Género y contención social, ejes del plan de expansión viguista

La agenda de género será la llave con la que el espacio liderado por la primera dama provincial buscará abrirse paso en el interior, empujando sus índices de conocimiento. Entre tanto, se reforzará su principal bastión, la capital, intensificando la participación de sus dirigentes contención social.

Sin certezas sobre la interna partidaria del justicialismo, que a nivel nacional volvió a ser postergada pasando del 20 de diciembre próximo al 21 de marzo de 2021, y que a nivel provincial ya todos ubican en la vecindad de aquella fecha, la definición (o no) de una estrategia electoral conjunta entre Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos en la provincia sigue oculta tras la bruma.

Hay indicios que parecen cimentar las chances de que haya acuerdo. Actos compartidos entre el intendente Martín Llaryora y alfiles del albertismo, el apoyo de los diputados del oficialismo local a algunos proyectos controvertidos enviados al Congreso por la Casa Rosada, y declaraciones de “buenas intenciones” que destacan la necesidad de “unir esfuerzos” y “superar las diferencias del ayer”.

Pero también hay otros de muy distinto tenor, que no dejan vislumbrar algo que trascienda la fría relación institucional planteada desde un principio por el Centro Cívico. En el medio, los zigzagueos de siempre, que siguen sumándose conforme se dilatan los tiempos para tomar definiciones. (Vaya si la pandemia tendrá algo para decir al respecto).

En ese escenario de permanente expectativa e incertidumbre las distintas vertientes del peronismo mueven sus piezas, sabiendo que, cuando llegue el momento, las circunstancias no les pueden encontrar a contra pie, sin dirigentes listos para saltar a la arena de la campaña electoral.

Atendiendo a ello, el viguismo ya ha empezado a precalentar. Más aún, ha delineado un plan de acción con la mira puesta en aumentar los niveles de conocimiento de la diputada nacional en el interior y reforzar la capital, su principal bastión, intensificando su participación en contención social.

En el interior, el viguismo apelará a la agenda de género como principal carta de presentación de la primera dama provincial. Una de las puntas de lanza será el programa “Punto Mujer”, con el cual Claudia Martínez, ministra de la Mujer de Córdoba, recorre la provincia trabando relación directa con los intendentes del interior.

La iniciativa, que fue lanzada varios meses atrás, tiene por objeto brindar a las mujeres un espacio de acompañamiento, contención y orientación ante agresiones sexuales, acosos y otras situaciones de violencia de género, ya ha alcanzado un despliegue muy importante en toda la provincia y ofrece un marco muy provechoso sobre el cual montar las incursiones de Vigo al interior.

En un primer momento, la participación de la diputada en los eventos de inauguración de los “Puntos Mujer” sería virtual, pero más temprano que tarde ese contacto inicial sería completado con visitas al territorio.

Otra de sus cartas de presentación será su última conquista en la Cámara de Diputados, la aprobación de la “Ley de Atención Integral de la Violencia de Género en el Programa Médico Obligatorio de las Obras Sociales”, que garantiza que obras sociales, mutuales, prepagas y demás prestadores de salud brinden cobertura completa e integral sobre las terapias médicas, psicológicas, psiquiátricas, farmacológicas, quirúrgicas y de toda índole que resulte necesaria para víctimas de violencia de género.

Mientras tanto estas visitas, programadas hasta marzo del año próximo, tendrían su correlato en la capital, en donde el espacio conducido por Vigo, a cuya mesa se sientan además de Martínez los legisladores provinciales Leonardo Limia, Nada Fernández, Carolina Basualdo y Diego Hak, y los ediles Pablo Ovejeros y Soledad Ferraro, trabajará para multiplicar esfuerzos en las actividades vinculadas a la contención social, apartado que entienden resultará clave para que exista un fin de año apacible en la ciudad.

Así, blindando su principal bastión y saliendo a cultivar relaciones con intendentes del interior, el viguismo empieza a posicionarse buscando un horizonte en las elecciones legislativas del año próximo.