La oposición reprocha que agua y cloacas aumenten más que la inflación

El EMOS reconoce que los números presentados por “Juntos por el Cambio” reflejan la suba prevista para esos servicios básicos. Justifican la medida en aumentos atrasados por la pandemia y tener que financiar el funcionamiento de la planta de efluentes próxima a inaugurarse. La alta morosidad hace soportar el costo del servicio en los pagadores de siempre.

Guillermo Geremía
[email protected]

Cristian Evangelista, presidente del Ente Municipal de Obras Sanitarias (EMOS).

Los riocuartenses pagarán en promedio con un aumento del  47%  el servicio de agua y cloacas durante el año 2021. Pero para más de 52.000 clientes del Ente Municipal de Obras Sanitarias (EMOS),  de un universo total de 78 mil cuentas,  esa suba será entre el 50 y el 60 por ciento, muy por encima de lo que se espera como número final inflacionario para el año 2020. Las estadísticas presentadas por “Juntos por Río Cuarto”, primera minoría en el Concejo Deliberante, fueron ratificadas por Cristian Evangelista, presidente del ente municipal.

“Estos aumentos contemplan la recuperación de lo perdido en 2020 y el ajuste al índice inflacionario del 2021. Estos valores que implementamos tiene como objetivo acercarnos al incremento de los costos que componen el esquema de gastos del ente”. El funcionario de Llamosas justificó las subas dado que desde que se declaró la pandemia no pudieron aplicar la fórmula polinómica que permite dos aumentos anuales pero que en el año que se desató la crisis sanitaria el segundo tramo no se aplicó.

Según los datos sistematizados por el bloque de la alianza UCR/PRO, una vivienda familiar del barrio Roque Sáenz Peña que el año pasado pagaba en concepto de aguas, cloacas y mantenimiento de desagües $663 mensuales, desde enero deberá abonar $1.066 (+60 %). 60 de cada 100 clientes del servicio en la ciudad tendrán un aumento similar.

“Creemos que el pago del servicio de agua, cloaca y desagües no es la prioridad en un gran porcentaje de la población y no precisamente viene de esta crisis económica del covid. Creo que hay una cuestión cultural que se debe resolver en cuestiones de prioridad ciudadana”, reconoció Evangelista, al explicar el comportamiento que tienen los riocuartenses respecto de honrar el compromiso de prestación de servicios que son fundamentales en la calidad de vida.

Los niveles de morosidad que tiene el EMOS son superiores al 35%. Un problema heredado por este gobierno pero al que tampoco no le ha podido encontrar la solución. El Ente entrega millones de litros diarios en las canillas de los riocuartenses sin tener medidores que establezcan que determinen que el que más consume más paga y de esa manera evitar derroches innecesarios. Un alto porcentaje no paga porque no se interrumpe el servicio, como ocurre con la energía eléctrica, y además el uso indiscriminado del líquido elemento demanda cada vez más costos de extracción y potabilidad.

Los datos de la oposición fueron elaborados por alguien que conoce de bombas, cañerías y cloacas. El concejal radical Gonzalo Parodi fue director por la oposición del EMOS antes de asumir como jefe de bloque de “Juntos por Río Cuarto”. Paradójicamente la fórmula que aplicó el peronismo para ajustar el costo del servicio fue implementada durante la gestión del anterior intendente radical pero que el Llamosismo no modificó.

Ahora además tienen que incorporar los costos que tendrá la nueva planta de efluentes cloacales que entrará en funcionamiento pleno en los próximos meses en su primera etapa de ejecución. “Hemos previsto poder solventar dentro del índice de cloacas los costos que va a tener la ciudad de la planta modelo de efluentes cloacales. La planta tiene varios valores que deben financiarse, costo energético,  mantenimiento, recursos humanos, etcétera”.

La oposición no puede ni quiere evitar el “síndrome del boomerang” que hace que las críticas se vuelvan en contra a poco de tomar vuelo. Cambiemos gobernando no tenía prurito en aumentar impuestos y servicios básicos. Ahora que es oposición es un gendarme inflexible de aplicación de subas. “Los planteos opositores se entienden como planteos políticos. Ellos gobernaron la ciudad y atravesaron las mismas o peores decisiones. Lo defino como oportunismo opositor”, cuestiona Evangelista en sus explicaciones públicas sobre los aumentos definidos.

Pero la debilidad de convicciones de los opositores no reduce la preocupación sobre el impacto en los bolsillos de los nuevos valores de agua, cloacas, desagües y tratamiento de efluentes cloacales. Ya mucha gente no abona la prestación porqué no tiene capacidad de pago. EMOS tiene regímenes de excepción para jubilados y pensionados que van del 100 al 25 % de quitas y también un formulario 500 de tarifa fija para sectores vulnerables. Es una incógnita de fácil despeje especular que el impacto de los aumentos provocarán que muchos no puedan pagar y que en lugar de mejor recaudación, el ENTE se desfinancie. El esquema presentado como estadísticas críticas por los opositores fue reconocido como ajustado a la realidad por la conducción del EMOS.

                       565 cuentas………………..+ 60% de aumento

                   52.051 cuentas……………….entre 50 y 60 % de aumento

                   15.751 cuentas……………….entre 30 y 50 % de aumento

                     1.987 cuentas……………….entre 20 y 30 % de aumento

                     6.525 cuentas……………….entre 10 y 20 % de aumento

“No nos quedamos solo con la ayuda a los cumplidores sino que tratamos de buscar que los no cumplidores vengan a pagar y hagan uso de herramientas y que busquen los mismos beneficios que aquellos que si cumplen en tiempo y forma”, afirma Evangelista. El funcionario relativiza el impacto de los aumentos en el estímulo del 20% de descuento que reciben los cumplidores o quienes paguen por anticipado el servicio anualizado. El premio que reciben quienes sostienen el Ente se presentan como la oferta de los supermercados. Te descuentan un porcentaje de lo que en las horas previas remarcaron.

La proliferación de las piscinas familiares le sumó al verano una cuota de descontento con el servicio por la carencia de agua o falta de presión en muchos sectores de Río Cuarto. Declarada un derecho humano por Naciones Unidas, el agua potable es un elemento que no se puede utilizar como factor de “toma y daca” si se paga o no el servicio. Los indolentes de siempre se aprovechan de esto para no pagar pudiéndolo hacer. Así son las cosas.

Nota b:

Erradicación de microbasurales

El gobierno de Río Cuarto,  a través de la secretaría de Servicios Públicos, desarrolla un esquema diario de trabajo tendiente a lograr la erradicación de microbasurales.  Este esquema contempla, además del trabajo por convenio con la empresa prestadora del servicio de limpieza,  la información y educación de los vecinos con el fin de concientizar acerca de la eliminación de estos espacios que contaminan la ciudad.

En este sentido el secretario del área,  Marcelo Bressán explicó que, “se realiza un trabajo intensivo, de lunes a sábados en distintos sectores de la ciudad para retirar y limpiar sectores con presencia de residuos voluminosos como pueden ser: escombros y ramas de árboles”.Agregó que los residuos de gran tamaño como pueden ser sillones o muebles que se descartan de los domicilios pueden acercarse a la escombrera municipal,  ubicada en calle Tucumán 1300.

Bressán también recordó que se pueden desechar residuos electrónicos en la isla verde ubicada en el Andino.