UNIÓN CÍVICA RADICAL – Chirrido entre intendentes por prórroga de internas

El presidente del Ente (mestrista) y otras autoridades enviaron una carta a Mestre pidiendo la postergación de las elecciones. Otros intendentes (no mestristas, por lo menos), afirmaron que fue una decisión inconsulta.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

mestreLas principales autoridades del Ente de Intendentes de la Unión Cívica Radical pidieron a los presidentes del Comité Central y del Congreso Provincial, Ramón Mestre y Rodrigo de Loredo, respectivamente, la prórroga de las elecciones internas previstas para el domingo 6 de diciembre. Pero otro grupo protestó. Nada es simple en el radicalismo.

Las internas para renovar las autoridades partidarias, que inicialmente iban a realizarse en agosto y fueron trasladadas a diciembre por la cuarentena, sufrirían una nueva suspensión en las próximas horas, justo cuando en buena parte de la provincia de Córdoba se implementan mayores restricciones a la circulación de las personas por el aumento de los contagios de covid-19.

Las autoridades del Ente de Intendentes -que preside el mestrista Ariel Grich (Monte de los Gauchos)- escribieron sendas cartas a Mestre y a De Loredo en las que informaron que la “opinión mayoritaria” de los jefes municipales de la UCR es que debe hacerse un esfuerzo por llegar a un consenso para el armado del elenco de autoridades partidarias, y que si eso no se logra, que entonces lo mejor será dictar una prórroga.

La carta de Grich (suscripta también por el vice Oscar Saliba, el secretario Marías Gvozdenovich y el tesorero Fernando Luna) afirma que tras una videoconferencia con intendentes y jefes comunales se resolvió escribir a Mestre y a De Loredo recordándoles que “la provincia de Córdoba se encuentra en uno de los momentos más críticos de circulación de Covid-19, con casos positivos en crecimiento y con expectativas de alcanzar picos de contagio en el próximo mes de octubre”.

“Las consecuencias socioeconómicas de la pandemia y de la aplicación de ciertas restricciones a actividades económicas –señalaron-, ha impactado de manera profunda en el ánimo de los vecinos, la dinámica de nuestras localidades y en la atención, recursos y respuestas, que este contexto demanda de las gestiones locales”.

Por eso, Grich y los demás consideraron que “pensar en iniciar un proceso de elección interna partidaria denotaría una disociación de la realidad, con consecuencias absolutamente negativas para la Unión Cívica Radical, y que van incluso en contra de la búsqueda de empatía con los ciudadanos de la provincia, cuyas prioridades en este momento son absolutamente básicas y esenciales para la vida, como la salud y el sustento económico”.

Llegando al punto central de la cuestión, los intendentes enfatizaron: “solicitamos agotar las vías de diálogo y entendimiento entre todos aquellos correligionarios que tienen vocación legítima de presidir la UCR de Córdoba, para llegar a un consenso que permita la unidad”.

“Y si este acuerdo –remarcaron- no se logra hasta el mes de diciembre, proponemos prorrogar los mandatos y posponer todo el proceso de internas partidarias para el año 2021, entendiendo que es esencial llevar adelante esta acción para la vida democrática del partido y el fortalecimiento de los liderazgos necesarios que permitan avanzar en la estrategia que exigirán las elecciones de medio término del próximo año”.

Los indignados

Al enterarse de la carta, otro grupo de intendentes, no alineados al mestrismo, redactó la suya, dirigida a Grich, en la que hace severos reproches y expresa su “profunda preocupación y rechazo” al documento emitido por el Ente.

Entre otros, firmaron los líberos Luis Picat (Jesús María) y Marcos Ferrer (Río Tercero), el deloredista Gustavo Bottasso (Hernando) y el negrista Marcos Carasso (General Cabrera), junto a otros de similares adscripciones hasta totalizar la quincena.

“Entendemos que el planteo respecto de la vida interna de nuestro partido nada tiene que ver con los objetivos que representa nuestro foro”, acusaron.

“La opinión vertida sobre el proceso interno no fue consultada a la totalidad de los miembros, y fue emitida intempestivamente, incluso a los medios de comunicación, sin siquiera la delicadeza de compartirla primero en el ámbito interno”, continuaron.

Estos intendentes reconocieron la crisis sanitaria que afecta a la provincia, pero insistieron en interpretar “esta posición política del foro como una posición que refleja intereses de la interna partidaria, algo que, en reiteradas oportunidades nos comprometimos a que no formaran parte del desarrollo de las actividades del foro de intendentes”.

“El respeto a los colegas es la base que sustenta no solo este foro, sino que es un pilar básico y fundamental de la Unión Cívica Radical. Si perdemos ese mínimo de respeto, el foro será una cáscara vacía y un mal ejemplo de institucionalidad, otro pilar de la UCR”, concluyeron.

Posibilidades

El calendario radical indica que las elecciones internas deberían hacerse el domingo 6 de diciembre, y que la asunción de las nuevas autoridades, el 20 de ese mes. La prórroga llevaría las elecciones hasta febrero o, más posiblemente, marzo del 2021.

Lo que podría discutirse más es si corresponde extender el mandato de las actuales autoridades o si resulta más prolijo designar una comisión normalizadora. Entre los no mestristas, los antimestristas y los ex mestristas podrían surgir voces por formar una comisión, mientras que los mestristas recuerdan que a otros presidentes, en el pasado inmediato del partido, se les extendió el mandato varias veces, y que Mario Negri tiene el récord porque su período original de dos años se prolongó por tres y medio.

Además, debe resolverse si la suspensión de la interna implica al mismo tiempo detener los plazos previos, como exige Briner, quien argumenta que las restricciones le impiden formar su núcleo porque para ello necesita recorrer las ciudades y comunas de la provincia; incluso, el bellvillense ya avisó que si no atienden su reclamo irá a la Justicia.