Baja récord: votó casi el 50% del electorado

El número de riocuartenses que fueron a las urnas logró un piso histórico. La pandemia metió la mano.

Desde hace meses que las consultoras especulan respecto a cómo iba a darse la participación del electorado en tiempos de Coronavirus. La mayoría de las encuestas predecían que las cifras se acercarían al 65% que promediaban los procesos electorales anteriores -un 62% en 2016-, pero claro que la pandemia se presentaba como un elemento que agregaba entropía a todas las estimaciones.

A cada momento, los fiscales de mesa informaban sobre los bajos números que se registraban en sus respectivas instituciones. Al comienzo de la jornada electoral, se comenzó a insinuar la baja asistencia de las autoridades de mesa, situación que llevó a retrasar el horario de comienzo en varias instituciones.

“Si faltaban autoridades, ¿cómo no va a faltar gente?”, reflexionaba un policía que se encontraba realizando adicionales en uno de los colegios. Pasaba el mediodía y el ritmo parecía acelerarse, pero la tormenta puso una piedra más en el camino hacia el 65% de participación estimado.

La tormenta prosiguió hasta las 15 horas y terminó por espantar a muchos vecinos que se encontraban haciendo fila en las afueras de las instituciones. No había muchos paraguas, solo gente corriendo hacia sus vehículos y hogares. A eso de las 16 horas, el número de votantes no alcanzaba al 40% y ya comenzaba a hablarse sobre el récord de bajas con respecto a elecciones anteriores.

La lluvia, el desinterés de la juventud, la falta de representación en los indecisos y el cansancio de la campaña más larga de la historia. Sin dudas, la pandemia metió la mano, pese a todas las medidas preventivas que se activaron en el camino a las urnas.