Enroque Corto en Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

 

¡Levántate y anda!

Mauricio Dova

Antes de 2018, Mauricio Dova era uno de los más fuertes aliados del intendente Juan Manuel Llamosas, amigo de siempre y uno de los indispensables de su gabinete. Sin embargo, su involucramiento en más de un acontecimiento problemático terminó con una salida abrupta y polémica, en especial por las sospechas en torno a cuestiones judiciales complejas. Dova se alejó del oficialismo y hasta se llegó a pensar que iniciaría un proyecto propio que iniciara una interna justicialista en Río Cuarto. El instinto unificador de Llamosas promovió la reincorporación del ex secretario de Gobierno, quien ahora ocupa un lugar en la lista como candidato a tribuno de cuentas. En los últimos días se observó que Dova se involucraba en la salida a las calles, en un intento por mostrarse cerca de la gente. El periodista charlaba con un informante del peronismo, buscando conocer las razones detrás de esta reaparición.

Informante Peronista: ¡Volvió Dova! Todo muy 2016…

Periodista: ¿Usted dice? Hace un tiempo que viene sumando desde afuera, al menos eso parece.

I P: Es cierto. Con su gente organizaron algunas charlas sobre las elecciones en tiempos de pandemia. Parecían interesantes, porque participó gente de varios sectores. Pero, algunos siguen desconfiando…

P: ¿Ah sí?

I P: Y si, se juntaron dos cosas: Llamosas sabía que tener un “rival” como Dova en una interna no lo iba a dejar bien parado, más allá de que iba a ganarle, pero Mauricio necesitaba volver porque, de otra manera, su lugar en la política local tenía fecha de vencimiento muy próxima.

P: Bueno, ahora se lo ve presente en la campaña.

I P: Sí, volvió al ruedo siguiendo el manual de militancia: Calle, vecinos y fotito. Hasta le sumó el #Llamosas2020. A muchos les sorprende que haya vuelto tan rápido, después de lo que pasó con el Edecom. La memoria en la política es cada vez más cortoplacista.

 

 

Marcando territorio

La militancia de Gabriel Abrile volvió a salir a las calles el fin de semana. Esta vez se la vio recorriendo distintos barrios y comercios. Un informante se comunicó con la periodista para enviarle una foto de un recurso de campaña que lo hizo recordar a los perros  cuando “marcan su territorio”.

Informante: ¿Vio que Abrile y su gente volvieron a salir a la calle?

Periodista: Vi unas cuantas fotos en las redes. Por no decir miles (risas).

I: Bueno, hay un recurso al que apelaron que me llamó bastante la atención. Aún no decido si los favorece o no…

P: Cuente.

I: Vi algunos locales o puertas de viviendas con carteles que dicen “Por aquí pasó Gabriel Abrile”.

P: Mire usted, como “marcando territorio”…

I: Como los canes. Me recordó a los letreros que se suelen ver en Estados Unidos, clavados en los frentes de las casas. Parecería más un “Abrile for mayor” que un “Abrile intendente” (risas).

P: Me dijo que aún no “decidía” si lo favorecía o no, ¿para qué lado se inclina?

I: Me da la sensación de que no mucha gente suele “cantar el voto” de esa manera así que no sé cuántos accederían a tener esa cartelería en su local o en la puerta de su casa. Por más que el mensaje no pida explícitamente que se vote por Abrile…

P: Lo que se lee es “acá, en esta casa, votamos a Abrile”.

I: Exacto. Y como “positivo” podría decirse que le “marcaría el territorio” al oficialismo. Quizás para reforzar esa idea de territorialidad que quieren comunicar al decir que coparon las calles.

P: Bueno, si en una puerta está pegado ese cartel, un militante del PJ la pensará dos veces (risas).

I: Sin dudas.

 

 

Municipales en vilo

Desde el comienzo de la pandemia, la Municipalidad adoptó múltiples medidas para organizar sus cuentas en busca de afrontar las inversiones necesarias para costear el manejo de la crisis. Entre ellas, el Ejecutivo les pidió a sus empleados que sacrificaran sus aumentos salariales en pos de fortalecer la estructura sanitaria, algo que fue firmado a regañadientes por aquellos más alejados de la dirigencia actual del Sindicato de Trabajadores Municipales. Los estatales aceptaron con la condición de que se restituyeran los acuerdos antes que se produzcan las elecciones municipales. Esto no ocurrió, y algunos están pensando en incomodar a las autoridades municipales para conseguir lo que buscan, justo antes de los comicios del 29-11. El periodista le consultó al trabajador municipal sobre la agenda del reclamo.

Periodista: Disculpe la molestia, quería ponerme al tanto de la situación salarial que están atravesando.

Trabajador Municipal: ¡Cómo no! Aunque, le advierto, no hay muchas buenas noticias.

P: ¿Siguen postergando las subas?

T M: Así es. Ya estamos a octubre y con el paso de los meses, con la inflación, ya perdimos mucho poder adquisitivo. Del 20% acordado para el año solo cobramos el 13%. Encima vemos que otros municipios no tienen ese problema.

P: ¿Por quiénes lo dice?

T M: Y, fíjate que en Las Higueras les dieron aumento del 10% y bono. Acá no tenemos idea de cuándo vamos a terminar de cobrar el aumento que firmamos a comienzo de año.

P: Desde la Municipalidad hablan de no entorpecer las cuentas del Gobierno que asuma después de noviembre.

T M: Siempre tienen la misma excusa, y uno los entiende hasta cierto punto. Estamos en una situación extrema, con pandemia y bolsillos golpeadísimos. Esta semana definiremos qué medida realizar, para hacer escuchar nuestro pedido, siempre cumpliendo con los protocolos sanitarios. Si no, nos dejan para el último, siempre.

 

 

Con gusto a poco

El comunicado de la UCR local respecto de los dichos de la legisladora provincial, Patricia De Ferrari, habrían dejado a algunos radicales “con gusto a poco”. Más allá del enérgico repudio expresado, un informante le dijo a esta cronista que algunos dirigentes radicales habrían esperado un pedido explícito de renuncia hacia la legisladora. De Ferrari había expresado lo siguiente en su cuenta de Twitter: “¿Falta mucho para que aparezcan los falcon verdes para ‘impartir’ la justicia a la medida ideológica de Grabois y compañía?”.

Informante: Parece que, para algunos cuántos, el comunicado de la UCR local dejó con gusto a poco.

Periodista: Creo que hubo radicales que fueron más contundentes que otros.

I: Entiendo que lo que molestó a algunos es que no se le haya pedido la renuncia a De Ferrari. Otros espacios lo hicieron pero no así el Comité Departamental Río Cuarto. Al menos no en el comunicado que se difundió en las redes.

P: ¿A qué cree que se debe?

I: No lo sé pero la legisladora es de la línea de Negri y aquí en la ciudad hay varios dirigentes radicales que apoyaron esa línea en las últimas elecciones provinciales. Algunos de ellos son autoridades del partido aquí en la ciudad. Usted hará su lectura.