La “negrista” De Ferrari a un paso de perder la banca

Con una denuncia penal en su contra ya realizada, la legisladora radical del espacio de Mario Negri deberá asistir a la Unicameral a hacer su descargo por sus dichos en favor de la dictadura militar. El oficialismo tiene los votos para expulsarla de la legislatura. Desde un sector del partido piden que también sea apartada de la Unión Cívica Radical. El Diputado Nacional que la apadrina opera para evitar que sea sancionada.

Por Guillermo Geremía
[email protected]

La legisladora provincial del radicalismo por el sector de Mario Negri tiene la red social twitter “prohibida” por los suyos. Su último posteo fue del sábado para oscurecer lo que estaba clarito. “Con motivo de un último tweet de una serie que publiqué, y borré al ver que era mal interpretado, quiero dejar en claro que el sentido no fue el que le atribuyen”, el problema somos quienes interpretamos y no la autora del escrito.

El anteúltimo mensaje fue un retwitt crítico con el piquetero kirchnerista con prisión domiciliaria por tomar una comisaria, “Luis D’Elía propuso que vayan presos quienes venden y compran dólar blue” y el anterior una acto de disciplina obsecuente con quien la sostiene políticamente en el radicalismo provincial, Mario Negri. “Soy muy responsable en política. Fui el primero en decirle al Presidente que apoyamos al principio de la pandemia.

Somos mejor oposición que la que tuvimos”, dice el Diputado Nacional que acostumbrado a ser más parte de las minoría que a gobernar los asuntos públicos pero que desde 1983 nunca dejó de vivir de la política.

Esa herramienta transformadora que De Ferrari, la actual Vicepresidente de la Unión Cívica Radical, parece tener como un plan alternativo de poder en su sustrato inconsciente más profundo. “Falta mucho para que aparezcan los falcon verdes para “impartir” la justicia a la medida ideológica de Grabois y compañía?”, disparó en su mensaje de las 1:28 PM del jueves 22 de octubre desde su teléfono celular cuando comenzaba a levantar temperatura política el conflicto de la familia Etchevere. De nada sirvió la intentona de aclaración posterior, “siempre he repudiado la dictadura, y las violaciones a los DDHH. No fue clara la redacción y pido disculpas x ello”. Fue tarde ya era tendencia en las redes con un repudio generalizado pero no unánime. En el anonimato de las redes se oculta mucha escoria maledicente contra la democracia y los esbirros del verdadero poder que le incomoda tener que convivir con las demandas de los nadie.

Oriunda del sur provincial, Patricia de Ferrari es la madre de un conocido ex futbolista que se formó en Boca y tras su paso por Tigre y San Lorenzo terminó emigrando del país. En las redes sociales se presenta como politóloga y escritora. Ironías de la vida. Una politólogoa que fue Diputada Nacional por el radicalismo cordobés entre 2011 y 2015, que usa de foto de portada de la red dónde emitió su repudiada convocatoria a los militares, la imagen el Parlamento Nacional. Una burla al sistema republicano que ella y su mentor, Mario Negri, todo el tiempo apelan en sus discursos pero que parecen no honrarlo enteramente en sus procederes. De Ferrari percibe mensualmente del Estado provincial una dieta de 180 mil pesos –reducida temporalmente por la pandemia en un 45%- para avalar que para sus adversarios políticos no hay merecimientos de institucionalidad sino la convocatoria a la más sangrienta dictadura que le tocó padecer a los argentinos. Tan activo en las redes sociales para cuestionar cuanto accionar del gobierno tanto provincial como nacional, Mario Negri no escribió una sola línea para repudiar los dichos de su correligionaria. De Ferrari resiste en la vicepresidencia del radicalismo cordobés luego de ser suspendida por quien ocupa la presidencia, Ramón Mestre, “sigue creyéndose el dueño del radicalismo”, le espetó en su momento la ahora adorador de la marca del óvalo color verde oliva usado por los muchachos de la pesada.

“Repudio absolutamente los dichos de la legisladora. Nuestro partido tiene una historia sumamente importante. Se viene el 30 de octubre y Alfonsín no sólo está vinculado al regreso de la democracia sino a volver a poner la Justicia sobre la mesa y castigar a quienes violaron los Derechos Humanos”, aseguró el candidato a concejal por Juntos por Río Cuarto. El ex integrante del gabinete de Jure reclamó la expulsión del partido de De Ferrari y fue el primer en ponerle carnadura al parte de prensa con el cual las autoridades partidarias pretendieron dar vuelta rápidamente un capitulo vergonzoso para una fuerza política que sentó las bases de estas casi 4 décadas de Democracia ininterrumpida.

“Expresiones de este tipo se alejan mucho de la visión y valores que tiene históricamente nuestro partido en materia de Derechos Humanos. Nos manifestamos a favor de la vida y en contra de la muerte”, dice en un tramo el comunicado que firman la UCR y la JR de Río Cuarto.

El repudio se expresó también en las organizaciones de Derechos Humanos de la ciudad y en las agrupaciones de ex presos políticos de la dictadura militar. Hasta la Defensoría del Pueblo de Río Cuarto se manifestó con un contundente rechazo a los dichos de la legisladora y le reclamó “una retractación clara y urgente”. Dicha retractación no sólo no llegó sino que en respuesta a un periodista de Río Cuarto que le pareció “muy desafortunada “ la frase de la legisladora sureña, esta pareció ratificar sus dichos. “Puede ser. No mucho más desafortunado de lo que nos pasa a los argentinos que vemos desparecer el Estado de Derecho y las reglas que parecían ya parte de la cultura democrática aceptada por todos”, aseguró.

Con una denuncia penal en curso, la suerte de la legisladora radical está en manos de los parlamentarios oficialistas. “Voy a pedirá que sea expulsada, los dichos son aberrantes”, aseguró en declaraciones radiales el legislador delasotista Franco Miranda. Por su parte su compañera de bloque Nadia Fernández y una de las doce legisladoras que dieron impulso a la cuestión de pivilegio que se tratará el martes en la Unicameral. “El exabrupto denota una imprudencia que nos llamó poderosamente la atención, nos duele y nos ofende porque somos legisladores gracias al sistema democrático y voto popular. Esto no puede no menos que escandalizarnos”, afirmó en declaraciones a FM Gospel.

El peronismo oficialista, que otras veces uso la mayoría automática para aprobar cuestiones que afectaron a miles de cordobeses, tiene ahora la oportunidad de volverla utilizar para dejar en claro que límites no se puede transgredir desde la propia política. El Diputado Mario Negri se ha visto obligado a abandonar su peregrinar mediático para “operar” a favor de su legisladora. Tras escuchar el descargo de Patricia De Ferrari la legislatura provincial deberá optar por expulsar o considerar que sus explicaciones son suficientes. “No puedo decir ¡Viva Hitler! y al minuto pedir perdón porque ya lo dije”, adelanta opinión la legisladora de “Hacemos por Córdoba”, Nadia Fernández. Así son las cosas.