Delasotismo en pugna, también en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé

Quizá la mayoría no se dio cuenta, pero el 29 de noviembre pasado se inició una de las internas fuertes del peronismo cordobés. Ocurrió durante la ceremonia que celebraba la reelección de Juan Manuel Llamosas como intendente riocuartense. A la vista de los cientos de militantes y referentes del justicialismo local, Adriana Nazario se retiraba del escenario que compartía con Natalia De la Sota y generaba un clima de tensión que se superpuso a la celebración. Ese día, la interna delasotista entraba en una etapa clave.

El hecho siguió resonando en la agenda de la política local, con movimientos imperceptibles y otros más inocultables. Pero nadie se esperaba que la lucha por la ocupación de espacios dentro del peronismo local se diera con tanta rapidez y vértigo. “No lo dejaron ni siquiera festejar”, analizaba un conocedor de la interna sobre el fuego cruzado que comenzó a darse mientras Llamosas se declaraba ganador de las elecciones municipales.

Sin dudas, el delasotismo sigue conteniendo a parte de la militancia justicialista cuyo proyecto fue liderado por José Manuel hasta el día de su muerte. Pero la tragedia que terminó con su vida también marcó un punto de inflexión que obligo a desarmar -o reordenar- los espacios que se desprendían de su imagen, mientras algunos líderes del PJ cordobés se animaban a anunciar que con el fallecimiento del ex gobernador también perecía su militancia.

Pero el legado buscaba seguir mientras alentaban un nuevo rumbo de la mano de Adriana Nazario. Como segunda en comando, la ex diputada se convirtió en la viva imagen del proceso que supo liderar De la Sota y fue elegida como principal referente de La Militante, espacio del delasotismo extremo. Así lo vivía, como una oportunidad por dar aun más vuelo al vínculo que la había llevado a ser considerada incluso para la intendencia de Río Cuarto, antes que Llamosas se erigiera como el candidato para evitar la interna.

Claro que se olvidaban de algo fundamental para explicar la idea de “legado”y era eso que tiene que ver con el apellido. Otra parte del llamado delasotismo eligió virar su dirección hacia Natalia De la Sota, hija del ex gobernador y alguien que se venía ganando una importante cantidad de seguidores como la máxima expresión del nuevo peronismo cordobés. Lo que ganó de experiencia excede a la portación de apellido y la puso en el lugar que hoy le permite apuntar a cosas grandes.

Para eso, necesitaba ganarse un lugar en terrenos como Río Cuarto. De a poco y sin hacer mucho ruido, Natalia se metía en la agenda local y hasta mantenía línea directa con Llamosas. Su aparición en la jornada de victoria no cayó como sorpresa, puesto que representaba el equilibrio justo entre los procesos del PJ cordobés y la alianza con el gobierno nacional. De la Sota no pierde los ojos del premio que buscará en 2021 con las legislativas y la utilidad que tendrá para sostener sus pretensiones de cara al 2023.

Desplazamiento

Parecía que Nazario había ganado terreno en el escenario riocuartense, pese a las versiones que la mostraban alejada del llamosismo. Se decía que la ex diputada no cuajaba dentro de la formula que había comenzado a sumar alianzas con espacios del oficialismo provincial, por lo que sufrió una tímida exclusión durante los primeros días pos electorales. Sin embargo, el armado del gabinete de Llamosas dejaba dos lugares clave -y bravos- para que sean ocupados por el núcleo duro de su espacio político, La Militante.

“Por la memoria de José Manuel De la Sota”, mencionaba Leticia Paulizzi durante la jura de su flamante cargo en la mesa directiva de la Municipalidad riocuartense. La funcionaria asumía al frente de la Ssecretaría de Prevención, al igual que lo hacía Cristian Evangelista en el Ente Municipal de Obras Sanitarias. Duela a quien le duela, el delasotismo extremo y Nazario se metían en la lista de nombre importantes del Gobierno municipal. Aunque no por mucho tiempo.

Como se sabe, Paulizzi renunció al cargo que ocupó por solo doce días. Mientras las voces oficiales aludían a cuestiones familiares y personales que aceleraron la salida, puertas adentro de la Municipalidad se atestiguaba un efecto más de las internas que tomaban fuerza.

Las cuestiones personales de la funcionaria tenían relación con el comportamiento del intendente, quien actuó beneficiando a otros espacios de la alianza, poniéndolos por encima de La Militante de Nazario y compañía. “Le tiraron un muerto”, comentaban incluso algunos peronistas del entorno exterior cuando se enteraban de la llegada de Paulizzi al área que controlaría al EDECOM, uno de los entes con compleja imagen pública.

La conclusión alentada por los conocedores de la interna es que la abrupta renuncia llegó como una réplica del temblor generado por aquella imagen de una ofuscada Nazario bajando sin aviso del escenario en el que Llamosas festejaba su victoria. La Militante entiende que el oficialismo local -y por ende el schiarettismo- no los quieren ni cerca.

Desde Caserio a otros referentes del viejo delasotismo empezaban a posicionarla como futura candidata a la Intendencia y, de repente, se quedó con un aliado menos dentro del gabinete municipal. Mientras algunos lo venden como pura casualidad, otros eligen rotar las vocales para formar “causalidad”.

Y mientras esto ocurre, la imagen de Natalia De la Sota crece. Comentaba un integrante del oficialismo local que el día de los festejos del 29-11, De la Sota fue una de las que copó la atención de los medios y quien se puso en el primer plano de cada fotografía, esas que cruzaron el país entero. Como si fuera poco, varios nombres del nuevo equipo municipal ya se acomodaron del lado de la hija del ex gobernador. “Se ganó a la militancia”, analizó uno de ellos. Los seguidores de Nazario se pusieron nerviosos, y con razón.

Lo cierto es que en vísperas de un 2021 friccionado, ambas mujeres integran una de las pugnas más fuertes dentro del justicialismo provincial y ya tuvieron uno de sus primeros rounds en Río Cuarto, a la vista de todos. Las realidades, objetivos y proyectos que las definen son diferentes. Sin embargo, el tablero político las encuentra enfrentadas. Después de todo, ambas ostentan convertirse en la viva imagen de quien fue el líder del peronismo cordobés moderno.

 

 

Municipio anunció las actividades de verano

El Gobierno de Río Cuarto dio detalles del cronograma de actividades que se desarrollarán durante la temporada veraniega en sus centros deportivos. El próximo sábado 2 de enero comenzarán con la apertura del Natatorio Nº 1 (AUR), mientras que el lunes 4 lo harán el Piletón Nº 2 y el Camping Municipal.

En consonancia con la prevención sanitaria, los natatorios abrirán de 14 a 20 horas con un cupo de 200 personas por día. Al mismo tiempo se realizarán talleres de verano organizados por Deportes Río Cuarto.

En cuanto al Camping Municipal, las autoridades destacaron las mejoras generales de infraestructura, donde sobresale la construcción de dos baños para personas con discapacidad, así como trabajos de pintura y de mantenimiento general en la red de agua y cloacas. Dicho espacio funcionará de 7 a 19 horas con una capacidad reducida de 30 carpas con hasta seis personas cada una.