Llaryora no paga intereses de la deuda en dólares y negocia en período de gracia

La ciudad es la única de la Argentina que emitió un título en moneda extranjera. Fue durante la gestión de Mestre. Las conversaciones con los acreedores están “encaminadas” según dicen las fuentes oficiales. En el país hay cinco provincias en default.

Por Gabriela Origlia 

La administración de Martín Llaryora en la ciudad de Córdoba optó por acogerse a los 30 días de gracia para negociar con los acreedores y hoy no depositará los $5,9 millones de intereses que vencían por el título de US$150 millones emitido por su antecesor, Ramón Mestre. La ciudad –que es la única del país que emitió un bono en dólares- no entra en default porque está previsto en el acuerdo esta extensión de plazo para intentar un acuerdo.

Según fuentes municipales, las conversaciones con los tenedores de los bonos están adelantadas pero se requiere más tiempo para cerrar. La ciudad de suma así al lote de provincias –incluida Córdoba- que están en tratativas para reperfilar sus acreencias externas. A inicios de este mes la gestión de Juan Schiaretti presentó su propuesta de reestructuración por US$1.685 millones.

El esquema no incluye quita de capital y apunta a aplanar el flujo de amortizaciones y una reducción en las tasas de interés. Considera “los impactos internos y externos derivados de la pandemia, adopta los criterios de sostenibilidad impulsados por la Nación y recoge las características particulares de la Provincia”.

En lo que respecta al pago de capital, propuso contar con “un período de gracia para los próximos dos años donde no se contemplan amortizaciones”, en función de que se proyecta que la economía estará en una instancia de recuperación desde el “pico recesivo que se está presentando en 2020”.

En la Argentina hay cinco provincias que ya entraron en default, la última fue Chaco. Las otras son Buenos Aires, Mendoza, Entre Ríos y Río Negro. Hasta ahora ningún acreedor inició el proceso de ejecución porque hay en marcha negociaciones para el reperfilamiento.

El gobernador Jorge Capitanich busca reestructurar una deuda de US$250 millones emitida bajo ley de Nueva York, por la que paga una tasa de interés del 9,375% anual (con cancelaciones semestrales) y la amortización en 3 cuotas anuales consecutivas, iniciando en agosto de 2022. Según datos de la consultora Politikon Chaco, la provincia lleva abonados siete servicios de renta; fue el octavo –que venció el 18 de agosto- el que no pagó y se acogió al período de gracia que culminó sin acuerdo. Le restan nueve servicios de renta y la totalidad de la amortización.

Buenos Aires negocia por US$7.148 millones y el gobernador Axel Kicillof extendió hasta el 9 de octubre próximo, y por séptima vez, el plazo de aceptación de su oferta. El 11 de este mes venció la sexta prórroga del plazo de negociación que se inició el 23 de abril, cuando propuso cambiar 23 bonos -casi el 70% de la deuda bruta provincial- por títulos con un período de gracia de tres años, recorte del 55% en intereses y del 7% en capital, además de la extensión de la vida promedio de los bonos a 13 años.

En el caso de Entre Ríos, son U$S 500 millones por los que paga una tasa de interés del 8,75% anual (con pagos semestrales) y la amortización en tres cuotas anuales consecutivas, iniciando en febrero 2023. Lleva abonados seis servicios de renta y le quedan diez.

Río Negro busca reestructurar U$S 300 millones del bono emitido bajo legislación extranjera; paga una tasa de interés fija del 7,75% anual y amortiza en tres cuotas anuales iniciando en 2024. Pagó cuatro servicios de renta y le restan doce y la totalidad de la amortización. El último pago fue en diciembre de 2019 por U$S 11,6 millones.

Para el vencimiento correspondiente a junio 2020, anunció que haría uso del período de gracia para iniciar negociaciones. Este período ya venció y la provincia presentó una oferta donde propone que los próximos vencimientos de los cupones de interés sean en octubre de 2021 a una tasa del 0,750%, abril del 2022 a una tasa del 3,750%, 7 de octubre del 2022 al 5,500% y del 7 de abril al vencimiento en 2027 al 6,875%.

A La Rioja se le venció en marzo el período de gracia por US$200 millones y, desde entonces, sigue las negociaciones pero no acordó. La única, hasta ahora, que cerró el reperfilamiento fue Mendoza, a la que le tomó varios meses de tira y afloje con los acreedores. Abarca US$ 530 millones y un interés de 8,375%- para postergar su vencimiento de 2024 hasta 2029. La operatoria incluye una reducción en el pago de cupón los primeros años -con una quita del 40% en total y un nuevo cupón promedio de 5%- y una mayor distribución de la devolución del capital, que recién comenzará a pagarse en 2023.

En total hay US$11.700 millones en negociación por parte de las provincias. Igual que Córdoba, están en conversaciones Neuquén (US$700 millones); Chubut (US$ 700 millones); Salta (US$ 388 millones); Tierra del Fuego (US$ 200 millones) y Jujuy (US$ 210 millones).