrario. A sus representantes dentro de Hacemos Por Córdoba todavía les queda un ciclo por delante, pero su ingreso a los planes legislativos dependerá de las decisiones que nacen en Provincia y del rumbo que tome la relación entre el gobernador y el Gobierno Nacional.

A priori, se espera que el PJ cordobés se alíe con el albertismo K para competir en Córdoba, atento a las necesidades del peronismo nacional y los objetivos a largo plazo. Perder en octubre es una de las posibilidades, pero el oficialismo espera reducir el riesgo al que someterían sus pretensiones de repetir en Provincia más adelante. En ese marco, aunque Llamosas integre el mapa político del peronismo, su incidencia es ínfima. Las posibilidades del intendente municipal se ubican lejos de la planificación electoral del año corriente.

Para la representación peronista local, las legislativas carecen trascendencia en el plan de largo plazo que diseñó Llamosas de acuerdo a los lineamientos provinciales. Consideran que esta etapa no será más que un puesto de hidratación en la larga carrera que se correrá de aquí a 2023. El plan de ruta llamosista se rige por la gestión y los resultados que logre en el territorio riocuartense.

“Si Juan tiene una característica es ser un tiempista, no precipitarse ni adelantarse a los escenarios, él sabe que para aspirar a algo más debe tener una buena plataforma de arranque”, explicaba uno de los hombres más cercanos a su trabajo de gestión. “No hay futuro si no hay presente”, sigue siendo una de las frases de cabecera del jefe municipal. Pero no quedan dudas: el futuro ingresa en sus planes.

El intendente se encuentra cursando el comienzo de su segundo ciclo y una vez terminado el mandato no podrá volver a competir por la Intendencia. Esto lleva a preguntarse qué será de Llamosas cuando se encuentre pegando las últimas puntadas de su plan de gestión mientras en la provincia se define proyecto del legado cordobesista. La mesa chica del oficialismo cordobés no lo descarta y hasta lo pondera por encima de otros aspirantes. Después de todo, es quien retuvo la Intendencia en la capital alterna, contra virus y marea, marcando un hito de reelecciones peronistas en lo que se había convertido en un “Imperio radical”.

No es un secreto que Llamosas quiere comenzar a jugar en las grandes ligas, es por ese que las elecciones provinciales del 2023 se presentan como la oportunidad justa para dar el salto. En alguna oportunidad se especulaba con la proyección del intendente riocuartense en el plano legislativo, ya sea provincial o nacional. Pero ha sabido administrar su lugar en las consideraciones del gobernador Schiaretti, quien lo mantiene en la congestionada lista de sucesión.

Algunos hablan de su estilo y lo bien que se amoldaría a un rol ministerial, mientras que otros apuntan alto -aunque no tanto- y lo perfilan como el candidato justo para la vice-gobernación. Cualquiera sea su lugar, Llamosas ya comienza a transcurrir el camino hacia un ascenso que, como en cualquier trabajo diario, dependerá exclusivamente de los resultados que coseche.

“Si quieren proyección, necesitan gestionar”, ordenaba uno de los hombres más influyentes del schiarettismo a nivel provincial. Una vez más, la exigencia municipal lo obligan a poner los pies en la tierra y centrarse en los límites que circundan la ciudad. En la Municipalidad aseguran que “nadie se puede hacer los rulos” y que la condición para sostener cualquier tipo proyección es “tener algo para mostrar”. Para ellos, “no hay una cosa sin la otra”. 

 Verano y cuidados en los piletones municipales

Desde la Municipalidad brindaron detalles sobre el transcurso de las actividades que se llevan a cabo en los piletones municipales, instalaciones de alta concurrencia durante la época estival. “Las elevadas temperaturas de las últimas jornadas permitieron que vecinos de la ciudad y turistas que la visitan opten por esta opción para disfrutar del verano 2021”, destacaron.

En cuanto a la disponibilidad, se informó que el Natatorio Nº 1 (AUR) y el Piletón Nº 2 están habilitados todos los días de 14 a 20 horas. Las imágenes observadas en dichas instalaciones reflejan un buen marco de convocatoria, pero también la implementación de medidas que garantizan la prevención en tiempos de pandemia.

Por esta misma razón, se detalló que se encuentra en funcionamiento el protocolo Covid-19 que garantiza el cumplimiento de las medidas sanitarias. A través de este esquema se limita el cupo máximo a 200 personas por días. Una vez alcanzado ese número solo se puede ingresar si alguno de los asistentes se retira del lugar.