Por Larreta, Macri tensionó con Schiaretti

Por primera vez, el ex presidente criticó públicamente el acompañamiento de los diputados schiarettistas al oficialismo nacional en la Cámara. La respuesta del gobernador a través de sus parlamentarios.

Por Yanina Soria

El ex presidente Mauricio Macri, esta vez, no dejó pasar por alto la jugada del schiarettismo que acompañó al kirchnerismo en el Congreso, y reaccionó duramente contra un peronismo que fue amigo durante sus cuatro años de gobierno.

Y qué tristeza ver cómo votaron los cuatro diputados cordobeses del PJ, una provincia que siempre fue un ejemplo de respeto, federalismo y autonomía”, disparó por Twitter el líder del PRO en una serie de mensajes contra lo que consideró “un atropello a las instituciones, los derechos de los argentinos y el federalismo”.

Hizo referencia así a la media sanción que el Frente de Todos le dio con la ayuda de los cuatro cordobeses al proyecto para modificar la ley de transferencias a CABA por el traspaso de las fuerzas de seguridad.

El ex presidente reaccionó en defensa de su socio y figura nacional en ascenso, Horacio Rodríguez Larreta, y eso incluyó apuntar contra los representantes legislativos del gobernador Juan Schiaretti. Aunque, en verdad, se infiere que el destinatario final del mensaje es el propio titular del Ejecutivo cordobés quien, en definitiva, dio la orden de proceder en ese sentido a sus cuatro parlamentarios.

Si bien no es el primer gesto político que Córdoba Federal tiene con el oficialismo nacional en la Cámara (sobran muestra de apoyo a leyes claves del kirchnerismo) sí es la primera vez que Macri lo objeta públicamente. Y que además apela a la estrategia medular que vienen implementando los principales referentes locales de Juntos por el Cambio: emparentar a Hacemos por Córdoba al cristinismo más duro.

Sin embargo, desde El Panal apuestan a que los acuerdos legislativos nacionales entre schiarettistas y el Frente de Todos, pasen inadvertidos a los ojos de los cordobeses a quienes ubican lejos de la agenda parlamentaria nacional.

Los esfuerzos del gobernador Schiaretti por hacer equilibrio entre las necesidades políticas de su gestión que lo llevan a depender, como nunca, de la Nación para no naufragar económicamente, y la necesidad que tiene -a su vez- de mostrar distancia con el kirchnerismo frente a su electorado, cada vez se complican más. La foto del festejo por el triunfo de Juan Manuel Llamosas en la ciudad de Río Cuarto escoltado por el Frente de Todos, es un ejemplo de ello.

Lo cierto es que Schiaretti también le respondió a quien en varias ocasiones públicamente llamó “amigo”. Lo hizo a través de sus diputados quienes, mediante un comunicado, señalaron: “No vamos a opinar sobre lo que diga o piense cada uno, pero sabe muy bien el expresidente Macri que cuando le tocó gobernar, nuestros diputados siempre dieron quórum para que pudiera contar con las leyes y las herramientas que consideraba necesarias para llevar adelante su gestión”.

El texto del bloque schiarettista insiste con la postura de “juego neutral” de Córdoba frente al conflicto de intereses entre el kirchnerismo y el macrismo. “Nuestra postura siempre fue la del sentido común, porque representamos una provincia seria, que tiene en claro lo indispensable que es el diálogo para poder avanzar y crecer. El Presidente Fernández también sabe que siempre vamos a garantizar la gobernabilidad que necesita Argentina”, sigue el comunicado visado por el Centro Cívico.

El peronismo schiarettista señaló que en el transcurso de este 2020, la Nación le transfirió al gobierno de la ciudad de Buenos Aires una suma de 67 mil millones de pesos por haber pasado 19.900 policías a su jurisdicción en el año 2016.

Córdoba tiene 22.000 policías, y con un salario similar a los de la ciudad de Buenos Aires, el presupuesto es de 35.000 millones, explicaron. “No debemos olvidar que la Policía de Córdoba cubre más población y un mayor territorio que el de Capital Federal. Si tenemos en cuenta este cálculo, es evidente que se estaban transfiriendo fondos de más a Buenos Aires. Si nosotros hubiésemos contado con una cifra similar, podríamos haber duplicado el número de efectivos a la fuerza de seguridad”, justificaron desde el bloque. Con ese último párrafo, los schiarettistas buscan menguar las críticas que le apuntaron al gobernador por no “solidarizarse” con CABA.