Enroque Corto en Río Cuarto

Por Julieta Fernández
[email protected]

Se baja el telón

La campaña más larga del mundo llega a su fin y el último día de esta instancia genera expectativas en los distintos frentes. Sin embargo, la situación de pandemia obliga a los candidatos a transitar estas últimas horas con cierres de campaña no tradicionales. La cronista dialogó con un informante, quien aseguró que a los candidatos se les complica elegir una manera interesante de hacer su cierre sin incumplir los protocolos sanitarios.

Periodista: ¿Alguna novedad de los cierres de campaña? Cuente.  

Informante: Fue difícil conseguir información acabada sobre eso. Hasta ahora, entiendo que Carrizo haría una pintada en el Cottolengo Don Orione pero de los otros candidatos se complicó un poco saber si harían un cierre más “tradicional”.

P: Difícil en este contexto.

I: Por eso me parece que es un desafío importante. Pensar en un cierre de campaña que sea creativo pero que a la vez garantice el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

P: ¿Y qué le pudieron comentar?

I: Desde el PJ aseguran que no habrá un acto tradicional sino que la militancia  hará una caminata desde calle San Martín, en la zona de la rotonda Golf, hasta plaza Roca. Sería algo más simbólico y participarían candidatos a concejales y tribunos de cuenta.

P: Entonces veremos a algunos que estaban un poco escondidos…

I: Podría decirse que sí.

P: ¿Y del intendente qué sabe?  Imagino que participará.

I: Uno supone que sí. Entiendo que tendría pensado andar por Banda Norte y también por el centro. También visitaría algunos comercios y empresas. En Banda Norte también habría una caminata.

P: ¿Y qué hará el radicalismo?

I: Hasta ayer lo estaban definiendo porque, como le dije, está complicado hacer un acto de cierre de campaña tradicional y no recibir dardos de todos lados. Pero no todo está agotado. Las caravanas suelen ser un recurso que se adoptó mucho en esta pandemia para manifestarse. Respeto, por ejemplo, hizo una el otro día.

P: Veremos qué tan ingeniosos están los candidatos entonces. Bueno, jamás creí que llegaría este día. Venimos hablando de esto desde diciembre del año pasado (risas).

I: Relaje, compañera. Ya se cierra el telón de la campaña más larga del mundo.

 

 

Mala conexión

No hay nada como la presencialidad. El debate virtual de ayer dejó a las claras que la tecnología puede jugar malas pasadas y a un candidato le costó. Al momento de dar el mensaje final, Gabriel Abrile se vio perjudicado por fallas técnicas en su conexión y fue imposible escuchar su alocución. La cronista dialogó con un analista que siguió de cerca el debate.

Periodista: ¿Qué le pareció?

Analista Político: Sinceramente, no le vi mucho de atractivo al debate. Me refiero a que no se oyó nada nuevo comparado con marzo. A veces se me hacía complejo entender cuál era el eje temático porque algunos candidatos querían hablar de miles de cosas en el menor tiempo posible. Y sin apuntar a nada concreto.

P: Me comentaron que la conectividad le jugó una mala pasada a algunos… 

A P: La mala conexión me ponía algo nervioso. En mayor o menor medida, a la mayoría de los candidatos les dificultó hacer sus exposiciones.

P: Uno puede dejar todo “10 puntos” pero si te falla en el momento menos oportuno…

A P: A Abrile le ocurrió eso y perdió su turno en el mensaje final. Le digo que, en líneas generales, me divirtieron más los comentarios de la gente que las exposiciones de los candidatos.

P: Mucha militancia allí en las redes.

A P: Comentarios en tiempo real. Incluso algunos le decían al doctor que, cuando tuvo la falla técnica y no se lo oía, “estaba haciendo su mejor intervención”.

P: Ácidos los muchachos. 

A P: Uno de los ácidos fue el concejal oficialista Armando Chiappe, quien estuvo bastante ácido con Carrizo, por ejemplo.

P: Bueno, al menos se entretuvo (risas).