Enroque Corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé

Caliente cierre en el Concejo

La última sesión 2020 del Concejo Deliberante tuvo como temas fuertes la aprobación del presupuesto municipal y la prórroga del contrato con la empresa prestadora del servicio de transporte público. En el recinto se vivió un debate acalorado, cuando oficialismo y oposición se vieron las caras para lo que fue el primer enfrentamiento fuerte de la nueva configuración legislativa. Lo que para el PJ iba a ser una sesión sencilla se terminó convirtiendo en una especie de campo de batalla. El periodista consultó al integrante de la oposición para consultarle sobre los pormenores del encuentro legislativo que tuvo lugar el miércoles pasado.

Periodista: Lo veo alterado. ¿Cómo estuvo la sesión?

Integrante de la Oposición: Muy caliente. La verdad que terminamos el año a tono con lo que fue.

P: ¿Por qué?

I.O: Porque creemos que el oficialismo no esperaba que se les pusiera tan difícil. Arrancaron la sesión con mucha calma y querían aprobar los proyectos bien rápido. Claro que nosotros no íbamos a dejar que los temas pasen como si nada. ¡Estaban tratando el presupuesto 2021, aumento de impuestos y la prórroga con la SAT! ¿A usted le parecen temas menores?

P: Para nada. Pero, ¿qué le hace pensar que querían un tratamiento expres?

I.O: Para empezar, solo uno de sus concejales tomó la palabra. El resto permaneció en silencio. De los bloques opositores hablaron casi todos. Parece que nadie tenía ganas de defender al intendente. Se escondían.

P: ¡Eh! ¿Para tanto?

I.O: Lo tendría que haber visto con sus propios ojos. El debate se fue calentando y hasta solicitaron varias mociones de orden. Creo que la última sesión del año fue un resumen del escenario electoral post Covid. El oficialismo desgastado…

P: Y una oposición gritona…

I.O: (Risas) No me chicanee. Nosotros actuamos porque escuchamos al electorado que nos puso en este lugar. Ellos parece que hicieron todo lo contrario a escuchar y subieron los impuestos en medio de una crisis sinigual.

Guerra de pintadas

Existe una clara diferencia entre el arte callejero en las paredes de la ciudad y las pintadas con tinte político. De estas últimas hay muchas, especialmente en tiempos de campaña. Sin embargo, en los últimos días se observaron “grafitis” que revelaban una fuerte pelea en el centro de la comunidad política local. El informante del peronismo enviaba al periodista una serie de imágenes que atestiguaban el comienzo de una pelea interna, que ya encontró su lugar en las paredes de la ciudad.

Informante Peronista: Te mando estas fotos que me llegaron al celular. Te pido absoluta reserva.

Periodista: A ver. ¿Estas son pintadas en Río Cuarto?

I.P: Sí, son varias. Al menos cinco iguales en diferentes puntos de la ciudad.

P: Pero son bastante fuertes los mensajes. Hablan de delitos graves.

I.P: Y siempre mencionan al mismo nombre, el de un legislador de los nuestros. Eso es lo que llama la atención, parece que fuera un embate en contra de este sujeto. Nada es casualidad.

P: ¿Por qué lo dice?

I.P: No sé si se acuerda en 2016, cuando recién asumía la primera gestión de Llamosas, aparecieron unas pintadas en la mismísima Municipalidad de Río Cuarto.

P: Sí, me acuerdo bien. Lo único es que duró poco eso, lo taparon rápido.

I.P: Y claro que no iba a durar, si la pintada acusaba a un funcionario top de estar vinculado con la venta de drogas. Así de fuerte. Son acusaciones que no llegan a la justicia, pero molestan y mucho.

P: ¿Entonces? ¿Qué tiene que ver?

I.P: Si me preguntas a mí, esto viene como represalia. Vos me pintaste en contra, ahora es mi turno. Hay más de una guerra que se está peleando en el PJ y en este caso es de pintadas.

 

Aborto y grieta peronista

En la semana que marcó la histórica aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Río Cuarto también puso su cuota de protagonismo. Las agrupaciones feministas realizaron una vigilia para acompañar el tratamiento del proyecto en el Senado. Sin embargo, hubo pocas expresiones públicas dentro de la comunidad política, especialmente en el oficialismo. A excepción de algunos referentes que participaron incluso en la vigilia, el aborto continuó ubicándose como una especie de tabú para la porción del PJ que detenta el poder en la Municipalidad. La informante se acercaba al periodista para comentarle sobre una particular situación que se vivió puertas adentro del Palacio de Mojica.

Informante: ¡Llegó el día! ¡Es ley! Pero la lucha sigue…

Periodista: ¿Por qué lo dice?

I: Por varias cuestiones, pero principalmente por el comportamiento de la comunidad política. Tenemos ley, pero hay que ver cómo se aplica en cada territorio. Hay muchas dudas en Córdoba, la cual se ha configurado como una provincia celeste. Esperemos que no haya resistencia a cumplir con algo que ya está legislado, pero no sería la primera vez.

P: ¿En la Municipalidad como reaccionaron?

I: Es un tema complejo, porque es sabido que el intendente Llamosas estaba en contra de la ley. Sin embargo, veía como positivo que alguno de sus funcionarios se exprese al respecto.

P: ¿Alguien habló sobre la ley?

I: Nadie, pero tampoco se iban a quemar. Es un tema sensible y muchos creen que no hacen la diferencia si hablan o no del tema. Si tantas ganas tienen de expresarse, que lo haga el intendente.

P: Y el gabinete, ¿es celeste o verde?

I: Hay de todo, hasta celestes que se sienten más verdes. Pero es delicado, porque desde la Provincia bajan una línea muy estricta. Lo vimos en la sesión de diputados, los cuatro de Córdoba votaron en contra. Esperemos que el Gobierno local se alinee rápidamente con un derecho por el cual luchamos durante años. Después de todo, Llamosas depende mucho de las mujeres de su equipo. Con la ley, no debería haber tanta grieta.

Un descanso “necesario”

Aun cuando el deseo primario era el de seguir trabajando a tope durante el periodo de vacaciones, las autoridades municipales ya debaten si se tomarán “unos días” para bajar el stress acumulado. Días atrás, Alfil había informado que el intendente no se tomaría vacaciones. Sin embargo, la respuesta de una fuente municipal traía una actualización a esos datos.

Fuente Municipal: ¿Usted escribió que el intendente no se tomará vacaciones?

Periodista: Es lo que me habían comentado. ¿Por qué? ¿Dije algo malo?

F.M: Malo no, pero no del todo certero. Sería una locura que el intendente no se tome unos días después de todo lo que pasó el año pasado.

P: Entonces me lo confirma, Llamosas saldrá de vacaciones.

F.M: No sé si esa sería la definición correcta. Por lo menos se tomará un tiempo necesario para descontracturarse y estar al cien por cien para lo que viene.

P: Una pregunta más, ¿celular apagado o encendido?

F.M: Encendido. Por más que lo intente, no se puede desprender del cargo que asumió. Seguro estará enviando ordenes y coordinando acciones. Pero necesita pasar tiempo de calidad con su familia. Después de todo, es un ser humano.