Gabinete en pretemporada para otro año electoral

El oficialismo arranca el entrenamiento para afrontar un año marcado por las legislativas. El “personal trainer” de Llamosas arrancó la puesta a punto de su equipo para los desafíos que se vienen. En frente, la oposición se prepara para ir al choque.

Por Gabriel Marclé

Julián Oberti y Juan Manuel Llamosas.

Hay que entrenar, prepararse para el “campeonato” que se viene. En ese punto se encuentran los principales actores del PJ local, haciendo base en la Municipalidad de Río Cuarto y cruzando golpes para no perder la costumbre, sabiendo que se vienen tiempos en los que se deberán subir al ring. Cuando terminen las vacaciones será tiempo de un nuevo año electoral, incluso más intenso que el del 2020, con armados más amplios y repercusiones más profundas. Ya quedaron atrás las municipales, ahora es tiempo de las legislativas.

La pretemporada ya está en marcha. Juan Manuel Llamosas salió derecho para el gimnasio, se calzó los guantes y empezó la rutina. Allí lo esperaba quien se ha convertido en el “personal trainer” de esta gestión, Julian Oberti. El secretario de Coordinación es el responsable de mantener en línea al intendente, pero también a todo el gabinete. Entrenamiento y orden, lo necesario para lograr las cualidades que pondrán en juego durante un nuevo año electoral.

Febrero marcará el inicio de la campaña -aunque no oficialmente-, en pleno desarrollo del plan de Gobierno que Llamosas ha postergado por la pandemia y la cercanía con el periodo estival. Tiene lo que resta de enero para despejar su cabeza del stress y sacar musculo de cara a los primeros rounds del 2021. Fresco y “en estado”, así espera llegar al verdadero comienzo de año que tendrá a Río Cuarto nuevamente como protagonista del tablero político.

El intendente finalizó el año pasado con una buena cantidad de pruebas que lo tomaron desprevenido. Renuncias, internas, problemas económicos, todas pequeñas muestras de lo que podía llegar con el nuevo año. Así fue como se comenzaron a delinear las primeras reuniones de ordenamiento, con un enero que dio poco lugar al descanso y un Oberti hiperactivo, atento a cada rincón del Palacio municipal.

“Está en todas partes. Es muy valioso y se nota que maneja su cargo con inteligencia”, ponderaba a Oberti uno de los funcionarios que integra el “grupo de pretemporada”, donde se ha puesto en marcha un trabajo de adiestramiento sumamente estricto. Cada uno de los integrantes del gabinete deberá atenerse al plan para lograr los objetivos en equipo. “Sin lugar para los revirados”, adelantan desde dentro del Palacio de Mójica sobre el equipo que buscan para hacerle frente a los enredos que vendrán.

Orden y disciplina

Más allá de los brotes de casos, la incertidumbre social y el golpe económico, puertas adentro del municipio se preocupan más por no perder la estabilidad y evitar que se lleven puesta la gestión desde adentro. En la “puesta a punto” de Oberti, el orden es el principal pedido. El “segundo en comando” -como lo llaman algunos- no quiere nuevas Paulizzis, pero tampoco que resurjan los exabruptos del pasado, esos que llevaron a las intrépidas renuncias del primer mandato.

Un ejemplo clave es el de Mauricio Dova, alguien que supo reintegrarse a la gestión con una vuelta que muy difícilmente se despegue de lo que ocurrió en su primera aparición. Claro que en el “método Oberti” hay espacio para la reivindicación, siempre y cuando se sigan los pasos del plan. Un detalle para nada insignificante es que Dova no sigue la rutina de Oberti, porque él es su propio “personal trainer”. Desde dentro reconocen que las agendas particulares son un riesgo más que un “permitido”.

Otro de los componentes de esta pretemporada tiene que ver con la intención de cometer la menor cantidad posible de errores para evitar que la oposición se haga eco de ellos y genere exactamente lo que necesitan: una audiencia polarizada. “No se la vamos a dejar fácil”, comentaba el integrante de JxC en Río Cuarto, prolegómeno de lo que se avecina para la relación entre el oficialismo y sus rivales.

¿Acaso pensaban que el intendente era el único en pretemporada? Por supuesto que no. Enero también es un mes de reconstrucción para el frente que compitió por la intendencia en noviembre del año pasado. La alianza UCR-PRO-Frente Cívico está tomando impulso para lanzarse al cuadrilátero y tranzarse en lucha contra una Municipalidad que representa a los intereses de aquellos que JxC buscará vencer en las legislativas.

Los referentes del frente opositor ya comienzan a volcar la agenda provincial y nacional al escenario local. Lo hicieron días atrás con la cuestión educativa, pero no será la última vez que intentarán pegar el intendente con los debates de la grieta. Aunque muchos todavía están de vacaciones, ya están pensando en un febrero de choque. Así sea con la economía, los servicios públicos o la pobreza, todo tema será buena excusa para raspar al PJ “de unidad”. Juntos por Río Cuarto vive el 2021 como un año clave.

Presencia local

La alianza que logró darle a Llamosas su segundo mandato está compuesta por múltiples espacios, cada uno con sus propios objetivos. Si Llamosas se inclina más por el gobernador -lo que viene ocurriendo desde hace tiempo- o por el presidente, también definirá el rumbo de la gestión municipal. Cualquier movimiento podría generar un efecto negativo, tanto en los recursos disponibles como en la imagen del intendente en una ciudad anti k.

Si las PASO se desarrollan dependerá de cómo se desenvuelva la pandemia, pero todas las filiales del PJ ya están pensando en meter su nombre dentro de la propuesta final. Lo mismo ocurre en la representación territorial de JxC, pujando para volver a meter algún nombre en el legislativo nacional. Los dos partidos mayoritarios tienen que resolver sus tironeos internos, los radicales con el PRO y el PJ cordobés con el albertismo.

Es muy pronto para hablar de los nombres que podrían acompañar a los diputados Carlos Gutiérrez y Claudia Márquez cuando se renueven las bancas de Diputados. Una mayor presencia local en el Legislativo nacional podría presentarse como ventaja para Llamosas, si es que el peronismo logra un buen resultado. Lo mismo podría pasar con JxC, mientras varios nombres de la UCR local acrecientan sus expectativas de lograr un batacazo que sume a un riocuartense a la bancada opositora nacional. Por ahora, todo es “gimnasio” y charla táctica.

 

Verano en la Estación

El Centro Cultural del Andino continúa siendo la sede elegida para la difusión del arte en el verano riocuartense. De jueves a domingos, siempre desde las 19.30 hs, arranca la edición 2021 del clásico ciclo gratuito “Un Verano en la Estación”, organizado por la Subsecretaría de Cultura municipal.

La Municipalidad lanzó el cronograma de eventos que arrancó en la jornada de ayer, con las “Tardecitas de Folclore” junto a Marita Villalon. En la tarde noche de hoy se realizará la presentación del esperado show “Carlota de verano”, con el humor del querido y divertido personaje caracterizado por el actor local Diego Torres.

El sábado 16 se realizará el show de la banda local Verona Stress y el Domingo 17 será el turno de “PLOP: Circo en Acción”, la compañía circense local que presentará un espectáculo para todo público que fusiona el circo, la comicidad, la música, el teatro y el clown en la Herradura del Andino.