Ferrer acusó al gobierno de imponer y no consultar

El intendente radical de Río Tercero pidió que el Panal invite a los jefes locales a tomar decisiones frente a la crisis

Al gobierno del peronista Juan Schiaretti, el intendente de Río Tercero, el radical Marcos Ferrer, “le sugiero que nos invite a dialogar y a participar de la toma de decisiones, para que nosotros, que conocemos la realidad in situ y que estamos en contacto con los vecinos y con los empresarios afectados, podamos sugerir cuáles son las medidas a tomar para controlar mejor la crisis sanitaria”.

“Pero no que nos impongan medidas desde arriba y después tengamos que ser nosotros los traductores de estas medidas, porque en realidad no las hemos tomado y no las compartimos”, agregó en una entrevista con radio Mitre.

Las declaraciones de Ferrer se inscriben en un creciente marco de cuestionamientos de los intendentes a las decisiones sanitarias que se toman en el Panal, y que afectan la economía de las ciudades del interior provincial. Ferrer sucedió en la Municipalidad de Río Tercero a Alberto Martino, desde diciembre de 2019, quien fue prácticamente un aliado político de Schiaretti. El nuevo intendente, al ganar las elecciones, había prometido una relación razonable pero independiente del peronismo.

Ferrer, que es uno de los principales intendentes del radicalismo, remarcó: “Yo represento al pueblo de Río Tercero. Mi jefe no es el gobernador, que será el jefe de los ministros, y los intendentes de Hacemos por Córdoba no se animarán a decir lo que piensan, porque yo hablo con muchos”.

Las medidas están mal

“¿Cómo vamos a salir a hablarles a nuestros ciudadanos, a la gente que nos votó, que confió en nosotros, a decirles que las medidas que se están tomando están bien, cuando estamos convencidos de que están mal?”, se preguntó. “Nadie quiere decirle a la gente la verdad”, acusó.

Para Ferrer, frente a la crisis sanitaria que la cuarentena no solucionó, “si la verdad es que nos vamos a quedar sin camas, hay que transmitírselo con esa contundencia a la gente”. “Hay que decirles: nos vamos a quedar sin camas y vos sos parte de la solución, no del problema, ayudanos. Pero desde la empatía, desde el convencimiento, de la posibilidad que tenemos de hablarles y tener centralidad, porque la gente no escucha más a los políticos, y si hoy nos escucha es porque estamos administrando la pandemia, si no nos escucharían más”, analizó.

Decir la verdad

El radical sostuvo que “lo que hay que decirle a la población es la verdad, no mentirle, no decirle que el estado le va a solucionar siempre el problema cuando es mentira”. “Si nos vamos a quedar sin camas, nos vamos a quedar porque no hemos respetado los protocolos y los comportamientos, pero no lo vamos a solucionar cerrando actividades y castigando a sectores económicos, y además sin fundamentos epidemiológicos”, continuó.

El intendente reclamó que “me expliquen a mí que el Patio Olmos (en la ciudad de Córdoba) esté abierto, y esté cerrado acá (en Río Tercero) un bar que tiene tres mesas en la vereda. Que me digan cuál es la razón lógica y epidemiológica o sanitaria que justifica eso, porque yo no se lo puedo explicar a los riotercerenses, porque los riotercerenses leen los diarios y miran la tele”.