Uepc y Suoem condicionan el regreso a las aulas

Juan Monserrat dijo que “el anuncio es político”. Para pasar al hecho, el Gobierno de Córdoba debería cumplir con varios requerimientos planteados por el gremio docente. Los municipales piden vacunación para todo el personal educativo y condiciones edilicias ajustadas a la nueva normalidad.

Por Yanina Passero
[email protected]

El gobernador Juan Schiaretti ratificó que volverán las clases presenciales en las escuelas cordobesas desde el 1 de marzo y que la modalidad de cursado combinará la actividad en las aulas con el trabajo virtual para garantizar la distancia social. Para la Provincia, la apertura de las escuelas se definió como una “necesidad” que, se sospecha, debería contar con el visto bueno de todos los actores, en especial los gremios docentes.

El mandatario provincial trató de despegarse del pelotón creciente de padres y personalidades públicas que culpan a la política (responsables ejecutivos y sindicalistas por igual) de haber excluido de las actividades esenciales a la educación. Los gremios saludaron la iniciativa porque así lo indica el manual, aunque la serie de requerimientos que plantearon para pasar de la expresión de deseos a la práctica hace suponer que vendrán tiempos de grandes negociaciones, más allá de la evolución de los indicadores sanitarios.

Juan Monserrat, de la UEPC, respondió a la consulta que hizo este diario sobre las declaraciones de Schiaretti de manera directa: “Es un anuncio político”. Para el referente de los educadores públicos, el mandatario trató de obturar el discurso opositor que intenta representar a los descontentos por el manejo de las disposiciones educativas en el marco de la pandemia de Covid 19.

Ahora bien, el avezado referente sindical entiende que la presencialidad en las aulas es directamente proporcional a la evolución de la pandemia y remarcó que el propio gobernador lo ha expresado así en reiteradas oportunidades. Incluso, para que los chicos vuelvan a las aulas, Monserrat afirmó que son innumerables los factores que deben atenderse de manera correlacionada: vacunas, condiciones de bioseguridad, estructura edilicia, semáforo sanitario, transporte, y la lista sigue.

El líder gremial de los docentes también está condicionado políticamente porque el presidente Alberto Fernández también levantó la bandera de la defensa de la educación que agitaban pesos pesados de la oposición nacional, también local. Monserrat debe ser coherente para evitar ser señalado como el responsable de la virtualidad educativa un año más, aunque aprovechará la necesidad de los poderes ejecutivos para requerir mejoras para un colectivo que fue el primero en adaptarse a una realidad desconocida y mantener el vínculo con el alumnado.

La recomposición salarial será un factor clave. Ante la consulta de este medio, Monserrat descartó que vaya a pedir un plus para motivar a sus representados a cumplir con el programa mixto de cursado que propuso ayer Schiaretti. “Nos reventaron el salario, perdimos más de 11 puntos”, reconoció en el que será un anticipo de la fuerte postura que llevará a la mesa paritaria que se abrirá en febrero.

Escuelas municipales

La Municipalidad de Córdoba tiene a su cargo la matrícula de 12 500 estudiantes primarios, según consta en el portal. Fuentes oficiales confirmaron a Alfil que, como era de esperarse, el intendente Martín Llaryora aplicará el mismo sistema que propuso el Gobierno de la Provincia y ratificó el inicio del ciclo lectivo el 1 de marzo, mientras que el 19 de febrero lo hará sexto grado.

Desde el Suoem fueron tajantes: “No tuvimos ninguna reunión con el Ejecutivo municipal por el tema”. De esta manera, el sindicato comandado por Beatriz Biolatto anticipa que será necesaria una instancia de diálogo para retomar la presencialidad en los 37 establecimientos educativos que dependen del municipio.

Aún no hemos tenido reuniones con las autoridades de la Secretaría de Educación por este tema. Hay que ver el estado de la infraestructura de las escuelas, que debe readecuarse a los protocolos vigentes”, adelantó el secretario de prensa del Suoem, Damián Bizzi.

A renglón seguido lanzó un requisito que, como se sabe, escapa de las manos del peronista Llaryora: “Pedimos la vacunación para todo el personal de las escuelas”. 

Sobre ese punto, el gobernador hizo una referencia en la presentación del Programa Provincial de Entrega de Computadoras a Escuelas Estatales en contextos vulnerables. “Hemos definido como prioritario la vacunación de los docentes, junto con el sector de salud, las fuerzas armadas y los adultos mayores”, dijo Schiaretti, atento las negociaciones que se realizan a nivel nacional con los distintos laboratorios internacionales.