Bolivia pide al COE que habilite elecciones (UCR y PRO, atentos)

El país vecino votará el 18 de octubre y espera que se pueda votar en Córdoba. La Provincia ya dijo que no están dadas las condiciones e intervino Nación. El radicalismo y el macrismo también aguardan respuesta para realizar sus internas

Por Yanina Soria

coe-ledesmaEl Centro de Operaciones de Emergencias (COE) asume por estas horas la responsabilidad de tener que resolver si permite o no la realización de las elecciones generales de Bolivia en la provincia Córdoba.

Desde el ministerio de Salud de la Nación avalan el protocolo elaborado por el Tribunal
Electoral del país vecino e instaron al gobierno de Juan Schiaretti a habilitar el acto comicial
previsto para el 18 de octubre próximo.

El dilema que enfrenta el COE es que, más allá de las condiciones sanitarias actuales que, en principio, no permitirían tal evento en la provincia, como antecedente, el órgano resolvió no pronunciarse sobre las notas enviadas por la UCR y el PRO pidiendo “recomendaciones
sanitarias” para saber si será factible la realización de las internas partidarias.
Desde el propio Panal habían ordenado al ente interdisciplinario no meterse en la vida
institucional de los partidos por lo que entienden que, si eventualmente ahora habilitaran las elecciones para residentes bolivianos, entonces habría que resolver también sobre el otro asunto.

Lo cierto es que desde hace tres meses la Provincia intercambia notas con representantes del gobierno boliviano ya que, en principio, los comicios iban a ser el 6 de septiembre. Luego, se pospusieron para el 18 de octubre y ahora intercedieron autoridades de Salud del gobierno argentino.

En el país están radicados unos 166.600 bolivianos en condiciones de votar (lo que representa el 2,2% del padrón general) y Córdoba, particularmente, es la segunda jurisdicción después de Buenos Aires, con mayor cantidad de residentes. De allí la importancia que tiene para el vecino país que los comicios se puedan desarrollar.

Sin embargo, en una de las notas ya enviadas a la cónsul de Bolivia en Córdoba, Ana María
Pacheco Mercado, y que lleva la firma de Juan Ledesma, coordinador general del COE, se
señala: “que el protocolo remitido ha sido analizado detenidamente y resulta en términos
generales adecuado, no obstante lo cual a tenor de las condiciones epidemiológicas actuales de la provincia de Córdoba y la etapa de la pandemia en curso, no resulta posible su implementación en la fecha indicada en su misiva”.

Frente al agravamiento del cuadro epidemiológico local y con esa respuesta como primer
antecedente, desde el COE entienden que difícilmente la decisión pueda ser revertida. Al
menos desde lo sanitario, lo que no quita -dicen- que producto de nuevas gestiones políticas la postura sea revisada.

Justamente ayer hubo una protesta de residentes bolivianos en Córdoba que exigían la
realización de los comicios y que se replicó en Santa Fe y Mendoza, las otras provincias que
tampoco definieron aún sobre el asunto.
En cambio, distritos como La Rioja notificaron la habilitación de recintos electorales para que la comunidad radicada en esa provincia puede elegir a su nuevo presidente el próximo 18 de octubre.

Días atrás, el Comité de Solidaridad con los Pueblos Latinoamericanos y la Mesa Provincial de Trabajo por los Derechos Humanos habían advertido sobre la negativa del COE de autorizar el protocolo para las elecciones generales de Bolivia.