Fetap pide a Schiaretti un aumento del 100% de subsidios

Tampoco garantiza la normalidad del transporte urbano en la ciudad este mes. Ayer, la entidad empresarial comunicó que no retomará el servicio interurbano a mediados de mes, como estaba previsto.

Por Yanina Passero
[email protected]

fetap subsidios¿Por qué cambiar un método de presión efectivo para conseguir fondos estatales frescos? La FETAP, cámara empresarial que nuclea a transportistas de la ciudad y la provincia, exige una cobertura total de subsidios para operar en lo que se conocerá como la nueva normalidad. Aquí, no hay pandemia ni restructuración de las operaciones que valgan. El paro o, en concreto, el regreso del servicio público, queda supeditado a la exigencia sin tope de fondos no reintegrables.

La entidad fue clara: las empresas que representa no sacarán los coches para unir las distintas ciudades y pueblos del interior provincial.  Y como si fuera poco, el transporte en la ciudad también se ve amenazado, como se sabe, por la insuficiencia en las partidas estatales que exponen los concesionarios.

En un comunicado difundido ayer, FETAP avisó que no retomará el servicio interurbano como había anunciado la Provincia, previsto para la segunda quincena de este mes y coincidiendo con la autorización de la movilidad interdepartamental. El asesor letrado, Alejandro Ugalde, explicó que no se producen ingresos genuinos por ventas desde marzo, cuando se suspendieron los servicios, y sólo se han abocado a acompañar al personal dentro de las posibilidades y mantener a las empresas para subsistir, hasta el momento en que puedan reanudar sus actividades.

Exigen un “plan de regreso” al gobierno de Juan Schiaretti. Así lo expresan: “Las empresas siempre han estado dispuestas a acompañar, pero necesitan que el poder concedente otorgue condiciones mínimas de operación y garantice la previsibilidad de funcionamiento del Sistema, lo que se logra a través de mayores fondos, tal como se ha solicitado ante las autoridades pertinentes, como a la Legislatura provincial”.

Sin eufemismos, piden al mandatario provincial que incremente un 100% las partidas presupuestadas para el 2021 del transporte urbano e interurbano. El conflicto salarial con Aoita está lejos de resolverse tal como quedó expuesto en la última audiencia de en el Ministerio de Trabaja a cargo de Omar Sereno.

Ugalde puntualizó que esta convocatoria surgió como consecuencia  de una disminución del 38% del fondo del subsidio nacional por Covid-19 y la imposibilidad de pagar los compromisos salariales de noviembre. Además, el problema se complejizó al conocerse una resolución que restringe el uso de estas partidas sólo a la cancelación de deuda con los choferes.

Urbanos

La relativa calma que se evidencia en el transporte urbano podría colapsar en pocos días. El intendente Martín Llaryora analiza en este momento cómo contener las presiones en ascenso de la FETAP luego que la UTA cerrara una paritaria salarial retroactiva a septiembre del 30%, más un bono de $20 000.

Hoy, los choferes cobrarán el adelanto salarial con partidas adelantadas por el Tesoro municipal (aproximadamente un 40% del total salarial). Corresponden a la cuota 9 y 10 de subsidios que debería haber mandado el Gobierno de la Nación. “Con la Municipalidad estamos en permanente diálogo, pero si la Nación se atrasa como lo viene haciendo no podremos cumplir con los sueldos”, sentenció Ugalde. Como se sabe, la UTA no tardará en hacer sentir su descontento con la paralización de los corredores.

En el caso del urbano, Fetap presiona por un aumento urgente de tarifas que la gestión de Llaryora está buscando postergar hasta los primeros días de enero, ya que el poder central levantó el congelamiento que pesaban sobre las tarifas, tal como adelantó este medio. La entidad situó el precio del boleto en impagables 129 pesos, cuando se sabe que la gestión piensa en poco más de 50 pesos.