Efecto Borgen: De la Sota, Massot y Frigerio con mensajes de moderación

La legisladora se presentó como la candidata antigrieta de la unidad peronista, y los macristas hablaron en Córdoba de “consensos” alejados de los extremos para salir de la crisis.

Por Bettina Marengo

¿Que pueden tener en común Natalia de la Sota, Nicolás Massot y Rogelio Frigerio? La legisladora provincial de Hacemos por Córdoba, el exdiputado nacional de Cambiemos y el exministro del Interior de Mauricio Macri, se expresaron ayer en Córdoba con sendos mensajes de “construcción de consensos” y de “moderación”, para que la Argentina salga de la crisis derivada del Covid 19 y la recesión económica.

Casi como miembros del Partido Moderado que en la ficción Borgen lidera la premier danesa Birgitte Nyborg, los dirigentes jugaron al término medio con foco en sus respectivos espacios políticos, y en un intento de enviar señales anti grieta para ese amplio electorado que está en las zonas grises de las preferencias políticas.

Natalia de la Sota ayer salió a posicionarse como candidata de la unidad del peronismo cordobés para las elecciones del año que viene. Poco afecta a las notas periodística, lo hizo a través de un video en el cual se plantó política y discursivamente en el andarivel del medio donde gustan ubicarse Juan Schiaretti y, dentro del Frente de Todos, Sergio Massa.

Frigerio y Massot participaron vía Zoom de un panel organizado por la Bolsa de Comercio de Córdoba para el aniversario 120 de su fundación. Desde allí criticaron al gobierno del Frente de Todos, pero esbozaron autocríticas a la gestión de Mauricio Macri y de Cambiemos. Ambos integran el sector menos beligerante de Juntos por el Cambio, que se referencia en Emilio Monzó y en los liderazgos de Horacio Rodríguez Larreta y en María Eugenia Vidal.

Una de las expresiones más jugosas que dejó Massot fue sobre la necesidad de que Juntos por el Cambio imite el proceso de renovación generacional que, afirmó, lleva adelante el PJ cordobés. Un dato no menor es que, antes de su exposición conjunta con Frigerio, fue el turno de uno de los “halcones” del macrismo, el exsenador Miguel Picheto, quien dejó acusaciones durísimas contra el gobierno de Alberto Fernández, críticas al papa Francisco y a lo que denominó “la gerencia de la pobreza”, que incluso llegaron hasta a Carolina Stanley, exministra de Desarrollo Social de Cambiemos.

En relación a Córdoba, Massot consideró que la provincia se encamina a un “cambio de era” en 2023 que, sostuvo, tendrá un primer momento en 2021, con los comicios de medio término. Manifestó que las divisiones del mundo radical-macrista en esta provincia tienen que ver con una “construcción horizontal”, que no tuvo posibilidad de dirimir candidatos ni liderazgos en Paso ni en internas. Sin embargo, señaló que la “horizontalidad” cordobesa es preludio de lo que sucede hoy a nivel nacional, donde, remarcó, el PRO no tiene una única conducción, sino que se “sedimenta sobre muchas figuras”.

El exdiputado, que tomó distancia de Macri a partir de la investigación sobre el espionaje ilegal que instrumentó su gobierno contra propios y ajenos, ponderó la incidencia de la política en la economía e indicó que es necesario construir consensos alejados de la “dinámica de los extremos” para solucionar problemas como la pobreza y el desempleo “Avanzar incluso con los desacuerdos en temas judiciales”, resaltó.

A su turno, Frigerio defendió políticas de Macri en relación al federalismo y la coparticipación de impuestos, aunque sostuvo que Cambiemos no hizo una “profunda autocritica”. Según dijo, a la hoy oposición le alcanzó en 2015 para ganar las elecciones por poco más de un punto, pero no para gobernar, y aseguró que el espacio de derecha tiene que “ampliar su músculo político y su volumen” poniéndose en el “zapato de los otros”. “La política es incómoda”, razonó el ex ministro del Interior.

El video

Aunque por ahora no lo va a decir, la hija menor del fallecido exgobernador De la Sota quiere encabezar la lista de diputados nacionales del peronismo cordobés. Sin embargo, todavía no se sabe si Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos presentarán una única lista legislativa o buscarán sumar por separado. En los corrillos políticos, algunos ya calculan que sólo con dos listas podrían obtener cuatro diputados, frente a 5 de Juntos por el Cambio. Por estos días el Panal está encuestando para saber la opinión de los cordobeses frente a dos opciones, una con dos listas, y otra con una lista donde el Frente de Todos secunde a Hacemos por Córdoba.

De la Sota tiene buena relación con Alberto Fernández y con Massa, y asegura que también con Máximo Kirchner y Wado de Pedro, pero cerca suyo remarcan que está dentro del peronismo cordobés que conduce Schiaretti, con quien tiene trato, no regular, pero sin intermediarios. Con esas relaciones, más el apellido, la legisladora cree que representa la mejor opción de unidad para un electorado como Córdoba. Fue en ese marco que ayer salió con un video de un minuto, donde pregonó que la “moderación” es el “mejor camino para atravesar la tormenta” del Covid y la crisis económica. “Parece que no hay lugar para los moderados, como si solo se pudiera existir en los extremos”, sostuvo, y agregó: “El mundo nos pide dialogo y tolerancia como nuestra única posibilidad”.