Debut del dúo Negri-Mestre: pide la unidad en la UCR

Ambos dijeron que el radicalismo debe dejar atrás la crisis del 2019, cuando ambos se enfrentaron en las urnas

Por Alejandro Moreno

Mario Negri y Ramón Mestre coincidieron ayer en que la “unidad” es fundamental para que la UCR pueda ofrecer una alternativa a los cordobeses en las elecciones del 2023. En Santa Rosa de Río Primero, y junto a sus aliados alfonsinistas Dante Rossi y Sergio Piguillem, los ex enemigos del 2019 exhibieron su nueva relación.

“Voy a hacer todos los esfuerzos posibles, y hablaré con cada uno de los dirigentes para lograr la unidad en el radicalismo”, aseguró Negri. En la misma línea que luego respaldaría Mestre, defendió la idea de una amnistía para los dirigentes que se enfrentaron hace dos años, cuando el diputado nacional fue candidato a gobernador por el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI, y el ex intendente de Córdoba lo hizo por la UCR. La escisión facilitó el rotundo triunfo del peronista Juan Schiaretti, quien así consiguió su reelección.

“Debemos trazar un rumbo hacia un futuro posible, dejar atrás lo que pasó y avanzar hacia adelante, todos juntos, sin exclusiones. Tenemos que construir un partido fuerte, con propuestas transformadoras, convocantes y que entusiasmen a los cordobeses para ser una alternativa seria y responsable para recuperar el gobierno en Córdoba”, afirmó Negri.

Luego, consideró inapropiado realizar una interna en estos momentos. “Pensar en una interna en tiempos de pandemia es ir en contramano de la realidad. Las prioridades son la salud, la educación y la reactivación de la economía”, enfatizó.

Negri criticó al gobierno de Schiaretti. “El peronismo en Córdoba lleva veinte años gobernando, no se les cae una sola nueva idea. Córdoba está débil y el modelo del peronismo está agotado”, remarcó.

“El apuro del gobernador por cerrar un acuerdo por la deuda para evitar un titular en los diarios lo llevó a cerrar en condiciones desfavorables para la provincia. Hasta en el gobierno nacional coinciden con eso, lo que es indicativo de que se trata de un mal arreglo”, dijo. Y explicó: “es un mal acuerdo porque si bien hay una reducción sobre la tasa de interés respecto de la tasa de interés que regía para la deuda original, es muy superior a la que acordaron otras provincias, como por ejemplo Mendoza”.

Mestre

Mestre expresó que “estamos recorriendo la provincia convocando a la unidad de UCR porque entendemos que la sociedad está esperando que los radicales nos abracemos para liderar un proyecto de cambio que los cordobeses necesitan para sacar a Córdoba de la situación de hipoteca en que nos ha puesto el peronismo”.

“Tengo el firme compromiso de que superar las diferencias con sinceramiento, con humildad, es el camino para volver a fortalecer a la UCR; sé que si no estamos juntos no va a ser posible”, reflexionó.

“Estoy dispuesto a seguir dialogando con todos los sectores y a seguir trabajando en los de la unidad del partido”, prometió.

Mestre sostuvo que “estamos obligados los dirigentes de la UCR a llevar adelante la unidad del partido para tomar las riendas de la provincia de Córdoba”.

“El covid ha volteado la máscara de esta provincia. Además de endeudar dos gestiones futuras, encabezamos los índices de pobreza a nivel nacional, lideramos las crónicas de inseguridad y ahogamos nuestra economía con la presión impositiva más alta entre las provincias argentinas. Córdoba pide un cambio y lo vamos a protagonizar”, se entusiasmó.