Pequeñas grandes batallas culturales

Proyectos que resisten en el costado alternativo, lenguas que luchan por ser oídas, géneros musicales que buscan su legitimación.

Por Gabriel Abalos
[email protected]

Hay bandas que tocan un día y son buenas

“Les amigues de Vera”, diez años de canciones bailables con compromiso.

Si la lucha se cuenta por la persistencia, la banda cordobesa Les amigues de Vera cumple una década de batallar en la orilla alternativa e independiente de la música popular, con una propuesta propia y mucho ponerle el cuerpo a tocar y tocar, lo que equivale a crecer. Nació sin el nombre no-binario que ahora exhibe, como Los amigos de Vera, aunque desde el comienzo hubo mujeres tocando en el grupo. Una de ellas, Guillermina, fue de la partida desde que formaban un trío, junto a Luciano y al “Ruso”: charango y voz, trompeta/trombón y cajón peruano, que se armó para el primer cumpleaños de Vera, hija mayor de Luciano y Guillermina. Cuando empezó a armarse la banda se incorporó Anahí en saxo y luego Lucho en charango; entonces la charanguista, que venía formándose en el conservatorio, se asumió como contrabajista. Con esa rara formación, el grupo salió a la pista hace diez años en el Festival de arte emergente Vení para allá, en Villa Warcalde. Contrabajo, charango y cajón, más vientos (saxo, trompeta y trombón), voz y coros, fueron la base de una agrupación que incorporó luego el güiro y que oyó pasar con los años por su cuerpo sonoro percusión, quena, clarinete, acordeón, cuatro, bajo, mandolina, entre otros timbres. La notoria ausencia de la guitarra habla también de una opción consciente. En 2011 hicieron temporada en Icho Cruz, tocaron en Río Ceballos y en San Marcos Sierras, entre otros lugares y grabaron su primer disco, La Simpleza. Su circuito de acción se amplió de la escena serrana a los locales habituales donde aterrizaban las bandas independientes de la ciudad de Córdoba como Casa Babylon, 990 Arte Club, La Fábrica, Club R, Cocina de Culturas, Club Paraguay. Giraron por Brasil en el 2012, visitaron Bolivia con su música en el 2014, Salta en 2015, Traslasierra en 2016 y Uruguay en 2018-2019.

Al principio sonaban a cumbia, ska y reggae, con algo de jazz y funk, pero fueron pintando el rap, el candombe, el joropo, la rumba, la música andina y la balcánica. “Definimos lo que hacemos como Música Mestiza -dice Guillermina, la contrabajista y cantante-. Siempre la propuesta ha sido pasarla bien (‘la fiesta’) a la vez que compartimos un mensaje comprometido. Simpatizantes nos han llamado ‘banda de cachengue reflexivo’ ya que nuestra militancia, desde la música, es muy fuerte y diversa: por los derechos humanos, por el parto respetado, por el monte nativo, por los pueblos originarios, por el circo, por el cupo femenino, entre otras causas.” La actitud de apertura horizontal estuvo en el compartir junto a otras bandas tramos del trayecto, como Vuelo Suelo, Aromito Caburé, Cumviajeros, Entangados, Rock Andino, Kumbia Queers, La Tímida bailable entre otras. Diez años más tarde, Les amigues de Vera siguen su rumbo, preparan un próximo disco, crían a sus hijas e hijos y se afianzan en la lucha cultural donde los años los van volviendo, como en el poema de Brecht, imprescindibles.

La agenda de la Agencia

Bajo el lente de María Storni se llama el video que propicia un acercamiento a esta fotógrafa, que emite hoy a las 17 la Agencia Córdoba Cultura, a través de la cuenta oficial facebook.com/cba.cultura y el canal de Youtube Cultura.Cba. El proyecto de María Storni se llama Resistir en la bruma y aborda a las mujeres en la intimidad y en el seno del paisaje. La artista conecta las obras de esta muestra a través de un elemento que adquiere un rol simbólico: el velo, algo que pertenece al orden de lo indecible, lo inexplicable, lo emocional. A la fotógrafa le interesa indagar en aquello que origina su deseo a registrar, ahí donde recae su mirada. Entonces aparecen los miedos, el deseo, la sensualidad y la sexualidad emergiendo de su obra.

A las 21 la Agencia compartirá un momento del pasado VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) donde disertó la poeta mapuche residente en Chubut, Viviana Ayilef, quien es Profesora de Letras por la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, poeta y crítica literaria sobre la poesía en lengua originaria. Viviana Ayilef expresa: “Nos han querido regresar a todos los estereotipos. De todos ellos nos escapamos. Resistimos la imagen del doliente prosternado elegíaco indio casi niño que pide cobijo –una imagen que supo ser, sin embargo, poética-, y la del sedicioso tirador de flechas piedras o de bombas -una imagen activa, de clara raigambre política-. Pero no lloramos: hablamos. Y no atacamos: decimos”.

Debatir la cultura Hip Hop

Auspicia hoy a través de su canal de YouTube el Centro Cultural España Córdoba, una actividad presentada por Eslokai, Radio Eterogenia y Molinos Producciones: un nuevo encuentro virtual del III Foro Hip Hop y Comunicación, esta tarde de 18.30 a 20.30, en vivo. La propuesta es descubrir y visibilizar el trabajo que se genera en torno a la cultura Hip Hop. El programa de este martes propone el abordaje de temas centrados en la educación popular, como son Talleres y gestiones en la cultura Hip Hop y Eventos para el crecimiento cualitativo de las disciplinas, con la participación de Cielo Moreno, Bgirl, activista Hip Hop feminista, tallerista, integrante de Superpoderosas Crew, Buenos Aires; Lil Mami, preparadora física, bailarina de Breakin, Chile; Belén Arendt, bailarina y docente de hip hop dance creadora de Conexión Urbana Argentina, Danza y Conocimiento y de la fiesta y batalla Groove Station; y Fruta Cruda, grupo de rap integrado por Nube, Os y Mercuria.