Provincia anunció ayuda pero crece la presión anti cuarentena

Serán aportes no reintegrables de entre 25 y 60 mil pesos para los sectores afectados por las últimas restricciones. Córdoba pidió a Nación que se habiliten las reuniones familiares el Día de la Madre.

Si bien la promesa de asistencia económica para los sectores afectados por la cuarentena dura impuesta en 102 localidades de Córdoba había generado expectativa, la realidad es que pese a los anuncios que ayer hizo el gobierno de Juan Schiaretti, para los rubros afectados no es suficiente.

De los siete meses de pandemia, la Provincia atraviesa uno de los momentos más complejos en torno al grado de rechazo social que produjo el anuncio del sábado y frente a los primeros síntomas de rebeldía generalizada que comenzaron a verse.

La queja de los sectores directamente afectados se tradujo rápidamente en el malestar de los intendentes con la Provincia y un pedido para que el mandatario provincial revise las restricciones. Por ahora, según indicaron desde el Panal, la única gestión realizada fue para solicitar la habilitación de las reuniones familiares para el próximo domingo, Día de la Madre.

Ayer, el ministro de Salud, Diego Cardozo, dijo que esperan la respuesta de Jefatura de Gabinete.

Lo cierto es que la Provincia brindó detalles sobre las nuevas asistencias para aquellas actividades que hayan sido prohibidas entre el 12 y el 26 de octubre, en el marco del Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Curiosamente la presentación de la ayuda no fue realizada por el gobernador que, hasta aquí, ha sido siempre el comunicador de las “buenas noticias” durante la pandemia, sino que estuvo a cargo del secretario general de la Gobernación, Julio Comello.

Según se informó, asistencia contempla una ayuda no reintegrable que va de los 25 mil a los 60 mil pesos, determinada en función de la categoría de monotributo o de la facturación declarada en el mes de agosto; el diferimiento en el pago de las facturas de energía eléctrica que venzan en el período de la restricción, hasta la primera quincena de diciembre; y el diferimiento de las cuotas de los planes de pagos de energía eléctrica que comenzaron en octubre, hasta enero de 2021.

Las medidas que van dirigidas Personas Físicas o Jurídicas cuyas actividades se desarrollen en los departamentos afectados: Capital, Santa María, Punilla, Colón, Tercero Arriba y General San Martín.

Los rubros alcanzados son: actividad gastronómica (bares y restaurantes); salones de fiestas y boliches con nueva modalidad (bar o restaurante); gimnasios; natatorios; escuelas de danza, canto y teatro; autocines; centros de formación profesional y academias de oficios en modalidad presencial y academias de idiomas en modalidad presencial.

Pese al anuncio de inversión total de 200 millones de pesos, de inmediato, se conoció la opinión de los sectores afectados. Para los representantes de los bares y restoranes que no podrán abrir sus puertas hasta la semana que viene, la ayuda es insuficiente e insisten con el pedido de flexibilización.

Algo parecido ocurre con los otros rubros, como natatorios o gimnasios. Además, miembros de la Multisectorial de Actividades Económicas se manifestaron ayer frente al Panal para reprocharle al gobernador por la ayuda anunciada y solicitarle una reconsideración de lo dispuesto.

La Iglesia de Córdoba también se expresó y en una carta que lleva la firma del arzobispo Carlos Ñañez avisó que no acompañará las restricciones.

“Ante la perspectiva de suspender las celebraciones litúrgicas, he recurrido a las autoridades provinciales manifestando mi malestar y mi propósito de no acompañar esas medidas, que estimo exageradas y que afectan a la salud espiritual de las personas, especialmente en un tiempo de cuarentena prolongada”, dice una parte del texto.

Ayer, en el informe semanal de actualización epidemiológica, el ministro Cardozo dijo que hubo un malentendido respecto a lo que dice el Decreto de Necesidad y Urgencia y aseguró que lo que se prohibió son los actos donde “hay una concurrencia abultada o masiva de personas”.