Enroque Corto Río Cuarto

Por Gabriel Marclé

Vacaciones de incógnito

Pese a la continuidad de la pandemia, los centros turísticos del país se vieron colmados por las expectativas de quienes apuntan a liberar el stress que dejó el paso del 2020. Esta circunstancia no es exclusiva de algunos sectores, sino que llega incluso a la comunidad política local. Aunque no parezca, algunos referentes del sector hicieron las valijas para meterse de lleno en el descanso del periodo estival. Eso sí, con cuidado y casi en incógnito, para no despertar la furia y el resentimiento de los afectados por la pandemia. El informante le comentaba al periodista acerca de los actores de la política que “escondieron” sus vacaciones para evitar el rechazo de la gente.

Informante: ¡Qué calor! Está lindo para irse a las sierras.

Periodista: ¿Usted dice? La verdad es que viendo lo que pasa en Santa Rosa de Calamuchita no me dan muchas ganas.

I: Que tipo cuidadoso usted, pero tiene razón. La verdad es que esto no puede terminar bien. Hay que irse a lugares más reservados, como hacen algunos políticos.

P: ¿Ah sí? Usted siempre se me hace el misterioso así que no le voy a preguntar quiénes.

I: Y hace bien, porque no pienso darle nombres. Eso sí, se dará cuenta que no están teniendo mucha actividad en las redes. La mayoría sale de vacaciones y muestra por dónde anda disfrutando, pero no en estos tiempos.

P: Es cierto. Debe ser porque no quieren hacer alarde de ese “privilegio”.

I: Claramente están escondiendo el disfrute porque nunca saben cómo puede caer eso en la gente. Estamos en tiempos donde los que sufren la pandemia guardan mucho resentimiento en contra de la clase política. Si yo la estoy pasando mal y de repente veo la foto de un concejal disfrutando de un trago en la playa, bien no me va a caer.

P: ¿Usted dice que salen de incógnito?

I: Sí, pero los que estamos en estos círculos nos enteramos. Nuevamente me niego a darle nombres, pero muchos tienen casas de verano en lugares turísticos. Mirá si no los van a disfrutar. Eso sí, les piden que lo hagan con cuidado. En la Municipalidad les dijeron que se tomen unos días, pero calladitos.

Gobierno de flanes

En tan solo unas horas, las medidas de prevención anunciadas por el Gobierno Nacional pasaron de decreto a recomendación. La presión de los gobernadores y el alto impacto del “toque de queda” en la economía del turismo hicieron que el presidente Alberto Fernández vuelva sobre sus pasos y minimice el tenor de su accionar preventivo. Claro que el punto más notorio de este accionar controlado llegó desde Córdoba, con un gobernador Schiaretti decidido a sostener una política propia que dejó de lado las restricciones. Desde Río Cuarto, el analista político le hacia un comentario al periodista sobre la aplicación de la nueva estrategia sanitaria y los efectos que podrían generar en el escenario político.

Analista Político: Qué cambiado está el presidente…

Periodista: ¿Por qué lo dice?

A.P: Lo digo por cómo afronta esta etapa de la pandemia. Quedó atrás el presidente que nos convenció a todos con sus filminas en cadena nacional, el que demostraba que salvábamos vidas con la cuarentena. Por un momento fue así.

P: ¿Y ahora cómo es?

A.P: Discúlpeme por el juego de palabras, pero yo veo que hoy nos gobierna Alberto Flan-andez. ¿Entiende?

P: ¿Qué el presidente es un flan dice?

A.P: Y sí, si estamos en el peor momento de la pandemia desde el comienzo de la primera ola y cuando debe tomar las decisiones fuertes, se echa para atrás. Si vas a lanzar decreto, las Provincias se tienen que adaptar. No podés ser tan blando, pero bueno…le ganaron por cansancio.

P: Puede ser un poco de eso, pero está difícil volver a restringir con dureza.

A.P: Claro que sí, pero algo se tiene que hacer. Por más que la gente ya no haga caso, el Estado tiene que actuar, el presidente tiene que gobernar y no dejar que lo gobiernen. Igual no es algo de Fernández solamente…

P: ¿Hay otros flanes?

A.P: Es que estamos en la era de los líderes moderados. Ahí también podemos ponerlo al intendente Llamosas, sin autonomía para imponer medidas más cercanas a la realidad que tenemos. Que después no anden llorando cuando los sorprenda el rebrote. Ahí, la responsabilidad va a ser de ellos.

Paradero desconocido

Aunque Río Cuarto sigue teniendo a Llamosas como intendente, algunos nombres de su equipo fueron cambiando. El segundo ciclo llegó con un plantel legislativo renovado casi en su totalidad, lo que lleva a preguntarse qué habrá sido de aquellos que perdieron su lugar en el Concejo Deliberante. La duda era planteada por un asesor de la oposición, quien se acercó al periodista para intentar dar con el paradero de esos nombres.

Periodista: No queda nadie en el Concejo. Llegaron las vacaciones.

Asesor Oposición: Es verdad. Y hasta febrero no se vuelve. Igual todo es muy nuevo todavía, muchas caras nuevas.

P: Imagino, con el cambio de fichas del oficialismo se deben estar conociendo todavía.

A.O: Sí, pero tanta cara nueva me hizo extrañar a los que se fueron. ¿Sabrá algo de Silvio Rasmussen, por ejemplo?

P: La verdad que no. Dejó sus funciones y no se lo vio más.

A.O: Bueno, averigüe bien qué va a pasar con él y otros más. Capaz les hacen un lugarcito en el Ejecutivo.

P: ¿Ah sí? Bueno, no sería algo nuevo. En definitiva, ustedes hicieron lo mismo cuando eran oficialismo.

A.O: Es verdad, es casi una evolución lógica el paso del Legislativo al Gabinete. Mire lo que pasó con Leticia Paulizzi. Arrancó en el Concejo y terminó en el EDECOM.

P: Digamos que no es el mejor ejemplo.

A.O: ¡Tiene razón! Pero bueno. Si se algo de Rasmussen o algún otro ex concejal, le pego el grito. Por ahora, estamos de vacaciones.

Córdoba, país aparte

Luego que Córdoba definiera no adherir a las recomendaciones sanitarias del Gobierno Nacional, surgieron múltiples teorías vinculadas a las razones detrás de dicha decisión. Se habló de las repercusiones que tendrá el hecho en el armado político del PJ en las legislativas, pero también de las razones exclusivamente sanitarias, con un número de contagios que no ameritaría el toque de queda. Otros análisis relacionan la autonomía de Córdoba con su capacidad de desoír los mandatos surgidos de Casa Rosada. El analista político, de raigambre peronista, comentaba al periodista sobre su análisis de Córdoba como “un país aparte”.

Analista del Peronismo: ¡Se rebeló Juan!

Periodista: ¿Lo dice por el gobernador?

A.P: Claramente. Puso a Córdoba primero. Aunque en realidad se puso a él primero por encima del presidente.

P: Y, están las legislativas a la vuelta de la esquina…

A.P: Puede ser, pero yo creo que esto tiene que ver con algo histórico de Córdoba. Algo como la sensación de ser un país aparte. Como ocurre con el San Luis de los Rodríguez Saa.

P: Si se basa en lo ocurrido con las restricciones, Córdoba no fue la única rebelde…

A.P: No, pero es la única que importa más. Tenga en cuenta que estamos en un año extremadamente complejo desde lo político. Pero creo que Schiaretti se mide constantemente con el presidente. Esto fue una muestra de libertad, como si fuera por fuera de la Nación. Más que gobernador, Schiaretti se comportó como presidente de la República de Córdoba (risas).