De regreso a 1977

Un usuario de Tik Tok, Nathan Apodaca, viralizó un breve video en el que se filmó haciendo skate en una ruta de Idaho, mientras bebía jugo Ocean Spray de una botella. Como banda sonora, usó el tema “Dreams” de Fleetwood Mac y 43 años después lo reinstaló en el presente.

Por J.C. Maraddón

Hace más de 40 años, el grupo angloestadounidense Fleetwood Mac estampaba en la cima del Hot 100 de la revista Billboard el único de sus singles que llegaría a ocupar tan destacada posición en la lista de las canciones más vendidas de los Estados Unidos. El tema fue lanzado como simple en marzo de 1977, apenas un mes después de que apareciera el álbum “Rumours”, donde estaba incluido. Escrito e interpretado por la vocalista Stevie Nicks, “Dreams” representaba el punto más alto dentro de un disco soberbio que estableció a la banda en un sitial de privilegio en el panorama internacional.

Como suele ocurrir en estos casos, al mismo tiempo que los consagraba, el suceso de “Dreams” los puso en el compromiso de estar de allí en más a la altura de una obra tan redonda como irrepetible. Por mucho esfuerzo que hicieron, en los años subsiguientes no consiguieron sostener la repercusión que habían obtenido e iniciaron un periodo frustrante que los llevó al borde de la extinción. Tras haber arrancado en Inglaterra como una banda de blues rock y haber conquistado el mercado de los Estados Unidos con condimentos de pop y country, todo indicaba que estaban cayendo en picada.

Atravesaron un desgastante proceso que derivó en aventuras en solitario de algunos de sus miembros, hasta que en la segunda mitad de los años ochenta tuvieron el que sería su último gran lanzamiento, a través del álbum “Tango in the Night”. Con un sonido menos rockero y más cercano a lo que en esos años se oía en la frecuencia modulada, ese disco les proporcionó varios hits que se hicieron escuchar en todas partes, pero que de ninguna manera alcanzaron la trascendencia de “Dreams”. De allí en adelante, la formación sufriría cambios y nunca podría ya sincronizarse con las tendencias de moda.

Sus piezas más recordadas se transformaron en clásicos y, como tales, volvieron al ruedo una y otra vez a partir de distintas circunstancias que las traían al presente. “Dreams”, por ejemplo, fue rescatada para las nuevas generaciones cuando la comedia musical “Glee” le dedicó uno de los episodios de su temporada 2011 al disco “Rumours”. Y a partir de ese momento, vaya curiosidad, cada vez que esa canción fue reciclada hubo de por medio algún fenómeno relacionado a las redes sociales, donde su uso acompañaba como banda sonora a un meme que por algún motivo se empezaba a compartir.

Pues bien, en este mes de octubre de 2020 se ha producido el milagro de que aquel hit tuviera una reentrada en el chart de la revista Billboard, donde la semana pasada se lo vio en el número 21 del Hot 100, una posición que envidiaría el más contemporáneo de los intérpretes. ¿A qué se debe semejante proeza? A la idea de un usuario de Tik Tok, Nathan Apodaca, de usar “Dreams” como música de fondo para el breve video en el que se filmó haciendo skate en una ruta de Idaho, mientras bebía jugo Ocean Spray desde una botella.

De las 50 millones de personas que le rieron la gracia y lo vieron vocalizar el tema de Fleetwood Mac al deslizarse sobre su tabla, quizás un alto porcentaje se tentó luego de escuchar la canción y, de esa forma, propulsó su reingreso en el radar de la industria discográfica. Por supuesto, la imagen se volvió meme y hasta Shakira subió a Tik Tok su propia versión de este particular skateboarding, multiplicando al infinito las reproducciones de “Dreams” y provocando una paradoja temporal que reposiciona 43 años después aquella composición de Stevie Nicks, como si el tiempo se hubiese congelado en 1977.