Despeñaderos, próxima parada del PJ (también en juego una banca)

El domingo 13 de diciembre se vota a intendente en esa localidad. Con la elección local, Hacemos por Córdoba le abre también la puerta a una eventual polémica por el destino de la banca legislativa del departamento Santa María.

Por Yanina Soria

Con el envión de Río Cuarto, el peronismo apunta ahora a la próxima parada electoral en Córdoba: las municipales de Despeñaderos el domingo 13 de diciembre.

La relevancia de los comicios en el departamento Santa María para el PJ, no tiene que ver sólo con retener la localidad y mantener la supremacía de Hacemos por Córdoba en el mapa de municipios locales, sino más bien con las particularidades políticas que rodean a esa elección.

En primer lugar, el peronismo considera que debe preservar el lugar que en 2019 ganó Juan Carlos Cimadamore, el intendente justicialista fallecido tras ser reelecto y antes de asumir su función.

En ese sentido, lo sucedido hace algunos domingos en Morrison sentó un mal precedente. Allí también debido a la muerte repentina del jefe comunal, fueron convocadas nuevamente las elecciones donde el peronismo no pudo mantenerse en el poder y perdió en manos del vecinalismo. Aunque en ese caso se trató de una localidad aún más pequeña, la foto de la derrota no cayó nada bien hacia adentro del espacio y hubo reproches para el cacique del PJ del departamento Unión, Domingo Carbonetti.

“Eso no debería repetirse en Despeñaderos”, reflexionan desde el Centro Cívico que impulsa una fuerte estrategia de respaldo y apuntalamiento político a la candidatura de la legisladora Carolina Basualdo.

A su vez, el departamento Santa María es territorio político del ex intendente de Alta Gracia y actual ministro de Gobierno, Facundo Torres, por lo que desde allí también hay especial interés en que el PJ conserve el poder en Despeñaderos. De hecho, Torres es un actor muy activo hoy en la campaña local.

También es cierto que el ministro de Schiaretti tiene una historia de puja política con el otro referente departamental y ex intendente de la ciudad del Tajamar, el actual secretario de Transporte de la Nación, Walter Saieg. El funcionario albertista es también legislador departamental de Hacemos por Córdoba en uso de licencia; banca que actualmente ocupa como suplente Basualdo.

Y es allí donde se abre otra particularidad que encierran los comicios del 13 de diciembre: qué pasará con la banca de Santa María si Basualdo gana la elección.

Ese posible efecto colateral también es seguido de cerca por Juntos por el Cambio desde donde dijeron que están dispuestos a batallar, incluso, judicialmente para que el departamento no se quede sin representación parlamentaria.

Es que una de las opciones que se baraja hacia adentro de Hacemos por Córdoba frente al hipotético escenario de triunfo de su candidata y la ausencia de Saieg, es quedarse con 50 legisladores y dejar directamente vacía la banca en cuestión. No obstante, otro sector del mismo peronismo considera que esa sería una jugada riesgosa institucionalmente y que el gobierno de Juan Schiaretti no está en condiciones de sumar nuevos reproches por parte de la oposición.

De cualquier modo, cada vez suena con más fuerza la versión de que el secretario de Transporte enrolado en el espacio que comanda el senador Carlos Caserio, dimitiría a su función nacional por lo que se especula con su regreso a la Legislatura.

Lo cierto es que, por ahora, en el peronismo prefieren no aventurar qué destino tendrá la banca del departamento Santa María hasta que se realicen los comicios locales.

Campaña

Basualdo se enfrenta a otros dos contrincantes: Héctor Penna, el candidato local de Juntos por el Cambio; y Hugo Olmos, de Unidos por Despeñaderos.

Justamente sobre el tema de la banca, el radical Penna señaló a diario Alfil: “las candidaturas testimoniales le han hecho mucho daño al sistema democrático. No se puede dejar sin representación del departamento. Allí falta conciencia y conocimiento de la función que debe cumplir un legislador que fue elegido por sus vecinos”.

Respecto a la campaña y las expectativas, el candidato de Juntos por el Cambio dijo que espera para las próximas semanas la visita en Despeñaderos de referentes del espacio provincial como los diputados Luis Juez y Héctor Baldassi. También se refirió a Basualdo y Olmos como dos candidatos de un mismo espacio: “matemáticamente tenesmos chances porque el peronismo va divido y nosotros logramos unificar a la oposición.

En tanto, desde el entorno de Olmos, recordaron que el ex secretario de Gobierno del fallecido intendente quedó a dos puntos de Cimadamore en mayo de 2019, por lo que ahora esperan dar el batacazo y ganarle la pulseada a la candidata de Schiaretti.