Córdoba Cambia: El municipio es “más grande e ineficiente”

El concejal Juan Negri dijo que el Palacio 6 de Julio malgasta el dinero público

Por Alejandro Moreno

“El Municipio, en lugar de poner los recursos donde más falta hace, entró en un círculo de malgasto de dinero público y de un manejo discrecional del Estado, que no se condice con lo que estamos viviendo”, afirmó ayer el concejal radical Juan Negri, del bloque Córdoba Cambia.
Negri recordó que producto de la cuarentena dictada por los contagios de Covid-19, “estamos en medio de una crisis económica y sanitaria sin precedentes”. “Los negocios cierran, la pobreza y el desempleo crecen, los chicos están totalmente desconectados del colegio, y hay una angustia generalizada enorme”, agregó. Y en ese panorama, el concejal consideró que el intendente peronista Martín Llaryora no hace un manejo prolijo de los fondos públicos. “El municipio es cada vez más grande e ineficiente”, sentenció.
El concejal opositor acusó que “Llaryora impulsa la construcción de un verdadero municipio paralelo, en momentos donde es cada vez más crítica la situación socioeconómica de los vecinos de la ciudad”.
El “municipio paralelo” que acusa estaría fundado sobre “superpoderes a los funcionarios, mientras se restringe la actividad del Concejo Deliberante, y la tercerización de funciones que deben realizar los empleados municipales a servidores urbanos, promotores de convivencia y empresas privadas”. Asimismo, cuestionó las contrataciones directas.
Negri presentó un pedido de informes para conocer qué tareas desarrollan setenta personas “aparentemente empleadas” en Córdoba Obras y Servicios (Coys), “de las que nadie sabe si trabajan efectivamente o no”.
“Queremos saber si esas personas son realmente empleadas del Coys, desde cuándo, cómo se las seleccionó, cuáles son sus funciones y dónde las desempeñan”, preguntó.
Negri advirtió que desde la declaración de la pandemia, “se viene incrementando de manera informal y con total opacidad la estructura municipal, en muchos casos sin justificativo alguno y, lo que es mucho peor, sin que ello represente respuestas concretas a las necesidades de los vecinos”.
“En un ejercicio extremo del doble discurso, por un lado se agita la bandera de la crisis y la falta de solvencia financiera del municipio, y por otro se dilapidan recursos de manera inexplicable, solo con la finalidad de satisfacer las necesidades políticas de quién fue elegido para gobernar esta ciudad a partir del 10 de diciembre de 2019”.
Para el presidente del bloque Córdoba Cambia, “teniendo en cuenta que las necesidades de muchos vecinos de Córdoba son realmente dolorosas y preocupantes, es necesario corroborar si son empleados de Córdoba Obra y Servicios, y si lo son desde cuando, como se los seccionó, que funciones ocupan y donde desempeñan esas funciones, para poder contrastar el discurso de los funcionarios políticos con la realidad misma”.

Los que sufren la cuarentena

Finalmente, remarcó que el pedido de informes, “representa la imperiosa necesidad de verdad que tienen los jardines maternales, los transportistas escolares, los comerciantes que tienen sus persianas bajas o que trabajan a media máquina, los dueños de gimnasios y canchas de futbol, entre otros emprendedores, y los miles de empleados cuyos puestos se perdieron o corren peligro, y que necesitan un municipio que empatice con la realidad y no sea solamente un trampolín de aspiraciones políticas individuales o partidarias”.