Fabre: “No usar la pandemia para perpetuarse en el poder”

El angelocista advirtió que con protocolos puede votarse. La UCR tendrá internas el 14 de marzo

Por Alejandro Moreno

“A todos nos ha golpeado fuerte esta pandemia, pero creo que no podemos poner en pausa a la democracia, ni a las instituciones”, afirmó el angelocista Javier Fabre, para quien las elecciones internas en la UCR, reprogramadas para el 14 de marzo, ya no deben tener más postergaciones.
El presidente de la Línea Córdoba recordó que “pudieron votar los bolivianos en Córdoba, se va a votar en Río Cuarto, se votó en Chile, la región está votando con los protocolos y no hubo absolutamente ningún problema”. “No se puede utilizar la pandemia para perpetuarse en un lugar que no han podido ratificar en las urnas”, agregó, en obvia referencia a Ramón Mestre, actual presidente del Comité Central, a quien se le extendió el mandato hasta marzo.
En una entrevista en el programa Realidad 2020 (Canal C), Fabre sostuvo que los radicales “tenemos que llegar a la democracia interna para seleccionar a quienes nos van a representar”. “Cualquier otra posibilidad es una excusa”, remarcó.
“Uno va a escuchar a muchos hablando de la unidad del radicalismo, pero es una unidad de cartón pintado. Lo que se viene haciendo en el radicalismo en los últimos veinte años son acuerdos de cúpula, donde cuatro o cinco dirigentes encerrados en algún hotel hacen un acuerdo de cúpulas para repartir e cargos partidarios sin representatividad, sin discutir un radicalismo moderno, inclusivo, que tenga una agenda de género, que discuta temas como el derecho a la propiedad, y no que esté en estas miserabilidades internas como las reacciones desmedidas por el tuit de Patricia de Ferrari”.
El dirigente angelocista señaló que “desde que yo empecé a militar, desde muy chico, vengo escuchando que el peronismo está debilitado, que está desgastado, que esta es la última del peronismo, y cada vez sacan más diferencia y lo del año pasado ya fue escandaloso”.
“Me parece que la provincia no va a  cambiar si primero no cambia el radicalismo. Nosotros creemos en la política como una herramienta de cambio, de transformación social, pero primero nos tenemos que transformar nosotros”, dijo.
“Claramente –siguió- la receta que venimos aplicando desde hace dos décadas no alcanzó y por eso tengo muchas expectativas de lo que se viene, con dirigentes jóvenes, y no me refiero a una cuestión biológica, me refiero a ideas, a ideas modernas. Por ejemplo, vengo insistiendo desde hace mucho tiempo en el voto telemático; ¿cómo puede ser que hoy estemos discutiendo que no se puede presentar una lista por mail?”.
Del polémico tuit de la legisladora provincial Patricia De Ferrari, Fabre declaró que “puede ser desafortunado, puede estar mal redactado y que por eso sea confuso; creo que no dice lo que quieren que diga, creo que la intención era otra y tal vez se malinterpretó”. Del repudio del Comité Central, consideró que “me parece que hubo una sobreactuación que tiene que ver más con la interna del radicalismo que con la verdadera toma de posición”.
Finalmente, en relación al lanzamiento de la candidatura a gobernador del radical Gustavo Santos por el PRO, opinó que “es importante que los dirigentes reconocidos socialmente participen, se involucren y tengan sus aspiraciones”. “Yo soy claramente frentista, creo que el radicalismo se tiene que abrir a los distintos espacios, creo que el radicalismo tiene que replantearse la alianza, porque necesitamos un frente para luchar contra el populismo, para constituir un espacio no peronista”, concluyó.

Asamblea Radical
El grupo alfonsinista Asamblea Radical, que preside Sergio Piguillem, criticó la política de seguridad del gobierno provincial, otra vez en el ojo de la tormenta por el crimen de un adolescente a manos de efectivos policiales.
“El enfoque de Hacemos por Córdoba está agotado y sin capacidad de dar respuesta. Las fuerzas de seguridad no solo no logran combatir el delito y la inseguridad, sino que además son un peligro irracional y letal para jóvenes de una ciudad o un pueblo”, denunciaron los alfonsinistas.
Los casos de “gatillo fácil” “evidencian la cruda realidad del abuso de autoridad, limitaciones de las libertades individuales y la corrupción estructural que atraviesan la sociedad”.
“hace más de veinte años que a la seguridad de nuestra provincia la vemos más en un spot publicitario que en la tranquilidad de nuestras vidas, como si la delincuencia pudiera erradicarse con medidas efectistas, demagógicas y marketineras”, acusaron.