Briner y la interna UCR: “El calendario disfraza intereses”

Por Alejandro Moreno

El acuerdo cerrado la semana pasada en la Mesa Ejecutiva del Congreso Provincial entre la Liga Sumar y el mestrismo, por el cual el nuevo calendario electoral salió por unanimidad, no dejó conforme a uno de los que quiere competir por la presidencia de la Unión Cívica Radical: el intendente de Bell Ville, Carlos Briner.

Como consecuencia de la cuarentena, los radicales debieron prorrogar por segunda vez las elecciones internas de autoridades partidarias, y las fijaron para el domingo 14 de marzo del 2021. También establecieron un cronograma de plazos preelectorales que concluye antes de fin de año.

La Liga Sumar -que reúne a los deloredistas, negristas, angelocistas y ex mestristas- los mestristas y la Liga Progresista, que integran los alfonsinistas y los nicolacistas, estuvieron de acuerdo en la solución que evitó una crisis mayúscula.

Briner forma parte de la Liga Progresista, y ayer ratificó a Alfil que continúa en esa alianza, pero recalcó que el cronograma interno le parece que solo sirve para “disfrazar intereses personales”, y que no deja de correr el riesgo de que su grupo en formación, Grandeza Radical, resulte “proscripto”, como suele decir.

Para Briner, las dificultades e incluso las prohibiciones que hay para circular, por la cuarentena, impiden las tareas necesarias para oficializar un núcleo interno.

“El presente cronograma serviría en tanto y en cuanto se pudiera circular y realizar la actividad política, máxime en un partido con muchas heridas, con mucha decadencia, que requiere militancia hasta en los lugares más recónditos”, señaló el bellvillense.

“De manera que un calendario corrido adentro de la cresta de la pandemia –continuó, en referencia a diciembre- no hace otra cosa que disfrazar los intereses personales en los cargos del año que viene y, secundariamente, en lo partidario, diciendo bueno ahí modificamos el cronograma, aunamos criterios para que la gente no nos vea peleados”.

Para Briner, “eso es esconder la tierra bajo la alfombra”. “De manera que lo que correspondería es, una vez cedida la pandemia y estemos autorizados a circular y a movernos, a partir de ahí poner en marcha un cronograma electoral con la anticipación legal correspondiente, para que todo el mundo tenga posibilidades democráticas en el partido más democrático, que ahora se ha vuelto proscriptor, al menos hacia Grandeza Radical”.

“Hubo muchísimo manoseo”, protestó. Las principales objeciones de Briner han sido para el presidente del Congreso Provincial, Rodrigo de Loredo, a quien acusó reiteradamente de pretender diseñar un cronograma electoral que le impida formar un núcleo interno con el cual competir por la presidencia del Comité Central.

Además, señaló que “está el agravante de que la provincia tiene severos problemas de conectividad probados, como por ejemplo el departamento Cruz del Eje que tiene varios circuitos que no pueden participar ni de asambleas para formar núcleos”. “Ni hablar del Congreso partidario –agregó- que para ello tienen que trasladarse en busca de conectividad”.

“Este dato contrasta el personalismo de algunos dirigentes, tres o cuatro que detentan la conducción del partido, más muchos subsidiarios por detrás y satélites que solo piensan en la personal y les interesada nada el afiliado, el ciudadano, la familia y el bienestar. Ahí está la clave de la insensibilidad y de la avaricia personal”, remató.

Calendario

Cabe recordar que el acuerdo al que se arribó la semana pasada estableció que el 1 de diciembre cerrará el padrón de afiliados y deberán presentarse los núcleos internos que quieran competir. El 10 de ese mes, se inscribirán las alianzas de núcleos. Y el 18, deberán presentarse las listas de candidatos.

Las elecciones internas serán el 14 de marzo de 2021, y los actuales mandatos concluirán el 20.