Equilibristas, schiarettistas apoyan suspensión de SAS con críticas

La iniciativa del cristinista Parrilli es rechazada por los empresarios cercanos a El Panal. HPC pedirá que el registro de sociedades sumarias quede en la Provincia y no bajo la órbita de Kulfas.

Bettina Marengo

Aunque con menos ruido que la reforma judicial o el aporte extraordinario a las grandes fortunas, el proyecto de ley que impulsa el oficialismo nacional para suspender por 180 días la creación y registro de las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), obligó a los diputados de Hacemos por Córdoba a practicar equilibrio entre sus sectores aliados en la provincia y su relación con el Frente de Todos.

La ley es iniciativa del senador Oscar Parrilli y en junio obtuvo media sanción de la cámara alta. La crítica a modalidad, creada durante el gobierno de Mauricio Macri como “Ley de Emprendedores”, es que estas sociedades de creación rápida favorecen el blanqueo de fondos y la creación de sociedades off shore.

El neuquino Parrilli es mano derecha de la vicepresidenta Cristina Kirchner; con ninguno de los dos se lleva bien el peronismo cordobés. En Diputados se trató en comisión, pero aún no tiene dictamen; fuentes parlamentarias aseguraron que el kirchnerismo tiene interés en avanzar. Por ahora, la prioridad es el Presupuesto 2021. Los peronistas cordobeses esperan que el titular de la cámara baja, Sergio Massa, escuche a sus contactos empresariales y enfríe el tema.

Fuentes del bloque Hacemos por Córdoba indicaron al diario Alfil que, llegado al recinto, votarían el proyecto “en general a favor, pero con críticas”. Concretamente, los schiarettistas pedirán cambios al proyecto original, entre ellos, que el registro de preadmisión de estas sociedades quede bajo órbita provincial y no nacional. En la ley, el registro depende de la Secretaría para el Pequeño y Mediano Emprendimiento (SEPYME), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, a cargo de Matías Kulfas.

El propósito del proyecto es suspender por 180 días la creación y registro de Sociedades por Acciones Simplificadas que fueron creadas supuestamente para favorecer el emprendedurismo y las pymes. Son sociedades que se arman en 24 horas, por internet, que no exigen balances. Han sido usadas para fines ilícitos. Se calcula que la rosarina “banda de los Monos”, por ejemplo, canalizó por distintas SAS más de 1.200 millones de pesos. La Inspección General de Justicia de la Nación (IGJ) las calificó de “monumento a la opacidad”.

En el bloque schiarettista admiten los intersticios del sistema, pero defienden su implementación. “Esta ley fue beneficiosa para unas 5000 sociedades cordobesas que buscaron ese formato por el bajo costo y la simplicidad, y no sería bueno que ahora encuentren un cuello de botella en el registro nacional”, indicaron en el bloque. “Queremos un registro descentralizado, y Córdoba tiene todos los mecanismos informatizados y transparentes para hacerlo, y en todo caso, que control sea conjunto con Afip y otros estamentos del Estado”, agregaron.

En Córdoba, el sector empresarial y agropecuario rechaza la suspensión y el control de las SAS, a la que festejó en su momento porque la considera una herramienta que agiliza los negocios, por sus bajos requisitos de conformación.  Cuando comenzó el debate parlamentario, el empresariado organizado en el G6 y en la Mesa de Enlace se contactó con algunos de los diputados que responden al gobernador Juan Schiaretti, o sus colaboradores, como suelen hacerlo cuando alguna medida nacional los afecta o se aleja de su posición política. Uno de ellos conversó con una persona cercana a la diputada Alejandra Vigo, esposa del mandatario, según supo Alfil, para expresar su malestar.

Schiaretti tiene muy buena relación con el sector empresario cordobés y de hecho ha incorporado representantes del sector en distintos cargos del estado provincial. Los cuatro legisladores de Hacemos por Córdoba han sido bastante determinantes en el avance o no de leyes impulsados por el Frente de Todos como la reforma judicial y antes, la expropiación de Vicentin. En el caso de las SAS, esperan que el titular de Diputados, Sergio Massa, escuche a sus contactos empresariales y enfríe el tema.

El titular de la IGJ, Ricardo Nissen, resaltó en su intervención en Diputados que un gran numero de SAS se conforman con un capital irrisorio, como lo permite el sistema, pero luego operan con millones de pesos en grandes negocios inmobiliarios, por ejemplo.