Postales desde ninguna parte

El 35º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata está develando cine cordobés en su programación que se extiende hasta el domingo 29 de noviembre. Y por aquí cumple años Teatro La Cochera, que celebra los 35 alojando un Encuentro de Festivales Iberoamericanos de Artes Escénicas.

Por Gabriel Abalos
[email protected]

Naves locales en aguas marplatenses

“Un cuerpo estalló en mil pedazos”, ópera prima de Martín Sappia que se estrenó en Mar del Plata.

Está transcurriendo, desde el sábado, la 35ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, único de Clase A de toda la región. Son los ejes de su programación la Competencia Oficial Internacional, Competencia Argentina de largometrajes, Competencia Argentina de cortos, Competencias Latinoamericanas de largos y cortometrajes, Competencia Estados Alterados (exploración de nuevas formas narrativas y lenguajes cinematográficos innovadores) y Competencia En Tránsito (proyectos en progreso).También se desarrolla la sección infantil: Mar de chicas y chicos, y la sección Hora Cero, Funciones institucionales, Homenajes (a María Luisa Bemberg, a Pino Solanas, a Rosario Bléfari) y, también fuera de competencia, homenajes a las Trayectorias de Edgardo Cosarinksy, Manuel Antín y Norma Aleandro, de quienes se verán algunas obras.
En esta edición participan competitivamente cuatro títulos cordobeses: los largos Un cuerpo estalló en mil pedazos, ópera prima de Martín Sappia, Esquirlas (debut de Natalia Garayalde) y Motitos de Inés Barrionuevo, los tres en la Competencia Argentina, así como el corto Homenaje a la obra de Philip Henry Gosse de Pablo Martín Weber.

Hasta el momento se vio el filme de Martín Sappia, Un cuerpo estalló en mil pedazos, que es un tanteo de imágenes poéticas sobre textos que buscar rearmar la memoria de arquitecto y artista escénico cordobés Jorge Bonino, cuya vida tuvo altos luminosos y bajos sombríos, tanto en lo artístico como en el orden existencial. La figura de Bonino se presta para el aura de relatos canonizantes, debido a cierta fascinación por la locura genial y por el suicidio (que tiene mucho de santidad irreligiosa). La vida de Bonino se recrea según testimonios, anecdotarios y sus propias declaraciones; examina su paso revoltoso por Buenos Aires, los Estados Unidos y Europa, un paso de alta intensidad por mundos pequeños, hasta una performance lo bastante suicida, arrojándose al Sena. Luego de eso su brillo personal se cristaliza y termina por quebrarse del todo en 1990, en un breve vuelo desde lo alto del Emilio Vidal Abal, la colonia de Oliva donde estaba internado. El filme de Sappia elige en lo visual un acercamiento despojado de referencias documentales, por medio de paisajes anímicos y acaso metáforas, en forma irreprochable,

También se pudo ver, ayer lunes, el cortometraje Homenaje a la obra de Philip Henry Gosse, de Pablo Martín Weber, una experimentación deslumbrante que enlaza la vida microscópica a imágenes clasificadas del terrorismo islámico, mientras los espectadores son conducidos por el discurso en off del propio director, un discurso sin estridencia ni prédica, que menciona la creación divina, la pasión por el conocimiento, el autosacrificio, trazando un camino de encomiable lucidez.

La Cochera: cumpleaños Iberoamericano
Teatro La Cochera, espacio de formación y de producción identitario en la historia de la escena cordobesa, cumple 35 años y lo está celebrando en modalidad virtual, desde ayer lunes hasta mañana miércoles inclusive. En su aniversario, La Cochera aloja a la segunda edición del Encuentro de Festivales Iberoamericanos de Artes Escénicas – Efíbero. En las actividades a desarrollar, directores, productores, curadores, programadores y gestores de los festivales más importantes de Iberoamérica participarán de disertaciones y mesas de discusión centradas en el análisis de la situación actual de la escena teatral y sus posibilidades futuras.

Creado en la ciudad de Córdoba en 1984 por el actor, cantante y director Paco Giménez, al regresar de su exilio en México, el teatro La Cochera consiguió establecer su sala en el barrio Güemes, donde diversos elencos, cientos de artistas, espectáculos y puestas le han dado y siguen dándole vida escénica. La Cochera representó a Córdoba en diversos festivales y temporadas internacionales, donde mereció premios y nominaciones, y reconocimiento por la crítica teatral iberoamericana. Centro de una intensa actividad teatral, La Cochera ha nucleado, formado y fogueado a jóvenes teatristas, y se ha convertido en una usina de creación bajo la inspiración de su director Paco Giménez.

En el marco de este cumpleaños ocurre EFíbero, evento que, por las condiciones que impone la pandemia, puede contar este año con presencias internacionales de peso. Las actividades de este martes comienzan al mediodía, con la exposición de Gonçalo Amorim, FITEI – Festival Internacional de Teatro de Expressão Ibérica (Portugal), quien se referirá a Un teatro de la necesidad. Programas de desarrollo de públicos: la situación portuguesa, de 12 a 12.45. Y proseguirá, de 14.30 a 15.15, con una exposición sobre Hipervínculos iberoamericanos, a cargo de Zaida Rico, Secretaria Técnica del Programa IBERESCENA (España).

Por su parte, el miércoles de 12 a 12.45, Camille Mateos, Festival Edinburgh (Escocia), disertará sobre

Modelos de adaptación y resiliencia en festivales.

Prosiguen su desarrollo las tres mesas de discusión que desde ayer abordan temas específicos: Las políticas públicas y los festivales en pandemia, moderada por Paulo Ricci; Festivales virtuales: el territorio de las pantallas, con moderación de Antonella Sturla y Los festivales en la pospandemia: transformaciones y posibilidades, moderada por Ana Yukelson. Estas actividades se realizan de 13 a 14.30, los tres días.
Todas las actividades son gratuitas y están abiertas a asistentes de todo el mundo. Las disertaciones serán transmitidas por el canal de YouTube de EFíbero y para participar de las mesas de discusión, las personas interesadas deberán registrarse en la web www.efibero.org.