Elecciones UCR: cuenta regresiva en busca de acuerdos

El 8 de febrero es la fecha clave para saber si, efectivamente, habrá candidatos locales que se sumen a la interna que se plantea a nivel provincial en las elecciones de la UCR. Por el momento, habría escasas posibilidades de que eso ocurra y se estaría trabajando para lograr acuerdos.

Por Julieta Fernández
[email protected]

Aunque el receso de verano da la sensación de que “todo está planchado”, se estan llevando adelante algunas reuniones a nivel local de cara a las elecciones de la UCR previstas para el 14 de marzo. Alfil dialogó con referentes del radicalismo local que minimizaron la posibilidad de acoplarse a la interna que se plantea por estas horas entre Mestre/Negri y Sumar.

En la ciudad, se estarían llevando adelante las primeras reuniones pero, hasta el momento, no se hablaría de ‘ismos’: “Veremos qué construcción es más sólida para recuperar la provincia”, señaló un integrante de la agrupación 30 de Octubre. Según fuentes consultadas por Alfil, habría algunos movimientos para tratar de conformar un armado local por el espacio de Negri/Mestre. No obstante, sería prematuro decir que hay un armado consolidado que se referencie en alguno de los dos espacios que competirían a nivel provincial.

“Si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera” reza uno de los pasajes más emblemáticos del Martín Fierro. Un referente del radicalismo consideró: “Creo que no sería lo correcto sumarnos a la interna que se propone a nivel provincial. Venimos de una buena elección en la ciudad. Ni Mestre ni Negri ni de Loredo podrían llenar un colegio de fiscales aquí. No habría grupos que puedan garantizar una interna en la ciudad y en el departamento”. Sin embargo, la siguiente afirmación del dirigente abriría una pequeña hendija: “Dependerá de qué se logre para Río Cuarto. Si es así, esperemos que sea con renovación”.

 

Los que quedaron afuera

Las elecciones municipales eclipsaron algunos hechos que ocurrieron en la UCR local tras la salida de Diego Bricca del partido. Quien hasta entonces era presidente del circuito Alberdi renunció a su cargo antes del pedido de sanción a quienes fueron por fuera del espacio en los comicios del 29 de noviembre. Jesús Cordero, vicepresidente por dicho circuito, es quien ocupa ahora la presidencia de manera provisoria. Hasta el momento, poco se sabe de nombres pero pareciera que no habría ningún “radical rebelde” en el horizonte para las elecciones partidarias. El pedido de expulsión de los afiliados al radicalismo que integraron otra lista (Riocuartenses por la ciudad) ya se encuentra en el comité central. El tribunal de conducta definirá si lo ocurrido amerita una sanción a Miguel Besso, quien encabezaba la lista de concejales del espacio que llevaba a Eduardo Scoppa como candidato a intendente.

 

En busca de logros

Nicolás Lepori, presidente de la Juventud Radical Río Cuarto, se refirió a la construcción local que se estaría gestando para competir por la presidencia de la JR provincial: “Tratamos de generar una base política más amplia para lograr el mayor consenso posible con una visión más renovadora que ponga en marcha el partido y que vuelva a tener vocación de poder. Hace tiempo que la venimos peleando” afirmó. Por otra parte, los ‘mayores’ se encolumnarían en un pensamiento similar al de los jóvenes: “Si los logros van a ser para los mismos de siempre, que se maten entre ellos” sostuvo un dirigente consultado al referirse a la disputa que se avizora entre Mestre/Negri y Sumar con Rodrigo de Loredo a la cabeza.

¿Y cuáles podrían ser esos “logros” para Río Cuarto? Algún lugar en el comité provincial y, por supuesto, en la lista para las próximas elecciones legislativas. Mientras eso no ocurra, difícilmente los dirigentes locales jueguen de lleno para alguno de los espacios que se estarían disputando la presidencia de la UCR a nivel provincial. Aunque la mayoría de los discursos apunten a que “el objetivo es ser competitivos en las elecciones provinciales del 2023”, la mirada más cortoplacista (y realista) indica que lo que pueda surgir de la interna radical marcará el camino para la conformación de la lista de Juntos por el Cambio para los comicios que se avecinan en los próximos meses.

 

Renovación en serio

Los más escépticos no manifiestan mucha esperanza en relación al futuro del partido en la provincia. Aunque la presencia de dirigentes más jóvenes puede dar una bocanada de aire fresco, de nada servirá si se mantienen algunas viejas prácticas que llevaron a que incluso varios dirigentes del propio partido busquen distanciarse de la conducción actual del espacio.

“Es posible que buena parte de la dirigencia local acompañe a la estructura del partido, es decir a Negri y Mestre. Habrá que ver si alguno de esos espacios se anima a levantar las banderas históricas del partido, llevando adelante una conducción distinta, que no sea sumisa a la conducción nacional de Juntos por el Cambio” consideró un politólogo local en relación a las promesas de renovación que predominan en los discursos de los distintos dirigentes radicales a pocas semanas de la fecha clave (8 de febrero). No obstante, desde Río Cuarto insisten en la necesidad de trabajar en un radicalismo ganador y “dejar de ser el mejor socio del peronismo en la provincia”.