Saieg vuelve a la Legislatura (suena Rufeil para Transporte)

El actual secretario de Transporte de la Nación dejará su función para retornar a la banca legislativa por el departamento Santa María. El albertimos cordobés impulsa al ex intendente de La Calera como reemplazo en el ministerio que conduce Mario Meoni.

Por Yanina Soria

¿Cómo hilvana el triunfo de la legisladora provincial Carolina Basualdo en Despeñaderos con la salida de un cordobés del gobierno nacional y la banca legislativa por Santa María? Pues, todo tiene que ver con todo.

Con el batacazo de Hacemos por Córdoba el domingo en la localidad ubicada a 50 kilómetros de la ciudad Capital, se abría una encrucijada para el oficialismo en el ámbito de la Legislatura: cómo saldar la ausencia del titular de la banca departamental, Walter Saieg (que pidió licencia para cumplir funciones en el gobierno de Alberto Fernández) y ahora también la de su reemplazo, la flamante intendenta electa que en breve deberá abandonar el recinto para asumir su nuevo rol.

Por momentos, en el peronismo pensaron en dejar ese escaño acéfalo ya que con los 50 legisladores propios con los que se quedaría alcanza y sobra para blindar las leyes enviadas por el Ejecutivo provincial. Sin embargo, políticamente, era una jugada riesgosa por las limitaciones jurídicas y los reparos que la oposición puso desde un primer momento.

Entonces, esa salida quedó descartada. Al igual que el planteo que algún sector promovió para llamar a elecciones complementarias y cubrir la representación legislativa del departamento Santa María.

Sin embargo, sobre el final surgió la mejor opción que podía esperar el schiarettismo: el regreso de Saieg a la Legislatura.

El ex intendente de Alta Gracia fue parte de la comitiva de peronistas que celebró junto a Basualdo el triunfo en Despeñaderos el pasado domingo. No sin generar menos sorpresa a más de uno, al delasotista se lo vio festejando en el escenario principal, e incluso, fue mencionado por el propio gobernador Juan Schiaretti cuando saludó a todos los presentes, antes de dar su mensaje vía Zoom.

Vale recordar que hace un año, Saieg se corría de las filas del schiarettismo para saltar al gabinete nacional como secretario de Transporte en el ministerio que conduce Mario Meoni, hombre de Sergio Massa. Lo hizo de la mano del senador Carlos Caserio, principal armador político del albertismo en Córdoba, espacio que hoy integra el referente de Santa María.

Lo cierto es que el domingo, abordado por los medios locales, el todavía funcionario nacional sorprendió al blanquear sus pretensiones políticas a corto plazo: volver a su banca y recuperar la territorialidad en su departamento.

El argumento formal que esgrimió fue ese, el no querer dejar vacía la banca para la que fue votado y cumplir con el compromiso electoral asumido en Córdoba.

Sin embargo, desde su entorno aseguran que en verdad las responsabilidades y obligaciones propias de un cargo nacional como el que ocupa lo desgastaron, viéndose en la necesidad de querer retornar a la provincia.

Por ahora su reasunción en la Legislatura no tiene fecha aunque está claro que eso estará concatenado al desembarco de Basualdo en el municipio de Despeñaderos, para evitar que la banca quede vacante por un tiempo.

En tanto, según pudo saber Alfil, desde el albertismo promueven a otro legislador cordobés para ocupar el lugar que Saieg dejará en breve.

Se trata del ex intendente de La Calera y ex ministro de Desarrollo Social, Rodrigo Rufeil. Su nombre suena desde hace bastante en esa grilla y ya habría sido puesto a consideración del gobierno nacional desde donde, en principio, le habrían objetado la causa judicial que lo involucra por supuesto enriquecimiento ilícito.

Sin embargo, más allá de que sea o no Rufeil el nombre acordado con Massa y el presidente, sobre lo que no hay dudas es que el próximo secretario de Transporte de la Nación, será un dirigente del espacio que comanda Caserio.